Dentro del marco de las Normas Tecnológicas de Jardinería y Paisajismo

El Colegio de Ingenieros publica las Normas sobre la Poda

12/03/1999

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Cataluña acaba de publicar la Norma Tecnológica NTJ 14C Parte 2: 1998 Mantenimiento del Arbolado: Poda, de la que reseñamos aquí algunas de sus características más importantes.
Esta Norma Tecnológica se publicó en julio de 1998 con la colaboración de 7 organismos y asociaciones implicados y de 16 expertos, contando con el patrocinio de las empresas más importantes del sector.
La NTJ 14C Mantenimiento del arbolado se ha dividido en 4 partes, siendo la 2ª la primera en ser publicada. La parte 1ª tratará sobre la inspección y diagnosis del arbolado; la parte 3ª versará sobre las demás prácticas culturales (operaciones en el suelo, riego, tratamientos fitosanitarios, tratamiento de heridas, sustentación artificial, eliminación de árboles muertos o peligrosos, etc.); y la parte 4ª contendrá los anexos con las especificaciones para las distintas especies de árboles.
Ámbito de aplicación y finalidades
Esta Norma Tecnológica es válida para los trabajos de poda del arbolado ornamental, tanto en viales como en espacios verdes, públicos o privados. No es forzosamente válida para los trabajos de poda con finalidades agrícolas o silvícolas.
La NTJ 14C Parte 2 tiene como finalidades: establecer los objetivos generales de la poda de arbolado; dar especificaciones sobre las técnicas de poda apropiadas; definir los distintos tipos de podas de arbolado; fijar la terminología relativa a la poda de arbolado; dar asistencia a los responsables del mantenimiento del arbolado, y servir de base para programas de poda y planes de gestión del arbolado.
Objetivos de la poda
En este capítulo se definen los objetivos de la poda que son los siguientes: conseguir y mantener un desarrollo adecuado de los ejemplares, manteniendo y mejorando su salud y estructura (motivo general); adecuar el árbol a las necesidades de uso del espacio donde se desarrolla (motivo de situación); evitar el desprendimiento de ramas que podrían causar daños a las personas y bienes (motivo de seguridad); evitar el rozamiento de ramas que podrían causar daños o inconvenientes a edificios e infraestructuras o al árbol mismo (motivos de seguridad y sanitario); evitar que el ramaje bajo afecte al paso de peatones, al tránsito de vehículos o a la señalización vertical viaria (motivo de seguridad); descargar de peso aquellos árboles con riesgo de caída o rotura (motivo de seguridad); formar correctamente los árboles, reformar aquéllos que están mal formados o reequilibrar la copa de un árbol de copa desequilibrada (motivos estético, de seguridad y sanitario); proporcionar una mayor belleza al ejemplar y a su entorno (motivo estético); conseguir, en algunos casos, el máximo desarrollo de las copas de los árboles de sombra (motivo funcional); evitar, en algunos casos, que las plagas o enfermedades se extiendan, suprimiendo ramaje y follaje secos o afectados (motivo sanitario).
No se debe podar si no existe ninguno de estos motivos y sin tener un claro objetivo.
En cualquier caso siempre se deberá intentar respetar al máximo la biología del árbol y adaptar el tipo de poda practicado a su forma y estructura características, teniendo en cuenta el espacio de que dispone, por lo que es importante conocer el desarrollo que podrá tener el árbol antes de hacer la plantación y hacer una elección consiguiente de la especie/cultivar usado y del tipo de poda de formación deseado.
Máquinas, equipos y herramientas
En este capítulo se especifican las herramientas de corte apropiadas y las máquinas y equipos de seguridad para poda del arbolado.
Inspección técnica de poda
La inspección técnica de poda deberá ser llevada a cabo por personal técnico especializado, al realizar el programa de poda, o para corregirlo, y antes de llevarla a cabo, de acuerdo con el plan de gestión del arbolado.
Técnicas de poda
Los trabajos de poda deberán ser realizados por podadores cualificados que deben conocer las necesidades y la biología de las distintas especies así como las normas de seguridad que deben aplicar en los trabajos. Es esencial usar en cada caso la técnica de poda adecuada, ya que una operación incorrecta puede causar daños que permanecerán en el árbol durante el resto de su vida, comprometiendo su estructura y salud y convirtiéndolo en un árbol peligroso.
En los diferentes apartados de este capítulo se dan las especificaciones oportunas para las distintas operaciones de los trabajos de poda: acceso y trepa; corte de poda y eliminación de ramas; localización de los cortes de poda; severidad de poda; heridas de poda, y época de poda.
Tipos de poda
En estos apartados se describen y se dan especificaciones para los distintos métodos de poda, clasificados en: podas de formación de los árboles jóvenes (poda de formación del tronco, poda de formación de la estructura, poda de refaldado, poda de formación de seguridad para redes aéreas de servicios); podas de arbolado adulto (poda de limpieza o de saneamiento, poda de seguridad, poda de aclareo, poda de reducción de copa, poda de restauración, poda de reformación, poda en pulgar), y podas arquitecturizadas (poda geométrica y poda en cabeza de gato).

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Brassica2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosSECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS