Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Encuentro de empresarios andaluces de artes gráficas

Aseigraf aborda la puesta en valor de la iniciativa empresarial frente a la crisis

Redacción Interempresas23/11/2011

23 de noviembre de 2011

Los empresarios andaluces de las artes gráficas, encabezados por su presidente Antonio Lappí, han celebrado el encuentro de asociados de Aseigraf en su cuarta convocatoria. Los participantes de esta cumbre de la industria gráfica andaluza han llegado a la conclusión de que la puesta en valor de la propia iniciativa empresarial en el sector, desde dentro de cada empresa, se configura como la mejor forma de afrontar con éxito la grave situación económica por la que pasa nuestro país y su entorno europeo.

Bartolomé Alarcón, profesor asociado a la Escuela Superior de Ingeniería Industrial de Andalucía y profesor del Área de Política en el Instituto Internacional San Telmo, fue el encargado, con su intervención, de animar el debate en este encuentro. Además de los temas generales que afectan a la industria, se abordaron algunas cuestiones más específicas de gestión y dirección de las empresas en tiempo de crisis. Alarcón recibió, al concluir su ponencia y de manos del presidente Aseigraf, un galardón en reconocimiento a su apoyo a los empresarios del sector gráfico andaluz.

foto
Bartolomé Alarcón contestando a diferentes preguntas de los asociados a Aseigraf.

En el transcurso de su conferencia, el profesor advirtió a los participantes del encuentro que la crisis será muy prolongada y que nos encontramos en su meridiano. Dijo que no se trata de una crisis estructural, industrial o energética, sino que tiene su origen principal en una profunda crisis financiera. Y las crisis financieras, según el profesor, tienen un ciclo aproximado de ocho años en su desarrollo y conclusión.

Profesionalización inmediata

No se trata, por tanto, según Alarcón, de esperar a que mejore el entorno, sino de actuar de inmediato sobre las propias empresas con independencia de las circunstancias externas. Una actuación que debería basarse, en opinión del ponente, en la profesionalización de la gestión mediante la inversión en formación en todos los niveles, desde el técnico del taller hasta el propietario de la imprenta.

Desde el técnico del taller hasta el propietario de la imprenta deberían, según Alarcón, profesionalizarse a partir de la formación

El uso racional de las nuevas herramientas que ofrece la tecnología, así como ejercitar una estrategia empresarial a largo plazo son factores que debería tener en cuenta la gestión profesional. Debería superarse, así, caer en acciones cortoplacistas, como la guerra de precios que se suscita en la industria gráfica y que acarrea graves consecuencias para la supervivencia de la empresa.

Alarcón argumentó que actuar sobre la empresa y sus retos no sólo sirve para afrontar con éxito la crisis, sino que implica también estar mejor preparados para competir en el sector una vez superada la crisis económica. Y añadió que la innovación es fundamental, tanto en el aspecto técnico —en el que la industria gráfica es puntera— como en la forma de conducir el negocio en este sector industrial.

foto
El profesor Alarcón recogiendo el galardón en reconocimiento a su apoyo a los empresarios del sector gráfico andaluz, de manos de Antonio Lappí, Presidente de Aseigraf.

Ajustes con imaginación

El profesor también apuntó que hay que plantearse medidas de ajustes en los gastos corrientes y también en los recursos humanos, cuestión compleja en la industria gráfica andaluza por su carácter de empresa familiar y que hay que resolver, por tanto, con medidas imaginativas e innovadoras.

Por su parte, el presidente de la Asociación Empresarial de Industrias Gráficas de Andalucía, Antonio Lappí, se congratuló de la buena acogida que está teniendo en la industria gráfica andaluza estos encuentros de los asociados de Aseigraf, en los que también participan los proveedores y las empresas colaboradoras de esta actividad en la comunidad. Ello permite, a juicio de Lappí, la consolidación y la unión del asociacionismo en torno a la organización empresarial y, al mismo tiempo, el contacto directo entre distintas empresas industriales en tamaño y producto, junto con las empresas colaboradoras, que generan un canal de cooperación para la mejora de los negocios y la activad industrial de este sector en la comunidad andaluza.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Empresarial de Industrias Gráficas de Andalucía