Frutas y hortalizas también afectadas

Brasil suspende importaciones agrarias argentinas por aftosa

MORALES, JORGE08/05/2001

8 de mayo de 2001

El gobierno brasileño prohibió la importación de productos agrícolas argentinos originarios de áreas donde existen focos de aftosa, informó ayer la agencia económica 'Gazeta Mercantil'. La medida dictada por el Ministerio brasileño de Agricultura afecta principalmente las compras de trigo y también soja, arroz, maíz, verduras y de frutas procedentes de Argentina.
Los exportadores argentinos rechazaron esta medida al ponerse en riesgo exportaciones por U$S 1.200 millones anuales, y no contemplar las autoridades de ese país las zonas libres del mal que tiene Argentina al sur del Río Colorado.
Según se destacó en un comunicado oficial del Ministerio de Agricultura brasileño, se prohibe el ingreso de granos, frutas y verduras desde la Argentina, que se hayan producido en un radio de 25 kilómetros alrededor de cada foco de aftosa. En tanto, para el resto de las zonas, se exigirá un certificado oficial que garantice la inocuidad de la producción.
Ante esto, el gobierno argentino acusó a Brasil de aplicar una 'medida paraarancelaria', ya que no está probado científicamente que el virus de la aftosa pueda propagarse por medio de los embarques de vegetales.
Esta prohibición anunciada ayer fue calificada como apresurada y desinformada por parte de los representantes argentinos de la exportación de granos.
El SENASA, calificó como ``un disparate'' la decisión de Brasil de prohibir la entrada de frutas y granos argentinos por temor al contagio de aftosa, y pidió al gobierno que ``actúe enérgicamente para revertir esta situación''.
En este sentido, la intervención en el SENASA, precisó que ``todos estos intercambios de productos están disciplinados por normas multilaterales que están en el marco del acuerdo sanitario y fitosanitario de la OMC''.
A la vez que aclaró que en la Oficina Internacional de Epizootias se destacan ``qué productos son portadores de riesgo (de aftosa) y en qué niveles''. Asimismo, se lamentó porque ``es como si todo esto no existiera y se tomaran estas medidas que claramente infringen las disposiciones internacionales y ameritan acciones enérgicas por parte del gobierno ''.Por lo tanto, ``no son los organismos sanitarios los que tienen que reaccionar, sino el gobierno por medio de su diplomacia con mucha energía'', sostuvo el titular del SENASA.