Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Agrobiology apuesta por el tratamiento con Residuo Cero en la agricultura

Dioxi: la solución de Agrobiology para el tratamiento de la vid

Redacción Interempresas04/07/2013

Desde la brotación del viñedo y si las condiciones son favorables, debe estar protegida la plantación contra enfermedades como el mildiu, oidio, botrytis o Yesca. Contra el mildiu resulta fundamental un protocolo de prevencion/curación, ya que en los momentos de rápido crecimiento de los brotes se recomienda realizar una aplicación con el Dioxi M con actividad sistémica y contacto. También es conveniente la utilización contra oidios, con el producto Dioxi O, el cual actúa preventivamente y curativamente, protegiendo a la planta frente a esta enfermedad.

Los cuatro productos de Agrobiology –Dioxi-M (para el control de mildiu); Dioxi-B (para el control de botritis); Dioxi-O (para el control de oidio); y Dioxi-SY (para el control de Yesca)– aportan al cultivo sustancias activas protectoras frente al desarrollo de diversas enfermedades de los cultivos de origen fúngico.

En su aplicación sobre la planta, Dioxi, se absorbe en la planta para proteger por contacto y vía sistémica. La actividad de Dioxi como inductor de autodefensas se basa en la producción de especies reactivas de oxígeno (ERO), denominada explosión oxidativa/ reductiva. Este mecanismo de acción forma parte de los primeros eventos de defensa de las plantas durante el ataque de patógenos. Las evidencias experimentales sugieren que la explosión oxidativa reductiva y la señalización redox relacionada pueden jugar un papel fundamental en la integración de una serie diversa de respuestas defensivas de la planta.

foto
El aporte de Dioxi y su actividad por vía sistemia incorporan a la planta una significativa cantidad de estas especies reactivas de oxígeno.

En la célula del hongo patógeno

Dioxi ofrece un control de las enfermedades rápido y duradero, ya que es producto de un bloqueo, al mismo tiempo, tanto la producción de energía como la biosíntesis de los aminoácidos y lípidos esenciales para el desarrollo de enfermedades. A su vez, y por su potente actividad sistémica, tiene la particularidad de un poder muy penetrante de los ingredientes activos implicados en su formulación, favoreciendo a través de un complejo enzimático la penetración del ingrediente activo dentro de la espora eclosionada y también en la latente, cortando el ciclo fúngico.

Dioxi, por su forma de actuación principal de contacto y por su pronta desintegración, se considera una formula válida estratégica anti-resistencia.

foto

Complejo molecular sistémico de nueva generación

Dioxi se caracteriza por una redistribución localizada en torno al punto de aplicación, garantizando así una eficaz protección de las partes vegetales cercanas a la parte tratada, penetra en el tejido foliar y, a través del sistema vascular, se mueve hacia los extremos y ápice de la hoja. La combinación ascendente y descendente, y el desplazamiento traslaminar (capacidad de alcanzar la lámina foliar opuesta a la de la aplicación), permite además una respuesta vegetativa muy importante por parte de la planta.

Al cabo de solo unos minutos de su aplicación, una parte de Dioxi penetra y se mueve en el grosor de la hoja, garantizando una protección más uniforme.

En la planta

La actividad biológica de Dioxi se desarrolla de forma preventiva impidiendo tanto la germinación de esporas como el crecimiento del tubo germinativo: la actividad de los hongos patógenos se bloquea desde las primeras fases de la infección. Esta capacidad de prevenir la infección es fundamental para el cultivo, donde la garantía de elevados estándares de calidad reviste Una importancia primordial.
foto

Método de aplicación y dosis

Dioxi-M, Dioxi-O y Dioxi-B pueden aplicarse en cultivos hortícolas, frutales, viña, parral y cultivos ornamentales, mientras que Dioxy-SY es aplicable exclusivamente en cultivos de viña y parral. Con los cuatro productos se debe iniciar el tratamiento con la aparición de las condiciones ambientales favorables al desarrollo de la enfermedad. Se ha de aplicar foliarmente, asegurando un buen mojado de los órganos susceptibles de desarrollar la enfermedad.

En el caso de Dioxi para el tratamiento de mildiu, oidio y botritis, la dosis de aplicación preventiva debe ser de 1,5 a 3 l/ha en hortícolas y fresa, y de entre 2 y 3 l/ha/aplicación en viña y frutales. Como acción preventiva se debe repetir con una frecuencia de 10-20 días. Si la se ha iniciado, aumentar la frecuencia de las aplicaciones hasta controlar la población de la enfermedad.

En el caso de Dioxi para el tratamiento de Yesca, la dosis de aplicación preventiva debe ser de 1 l/ha por aplicación. Se recomienda un tratamiento de choque de tres aplicaciones, con 15 cm de brote, mes de junio, repetir con una frecuencia de 1 aplicación/año.

Empresas o entidades relacionadas

Agrobiology Crop Nutrition, S.L.U.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Eurofruit, Lleida 2017, del 28 de setembre al 1 d'octubreCon Nakar el tiempo ya no importa, insecticida natural sin plazos de seguridad, residuos cero, Seipasa

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Ana Feliu y Santiago Sáez, de Plymag

"La agricultura ecológica es un movimiento que trata de evitar los productos químicos de síntesis en la producción agrícola, con el fin de evitar la contaminación que afecta a la futura disponibilidad de recursos, su sobreexplotación y la ruptura del equilibrio ecológico"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS