Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Ante la imposibilidad de reducir el número de hectáreas tras el anuncio de la pandemia

La superficie de patata en Europa crece ligeramente a pesar del COVID-19

Alejandro de Vega08/07/2020

La gran pregunta para los productores europeos es cómo va a responder el mercado en los próximos meses y qué efecto tendrá la crisis del COVID-19 sobre el consumo. Otra cuestión no menos importante es si están preparados ante la supresión del antigerminante CIPC a partir de octubre, lo que provocará un aumento del coste de almacenamiento en una campaña de conservación que se prevé más larga de lo habitual.

La NEPG (North-Western European Potato Growers), que agrupa a los principales países productores de patata en Europa, estima que la superficie de patata de consumo ha aumentado un 0,5% con respecto a 2019 hasta alcanzar las 621.148 hectáreas.

En las circunstancias actuales, esta cifra se considera incluso elevada dado que el consumo se ha resentido a causa de la pandemia en todo el continente europeo. Según informa la NEPG, la llegada del COVID-19 coincidió en el tiempo con la adquisición de la semilla por parte de los agricultores y con los arrendamientos de las parcelas para el cultivo de patata ya suscritos, una situación que impidió dar marcha atrás y reducir la superficie de patata prevista inicialmente.

El mayor aumento de superficie en los países de la NEPG se observa en Francia y Alemania donde, a su vez, se ha producido un trasvase de patata de industria al mercado de consumo en fresco. Solamente Holanda y Reunido Unido perderían algo de superficie. En el caso del primero, las estimaciones sitúan el descenso en el 2,4%, unas 1.800 hectáreas menos, y en lo que respecta al Reino Unido, las previsiones hechas por la NEPG pronostican una bajada de punto y medio (sin incluir a la patata de siembra) que corrobora la organización británica Agriculture and Horticulture Development Board (AHDB) que en su primera estimación calcula 119.000 hectáreas (incluyendo semilla) para la campaña 2020/2021, un descenso del 1% respecto a la última campaña.

No obstante, la NEPG recuerda en su último comunicado oficial que son los rendimientos y no la superficie los que determinan el volumen final de cosecha, por lo que considera que aún es pronto para hacer cualquier tipo de previsión sobre qué nivel de productividad ofrecerá este año el cultivo de patata. En este sentido, el único dato contrastado hasta la fecha es la falta de humedad que han sufrido las parcelas al comienzo del ciclo, lo que puede limitar de inicio el potencial productivo en muchas zonas de Europa en las que no se aplica ni siquiera un riego de apoyo durante todo el año.

foto
El mayor aumento de superficie en los países de la NEPG se observa en Francia y Alemania donde, a su vez, se ha producido un trasvase de patata de industria al mercado de consumo en fresco.

Situación de la campaña de patata a nivel mundial

Para la NEPG, en la campaña actual existen un gran número de dudas y condicionantes que impiden vislumbrar la dirección que tomará el mercado en los próximos meses.

Asimismo considera que la próxima campaña de comercialización de patata no solo va a depender de la evolución del cultivo en los cinco 'grandes' europeos. La superficie de patata habría descendido un 5% en Estados Unidos lo que genera incertidumbre sobre la cosecha en este país y sobre el volumen de exportación de productos elaborados con patata a nivel mundial.

Por otro lado, el inicio de la campaña ha estado marcado por la sequía e incluso alguna helada en países como Alemania, donde los primeros aforos de patata temprana han revelado rendimientos medios por debajo de lo habitual. Por este motivo se espera que los agricultores decidan cosechar parte de estas patatas tempranas con destino a industria antes de lo pactado, lo que ha provocado deshacer acuerdos suscritos con las industrias de transformación y derivar esta patata al mercado de fresco.

La "gran pregunta" para la NEPG es cómo va a responder el mercado en los próximos meses y qué efecto tendrá la crisis del COVID-19 sobre el consumo. Otra cuestión no menos importante para esta organización es si los productores europeos están preparados ante la supresión del antigerminante CIPC a partir de octubre, lo que provocará un aumento del coste de almacenamiento en una campaña de conservación que se prevé más larga de lo habitual.

La primera estimación sobre el volumen de cosecha de este año por parte de la NEPG se espera para los primeros días del próximo mes de septiembre.

SUPERFICIE DE PATATA (ha) EN LOS PAÍSES DE LA NEPG: 2019-2020-DIF. %
ALEMANIA 186.000 189.700 +2%
BÉLGICA 97.103 97.947 +0,9%
FRANCIA 152.720 154.900 +1,4%
HOLANDA 78.900 77.000 -2,4%
REINO UNIDO 103.300 101.601 -1,6%
TOTAL 618.023 621.148 +0,5%

Fuente: NEPG.

ENLACES DESTACADOS

Sant Miquel - Eurofruit (Fira de Lleida): 24 al 27 /09 / 2020

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS