A la conquista de los mercados del norte

Cítricos argentinos

Betina Ernst25/03/2002

A nivel mundial Argentina es conocida tradicionalmente por sus ricas manzanas y peras. Pero en los últimos años ha ampliado su oferta de frutas introduciéndose en el comercio de cítricos, uvas, frutas de carozos y "berries".
Artículo publicado en la Revista Horticultura - 160, abril 2002.

A nivel mundial, Argentina es conocida tradicionalmente por sus ricas manzanas y peras. Pero en los últimos años ha ampliado su oferta de frutas introduciéndose en el comercio de cítricos, uvas, frutas de carozos y “berries”. Pocos compradores europeos saben que los limones que consumen en verano, y muchos de los otros cítricos, provienen de Argentina. No por eso son menos importantes. El caso más sobresaliente es el del limón, que, en pocos años, se ha expandido exponencialmente. La actual producción argentina de limón ha desplazado a todos sus competidores, y se ha ubicado en el primer  puesto a nivel mundial.

Producción de cítricos
Durante la última década, la producción de cítricos ha tenido una gran expansión: de 1.500 millones de toneladas en 1991 pasó a más de 2.500 millones de t en la actualidad (ver gráfico 1). Este crecimiento se  ha debido, principalmente, al incremento del cultivo del limón. En los últimos diez años su producción ha crecido a ritmo constante (más de 100 %) por el éxito que ha tenido este cultivo en la provincia de Tucumán. En esta región las condiciones del clima y el suelo son óptimas para el cultivo del limón, por lo que se logran producciones elevadas y de excelente calidad. A las buenas condiciones de cultivo se añade la favorable situación comercial a nivel mundial, tanto para el producto en fresco como para los productos industriales. En la temporada que acaba de finalizar, la producción argentina ha batido un nuevo récord: se han superado las 1.200.000 t. Con esta magnitud cosechada, Argentina se mantiene como primer productor mundial de limones, lugar que ocupa desde 1997.
Durante los últimos años también se ha expandido el cultivo de los otros cítricos, aunque de forma mucho menos espectacular. Ha aumentado la superficie cultivada de las mandarinas (75 %), algo la de las naranjas (25 %), mientras que se ha mantenido la del pomelo.

Regiones citrícolas argentinas
La República  Argentina presenta dos grandes áreas de producción de cítricos:
- El noroeste argentino (NOA), comprendido por las provincias de Tucumán, Salta y Jujuy.
- El nordeste argentino (NEA), también conocido como la región mesopotámica o el Litoral argentino, que abarca las provincias de Entre Ríos, Corrientes,  Misiones y el norte de la provincia de Buenos Aires.   
En el NOA las condiciones son ideales para el cultivo del limón (Tucumán) y el de las naranjas Valencia y los pomelos rosados (Salta y Jujuy). La ventaja de esta zona es que al estar muy al norte, la fruta madura de forma temprana e ingresa en los mercados antes que sus competidores -son los primeros pomelos y naranjas Valencia australes que llegan a Europa-. Otro punto a favor es la buena sanidad de la región, la cual está declarada libre de cancrosis. Gracias a estas ventajas, el NOA se ha consolidado como la principal región exportadora de cítricos de Argentina.

En el Litoral o NEA se cultivan, principalmente, naranjas, tanto Navel como Valencia, mandarinas y, en menor grado, limón y pomelo. En la región se obtienen excelentes cítricos, especialmente naranjas Valencia y mandarinas, como las Ellendale, las Okitsu/Satsuma y las Murcott.  En los últimos años, inconvenientes climáticos, sumados a los problemas sanitarios y los bajos precios para las frutas que produce el NEA, han hecho que esta región perdiese importancia como exportadora de cítricos.

Destino de la producción
La importancia de los diferentes destinos varía fuertemente en función de si se trata de limón o de otros cítricos (ver cuadro 1). En el caso del limón casi todo se industrializa. En Argentina, a diferencia de otros países, la principal fruta industrializada es el limón. La industrialización de otros cítricos, como, por ejemplo, la naranja, tiene una importancia secundaria. Esto se debe a que Argentina no puede competir con su vecino, Brasil. Otro porcentaje del limón se exporta en fresco, mientras que el peso del mercado interno es mínimo. Inversa es la situación en los otros cítricos, en los cuales la mayor parte se consume internamente y adquiere otros destinos (exportación, industria) de menor importancia.

CUADRO 1 :  DESTINO DE LA PRODUCCIÓN CITRICOLA ARGENTINA – 1999 (en %)

Fuente: Top Info Marketing S. A. elaborado con base en los datos de Federcitrus

Exportación
Tradicionalmente, la mayor parte de las frutas argentinas se exporta a la Unión Europea, siendo el puerto de Roterdam la principal puerta de entrada. Pero ha habido algunos cambios y se han diversificado los destinos. Aunque Europa occidental aún lidera los destinos, su participación ha bajado. En la última campaña de cítricos el 66 % se ha destinado a la Unión Europea. Otro cambio que se ha notado es la importancia de los puertos. Roterdam ha perdido su liderazgo. Actualmente, los barcos también se dirigen a los puertos belgas, ingleses, españoles e italianos.

Con respecto a los otros destinos, han adquirido importancia Europa del Este y Norteamérica. En el primer caso, Rusia y Polonia están comprando muchas frutas argentinas. En Norteamérica, gracias a la apertura del mercado de los Estados Unidos, se ha abierto una interesante alternativa para los cítricos del NOA argentino. La noticia de la suspensión del ingreso de los cítricos argentinos a los EE. UU., difundida al finalizar la campaña, ha ensombrecido el panorama y ha reprimido la euforia.

En Asia, tanto los países árabes como los de la región del Pacífico no tienen gran incidencia en el comercio de frutas argentinas. A pesar de que hay grandes expectativas en esos países, estas no se pueden cumplir, por ahora, y los volúmenes exportados hacia estos países se mantienen más bien limitados.

CUADRO 2: VOLUMEN DE CITRICOS EXPORTADOS POR ARGENTINA EN EL 2001 (T)

Fuente: Top Info Marketing S. A. elaborado con los datos brindados por el SENASA

Temporada citrícola del hemisferio sur 2001
La temporada de exportación del hemisferio sur de 2001 se mostró favorable, gracias a que las condiciones en los mercados externos fueron buenas. Durante la mayor parte de la temporada, los precios fueron bastante aceptables. En algunos casos, como el de los pomelos y las naranjas tempranas, hasta se puede hablar de precios históricamente elevados. La buena situación en los países del norte se debió a la conjunción de varios factores favorables, como fue la baja producción citrícola 2000-01 del Mediterráneo, la menor presión de otras frutas, el clima favorable para el consumo de cítricos y, en algunos casos, la menor producción y exportación sudafricana. La favorable situación de los primeros meses de la contraestación incentivó a la exportación de los países australes. Tanto Argentina, como Uruguay y, en parte, Sudáfrica (limones, mandarinas) incrementaron sus envíos hasta tal punto que, a partir de mediados de año, en muchos casos, hubo sobreofertas y saturación del mercado. Durante el último tercio, para la mayoría de los cítricos (excepto para el pomelo), la situación ya no fue buena. Los precios cayeron paulatinamente hasta llegar a un piso bastante bajo.
A la buena situación en Europa se sumó la posibilidad de exportar a los EE. UU. A causa de todo esto se registró un récord en el volumen exportado, que superaba el de todos los años anteriores (ver gráfico 2). En 2001, Argentina exportó un 44 % más que en 2000 y un 22 % más que en 1999.

En contraposición a las favorables condiciones en los mercados externos estuvo la complicada situación en el mercado interno. La recesión, la delicada situación financiera de las empresas, las adversas condiciones para el financiamiento y un gobierno que da idas y vueltas sin encontrar soluciones a los problemas afectaron seriamente a todo el sector. Ante las dificultades de vender en el mercado interno, muchas empresas se volcaron a la exportación.

Unión Europea
Limón:
Gran parte de la temporada del limón argentino en Europa se desarrolló de forma favorable. Esto se debió principalmente a dos razones: por un lado, hubo menos limón español y, por otro, las llegadas del limón argentino fueron de forma pausada, evitando saturar momentáneamente el mercado.  Los precios de los primeros meses fueron bastante buenos. Solamente las últimas semanas de la campaña se complicaron, y la situación se tornó desfavorable. Esto se debió al gran volumen enviado por Argentina y al adelanto de la campaña turca y española.

Mandarina:
La situación para las mandarinas precoces fue bastante favorable, gracias a que hubo pocas naranjas, a que la presión de otras frutas fue baja y a que la primavera se mostró bastante fresca. A partir de mayo empezó a incrementarse fuertemente la oferta austral. Tanto Sudáfrica, Argentina como Uruguay enviaron más mandarinas que en años anteriores, dándose el mayor incremento en las clementinas y las clemenvillas. La situación se tornó muy competitiva, y los precios ya no fueron tan buenos. Esta situación se trasladó hasta el final de la campaña, debido a que Sudáfrica, que en temporadas anteriores realizaba sus exportaciones hasta mediados de año, en la actual campaña, continuó embarcando volúmenes importantes hasta fines de agosto. Por lo tanto, las Ellendale sudamericanas se tuvieron que enfrentar a una fuerte competencia por parte de las mandarinas tardías sudafricanas, y los precios logrados no fueron tan buenos.

Naranja:
Fue una temporada muy especial, ya que se vivieron dos situaciones extremas. Al principio, una situación sumamente favorable, con precios muy elevados. Al final, una situación muy decepcionante, con un mercado arruinado y precios muy bajos. La buena situación se debió a la falta de naranjas causada por la finalización anticipada de la temporada del Mediterráneo y el atraso de la austral. Los precios fueron históricamente altos. A medida que se desarrolló la campaña y aumentó la oferta, los precios empezaron a decaer. Los buenos precios iniciales incentivaron las exportaciones australes, ingresando volúmenes muy importantes a Europa. Los precios bajaron hasta llegar, hacia el final de la campaña, a niveles muy bajos.

Pomelo:
Para los exportadores australes la campaña resultó muy satisfactoria. Se inició en condiciones bastante buenas, gracias a la finalización anticipada de la temporada del norte. Durante las primeras semanas se enviaron importantes volúmenes a Europa, los cuales encontraron una salida adecuada. A partir de junio, los envíos empezaron a bajar, a causa de la finalización anticipada de Sudáfrica, estando muy por debajo de los de otros años. La menor disponibilidad de pomelos se hizo sentir, y los precios empezaron a trepar cada vez más hasta llegar a valores nunca vistos.

Rusia
Este destino está adquiriendo cada vez mayor importancia para los exportadores argentinos. Durante los últimos años, se han incrementado los envíos de limones, naranjas y manzanas. Asimismo, se ha exportado algo de mandarina, peras y muy pocos pomelos y uvas. 
En la campaña de cítricos 2001 las perspectivas iniciales fueron buenas. Durante los primeros meses se pagaron precios elevados, superiores a los de Europa occidental. Esto conllevó que aumentasen los volúmenes destinados a los puertos rusos y polacos. Pronto, el mercado empezó a saturarse y los precios empezaron a caer. El final de la temporada ya no fue tan bueno. La fuerte presión de los cítricos determinó el deterioro de los precios.

EE. UU.
La temporada 2001 fue la primera campaña exportadora completa. Se duplicaron los volúmenes enviados (aproximadamente 20.000 t) y los precios obtenidos fueron aceptables. La mayor parte de los envíos correspondieron a limón, algo de pomelo y unas cajas de naranjas. Las empresas se mostraron satisfechas con el resultado obtenido. La noticia, difundida al finalizar la campaña, de la suspensión del ingreso de los cítricos argentinos a los EE. UU. ensombreció el panorama y reprimió el entusiasmo por el mercado norteamericano. Desgraciadamente, el campo de acción del gobierno argentino para acelerar las cosas es limitado. Habrá que esperar hasta que los organismos norteamericanos resuelvan el conflicto. Por lo tanto, el futuro es incierto. Por ahora, nadie sabe si en 2002 Argentina podrá ingresar con sus cítricos a los EE.UU.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Brassica2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017SECH -Sociedad Española de Ciencias Hortícolas

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS