El SmartFruit IPM International Congress contó con 800 participantes en su primera edición

La gestión integrada de plagas gana un evento de calado internacional

David Pozo18/02/2014

Quizás fueran pocos los que al plantearse el proyecto hace ya más de un año confiaran en él, pero una vez celebrada la primera edición del SmartFruit IPM International Congress solo podemos hablar de un éxito de público y de organización. Más de 800 profesionales de todo el mundo asistieron del 2 al 4 de febrero al que pretende convertirse en evento referente de la gestión integrada de plagas en cultivos frutícolas. Comunidad científica y empresas remando en una misma dirección para profundizar en el conocimiento de la GIP en los principales cultivos arbóreos de nuestro país: frutales, cítricos, viña y olivo. La cita volverá a repetirse en 2015 y a partir de entonces se convertirá en bienal.

foto

El pasado 2 de febrero el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat de Catalunya, Josep Maria Pelegrí, fue el encargado de dar el pistoletazo de salida al primer SmartFruit IPM International Congress. “Queremos compartir el conocimiento que tiene Cataluña en sanidad vegetal con otros países, para poderlo transferir”. Para Pelegrí, la voluntad de este congreso es “convertirlo en punto de encuentro de todas las partes de la cadena que están involucradas en la producción de alimentos”. El consejero se mostró convencido de que durante sus días de duración, el congreso es “el escenario perfecto para recoger los testimonios de todo lo que se está cocinando en los campos de investigación, desarrollo y aplicación de técnicas productivas”, y todo ello “desde un enfoque transversal, una puesta en común win-win que beneficie tanto los intereses de los consumidores como de los productores y sus empresas”.

foto
El consejero de Agricultura de la Generalitat de Catalunya, Josep M. Pelegrí, fue el encargado de inaugurar la primera edición del SmartFruit IPM International Congress.
La conferencia inaugural 'La Sanidad Vegetal y el reto alimentario' fue impartida por el catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) Francisco García Olmedo, quien señaló como nuevos retos alimentar a una población mundial creciente y a quienes pasan hambre. Para Olmedo, se trata de producir más y de forma más respetuosa: “Si queremos seguir alimentándonos como hasta ahora, tenemos que producir más por hectárea y con una mayor compatibilidad con el medio ambiente”.
foto

La conferencia inaugural corrió a cargo del catedrático de la UPM Francisco García Olmedo. Foto: Gencat.

La primera jornada estuvo protagonizada por dos mesas redondas que profundizaron sobre el modelo europeo de la GIP, en que se analizaron las diferentes herramientas para avanzar en la gestión integrada y en sanidad vegetal, y otra sobre diferentes experiencias en programas de optimización en el uso de fitosanitarios.

Frutales, cítricos, vid y olivo, los escogidos en este primer congreso

Más de 50 ponencias en un solo día, todas ellas con un nexo en común: conocer las plagas que afectan a nuestros cultivos arbóreos y cómo combatirlas a través de la gestión integrada. El pasado 3 de febrero se contó para ello en el Palacio de Congresos de Barcelona con los mejores especialistas en la materia a nivel mundial. La jornada comenzó con una sesión plenaria moderada por Francesc Xavier Sorribas, y en que el primero en intervenir fue Ferran García Marí, del Instituto Agroforestal Mediterráneo de la UPV, explicando los principios y herramientas necesarias para la toma de decisiones en la GIP, entre las que destacó el establecimiento y determinación exacta de umbrales económicos para las plagas, establecidos en base a los niveles de daño económico.

Emilio Gil, profesor titular del Departamento de Ingeniería Agroalimentaria y Biotecnología de la UPC, fue el encargado de explicar a los asistentes el Proyecto Topps-Prowadis, centrado en la deriva y en la escorrentía como principales fuentes difusas en la contaminación. A continuación, el turno fue para los bioplaguicidas, productos utilizados para el control de plagas y enfermedades, cuyo mecanismo se basa en procesos naturales. El catedrático de Producción Vegetal, Emili Montesinos, considera que “a unos tres productos autorizados por año, la lista de bioplaguicidas es muy corta si la directiva va, como parece, hacia un uso sostenible”. Para Montesinos, tras 15 años se puede concluir que los bioplaguicidas contribuirán a afrontar los nuevos retos de la sanidad vegetal del futuro, eso sí a pesar de su perfil toxicológico poco agresivo, mecanismos múltiples de acción y la ausencia de residuos, se ha de trabajar aún en algunos inconvenientes, como su eficacia moderada, la baja consistencia en resultados entre ensayos, y de una actividad que depende de su viabilidad. 

foto
El catedrático de Química Orgánica de la UPV, Jaime Primo, fue el encargado de repasar las nuevas tendencias en semioquímicos.

También hubo tiempo para hablar de las nuevas tendencias en semioquímicos, en expansión gracias a la consolidación del uso de feromonas en el control de plagas en los últimos años. Jaime Primo, catedrático de Química Orgánica de la UPV, repasó los diferentes tipos de feromonas existentes, las formas de utilizarlas (monitoreo/ trampeo masivo/ confusión sexual), y las perspectivas de futuro. Según Primo actualmente las feromonas solo representan entre un 2 y un 3% del negocio mundial de insecticidas, tratándose entre 800.000 y un millón de hectáreas con ellas. Esta situación ofrece una proyección de crecimiento de un 10% anual, debido principalmente a sus ventajas medioambientales y a las diferencias con unos fitosanitarios convencionales que requieren normas muy estrictas, están cada vez más regulados, ofrecen resistencias, etc.

En las sesiones posteriores se fueron desgranando una a una las formas de combatir plagas y enfermedades que afectan a frutales de pepita y hueso, cítricos, vid y olivo, principales cultivos arbóreos de Cataluña. Por ejemplo, en cítricos, Vicente Navarro, investigador de la UPV, fue el encargado de explicar cómo se está trabajando en el control del Piojo rojo de California por medio de confusión sexual. Tratándose de una plaga que provoca pérdidas entre 10.000 y 50.000 toneladas anuales, desde el CEQA de la UPV se ha diseñado un nuevo emisor de la feromona basada en la tecnología de materiales porosos, consiguiendo un nivel de emisión cercana a 300 µg/día durante más de 150 días. Tras estudiarse durante seis años se ha comprobado que es necesaria una dosis de 35 g/ha, una densidad mínima de 450 emisores/ha y que la aplicación se realice antes que tenga lugar el segundo vuelo de los machos. De esta forma, tal y como evidenció Vicente Navarro, el porcentaje de frutos con presencia de más de 5 escudos se reduce en un 90% respecto a controles sin tratamiento.

 

foto
David Sugar, catedrático del Departamento de Horticultura de la Universidad de Oregón (EE UU), una de las relevantes figuras internacionales en el SmartFruit IPM International Congress.
Uno de los platos fuertes del día fue David Sugar, catedrático del Departamento de Horticultura de la Universidad de Oregón (EE UU), que presentó sus estudios de cómo la gestión integrada puede evitar las enfermedades poscosecha en peras, principalmente mediante la aplicación de fungicidas en el campo justo antes de la recolección o inmediatamente después de la misma.

Posteriormente, Jordi Giné, investigador del Irta, presentó el nuevo programa 'IFM' (Integrated Phisiopathy Management'), en analogía con los programas de gestión integrada. Mediante el mismo se buscan marcadores predictivos que permitirán saber si una fruta acabará o no desarrollando una patología y establecer de esta forma su tratamiento. El programa IFM comenzó hace un año y se espera tener los primeros resultados en los próximos dos años.

El último día, Miquel Molins, director general d'Agricultura de la Generalitat, fue el encargado de cerrar el evento, resaltando que el éxito conseguido “nos anima a que el congreso tenga continuidad y se pueda establecer como un punto de encuentro anual o bienal de referencia internacional”. Para Molins, la GIP “no debe ser un obstáculo, sino una oportunidad para el sector. Ésta solo se puede aprovechar si somos capaces de concentrar el trabajo y el esfuerzo, la transferencia de conocimientos, de contactos y de sinergias, ya que es lo que hace que podamos evidenciar la importancia de una actividad tan estratégica como es la sanidad vegetal a la hora de ofrecer unos productos sanos, de calidad y seguros al consumidor”.

foto
El punto y final al congreso lo puso la entrega de premios a la innovación, aplicación y promoción de la gestión integrada de plagas.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosBrassica2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raíz

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS