Email marketing en Interempresas

Interempresas.net

Horticultura
 
  1. eMagazine Horticultura
  2. Esto es lo que hay (y lo que habrá)   (01/10/2010)

foto

Esto es lo que hay (y lo que habrá)

1 de octubre de 2010

Albert Esteves, editor de Interempresas

Permanece estable dentro de la gravedad, suelen decir los médicos cuando el enfermo sigue en la UCI, sedado, sondado y con ventilación asistida, pero sin indicios claros de inminente deceso. Puede resultar tranquilizador o inquietante dependiendo de las circunstancias y de las expectativas. Si la víctima ha llegado al hospital apenas sin aliento y todos temían lo peor puede resultar un alivio. Pero si el enfermo lleva así meses y meses sin ningún síntoma de mejoría, ese “estable dentro de la gravedad” acaba por resultar desesperante.

Como ya habrán supuesto, hablo de la economía española. Sin signos de recuperación pero sin alarma de shock sistémico. Lo dicho, estable dentro de la gravedad. Llevamos así dos años. Y lo que nos espera.

Parece que acertaron los que auguraban una evolución del crecimiento en forma de ele. Después del brusco descenso de 2009 las previsiones apuntan a una leve caída del PIB a finales de 2010 y un ligerísimo repunte en 2011. En ambos casos menos de medio punto. Y el paro seguirá sin bajar del 20%. Así pasaremos una larga temporada. Nada indica que la situación tienda a mejorar de forma rápida (a pesar del optimista cuadro macroeconómico que nos quiere vender el gobierno) ni tampoco parecen creíbles los pronósticos catastróficos de algunos economistas visionarios.

En suma, lo que tenemos hoy es, poco más o menos, lo que tendremos en los próximos meses y años. Así pues, a aquellos empresarios que han fiado su plan de negocio a la previsión de recuperar sus ventas a lo largo de 2011 al mero albur de la recuperación económica habrá que mostrarles el aviso que encontró Dante a las puertas del infierno: “abandonad aquí toda esperanza”.

Lo que tenemos hoy es, poco más o menos, lo que tendremos en los próximos meses y años. Los empresarios que han fiado la mejora de sus ventas solo a la recuperación económica en 2011 deben abandonar toda esperanza

Es tiempo de reaccionar. Hechos ya los ajustes pertinentes, las empresas que han logrado capear lo más crudo de la tormenta tienen que empezar a moverse. Hay que repensarlo todo sobre la base de esta nueva realidad caracterizada por la atonía persistente de la demanda. Es un buen momento para ajustar costes y mejorar procesos, hay oportunidades de inversión en bienes de equipo tan atractivas por su precio como por sus facilidades de financiación, es hora de lanzarse a la conquista de nuevos nichos de mercado o de mercados exteriores más dinámicos, de adaptar nuestros productos o servicios a las necesidades cambiantes y a los nuevos hábitos de nuestros clientes y consumidores, de asumir plenamente que estamos inmersos en la revolución digital, en el estallido de las redes sociales, en las compras a través de Internet, en los nuevos modelos de comunicación a través de portales, ediciones electrónicas o e-mailings. Tenemos que reinventarnos. Más aún, tenemos que estar permanentemente reinventándonos.

Y es tiempo, también, de saber aprovechar las oportunidades que nos brinda una economía en pleno proceso de reajuste. Hay empresas que quieren comprar empresas y empresarios que quieren vender las suyas, hay otras que han cerrado y han dejado disponibles segmentos de mercado y profesionales con talento y experiencia que otros pueden aprovechar, hay sectores en los que hay demasiadas empresas o son demasiado pequeñas y este puede ser un gran momento para explorar alianzas o fusiones.

Hemos conseguido estabilizar al enfermo, siempre dentro de la gravedad. Ahora hay que sacarle de la UCI. Que empiece a respirar por sí mismo, que se acostumbre a alimentarse sin sonda, que se atreva a dar sus primeros pasos por el jardín. Solo así lograremos que, con el tiempo, su salud se fortalezca y pueda volver a correr maratones. Si no hacemos nada, si nos quedamos en la sala de espera con la esperanza de que mejore por sí mismo, se nos acabará muriendo, no por un agravamiento de la enfermedad o una fatal recaída, qué va. Será de puro aburrimiento.

Comentarios al artículo/noticia

#4 manuel de baeza 12/10/2010 17:38:53
Los problemas tienen la capacidad de hacernos mas fuertes, para superarlos. No quisiera ver a mi familia, en la situación de una conocida que perdio a su pareja, con dos hijos, sin haber trabajado, sino en su casa, el campo y algún trabajo mal pagado en la juventud. De este comentario, hay materia para pensar sobre el sistema de pensiones que nos podemos encontrar en toda nuestra vida. Pero ese es otro tema. Tenemos que dejarnos de oportunismos baratos, de que la cosa esta fatal, aunque de aquí hay muchos que están sacando tajada, sin aportar soluciones, ocupar el sillon y hacerse millonario en conferencias. Siempre que llueve, escampa.
#3 Neurona 08/10/2010 13:01:46
Desgraciadamente tiene razón, y lo que es grave y creo que mucho es la falta de realismo por parte de demasiada gente que cree que hemos tocado fondo ( es cierto ) y que el próximo año ya veremos y esperan no se que. El próximo año será duro y los siguientes serán duros. Repito: falta tocar con los pies en el suelo. O nos movemos y mucho o se nos comen.
#2 Joseluis 04/10/2010 14:36:46
En algunos sectores se empieza a notar cierta mejoría. Y hay otros que se quejan por vicio. Está mal todo lo relacionado con la construcción (que es mucho) per hay otros sectores que no andan tan mal. Tenemos que empezar por vencer el pesimismo, si todos pensamos que lo peor está por llegar como dice el comentario de Ernesto, así nadie invertirá en nada. Hemos salido de todas las crisis y también saldremos de esta ¿Cuando? Esta es la gran pregunta.
#1 Ernesto 02/10/2010 19:13:13
Yo más bien creo que lo peor está por llegar. El crédito no fluye y todo el mundo está sobreendeudado: particulares, empresas, ayuntamientos, gobierno... La inversión pública seguirá bajando, la construcción no despegará porque sigue habiendo un parque de viviendas por vender brutal, el paro no bajará del 20 o 25% en años y los empresarios (los que queden) invertirán lo mínimo y se buscarán la vida en el exterior. Este es el panorama real en casi todos los sectores salvo raras excepciones.

Nuevo comentario

Identificarse | Registrarse 
Aviso
Los comentarios pasan por un proceso de moderación, por lo que pueden tardar un tiempo en aparecer publicados.

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no los del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

Empresa en portada
Newsletter
Acepto las
condiciones de uso y registro

Empresas destacada
Enlaces destacados
  • Piretrina Seipasa, nada mejora su eficacia
  • Vegetal World Feria de Valencia
  • Eurofruit - Feria profesional de proveedores de la indutria Frutícola - Lleida del 25 al 27 de septiembre de 2014