En ningún país de la EU se usa el prefijo "bio" para productos no ecológicos

La Comisión europea rechaza normativa española sobre nomenclatura

MERINO PACHECO, MIGUEL23/08/2001

23 de agosto de 2001

El 17 de octubre de 2000, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de España (COAG) remite a la Comisión europea una denuncia sobre presunta infracción al derecho comunitario en la nomenclatura de productos ecológicos, dado que el Real Decreto del 11 de mayo de ese año permite la utilización de "bio" para denominar todo tipo de productos. La Comisión da ahora la razón a la institución denunciante.

La Comisión Europea ha dado la razón a la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, COAG, al rechazar el Real Decreto del 11 de mayo que permite la utilización de término bio en todo tipo de productos sean  o no originarios de cultivo ecológico/biológico. La presión ejercida por COAG al final ha dado sus frutos; el 17 de octubre de 2000, COAG remitió un a carta a la Comisión Europea que quedó registrada como denuncia de una infracción del Derecho comunitario. A continuación desde la organización agraria se interpuso en julio de este año un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo, por considerar que la normativa española que regulaba el uso del término bio era incompatible con el ordenamiento jurídico comunitario. Tras todo el proceso la UE ha investigado el caso, y ha rechazado el Real Decreto español.

Hasta este momento, a pesar de que las denominaciones ’biológico”, ’ecológico” y ’orgánico” están protegidas por el reglamento CEE 2092/91 (lo que implica que se prohibe el uso de estos términos a los agricultores y productores que no cumplan estrictamente la normativa y que no estén inscritos en los registros oficiales de la agricultura biológica/ecológica), numerosas marcas  de la gran industria alimentaria han venido colocando en el mercado, desde hace años, productos bajo la mención ’bio” que nada tienen que ver con la calidad que implica la denominación oficial. Estas marcas, no sólo han estado infringiendo la ley, sino que además han estado presionando al Gobierno para que legalizara en su momento lo que ha sido  rechazado por las instituciones europeas.

Mientras tanto, la agricultura ecológica continúa creciendo y evolucionado en España. Tal y como demuestran las cifras, la superficie dedicada a la agricultura ecológica en nuestro país se ha visto incrementada en un 98% en la última década. Se ha pasado de 4.200 hectáreas en los comienzos de los noventa, a 380.000 en el año 2000.