Rosas

Bonitas y productivas sí, pero no es suficiente

NAMESNY VALLESPIR, ALICIA03/07/2000

3 de julio de 2000

'Los hibridadores (de rosas) proporcionan cada vez información más específica' y, entre ella, una proporción cada vez mayor se refiere al comportamiento poscosecha. Tales las conclusiones de las visitas de Nancy Laws (nlaws@att-global.net), una consultora en marketing de ornamentales, a obtentores como Meilland, Delabard o Nirp durante sus jornadas de puertas abiertas y que comenta en el número de febrero 2000 de Floraculture.

Los clientes son más sofisticados que antes. Ya no buscan sólo variedades bonitas que produzcan 170 tallos/m2. Quieren variedades que no se decoloren a medida que la flor va abriendo, que tengan buen aspecto en el estadio de pimpollo, que la espiral abra lentamente, que mantengan su forma durante 12 días y abran totalmente. Además, que tengan buena capacidad de transporte, sin bordes ondulados, cabezas largas, un follaje oscuro brillante, que sea resistente al mildiú y, por supuesto, un nombre comercial atractivo.

Los hibridadores no sólo deben hacer estudiois de comportamiento en florero, sino de transporte. Según el protocolo de Nirp, por ejemplo, las flores se cortan, colocan en agua en florero que se refrigera durante 12 horas, se sacan y confeccionan manojos de 20 tallos, se atan y colocan en seco en cajas durante 12 horas. Después se desempacan y observan. Consideran que estas condiciones tan severas obligan a descartar a muchas candidatas.

Pero, si la manipulación anterior se consideran extrema, la realidad muchas veces la supera y justifica que se utilicen criterios muy estrictos a la hora de evaluar las características poscosecha de una nueva variedad. En Ecuador, por ejemplo, lleva un promedio de 5 días que una rosa llegue al mayorista europeo. Laws relata el tipo de ensayo que hace un productor de ese país. Coloca las cajas conteniendo rosas en la parte de arriba de su coche y las deja sin abrir durante 5 días, mientras las pasea en todas las gestiones que tiene que hacer durante ese tiempo en los alrededors de Cotopaxi. Después de los 5 días abre las cajas, coloca las rosas en agua y las observa. Si los tallos abren bien y duran dos semanas, admite que esa variedad será satisfactoria para su cliente en Europa. Y, considera que estas condiciones no son 'extremas' sino 'normales'.