Posicionamos su web SEO / SEM

Entrevista a Andrés Ferrer, director de producción de Canon España

02/03/2009

2 de marzo de 2009

foto
Andrés Ferrer, director de producción de Canon España.

¿Cuáles son las amenazas y oportunidades del sector en la actualidad?

La situación económica actual es preocupante, de hecho el caso de la economía española es especialmente delicada, pero independientemente de eso el sector está en un momento de encrucijada. Recientemente hemos presentado un informe, encargado por Canon Corporation al Instituto de Tecnología de Rochester, en que las conclusiones, extensibles a todo el sector, cataloga como amenazas el aumento de costes de producción impresa, que no se ven compensados por los precios a los que se pueden cobrar los trabajos tradicionales, además de la competencia tan feroz que hay hoy en día. Por otro lado, algunas publicaciones están produciendo deslocalizaciones a países emergentes. Al igual que ocurre en otros ámbitos resulta más rentable producir en países donde los costes son más baratos. Por ejemplo, y como caso curioso, gran parte de los libros comercializados en Inglaterra se están produciendo en la India.

Otra de las amenazas claras es la caída de volúmenes impresos, aunque según el propio estudio, a partir de finales de la próxima década, dejará de tener impacto el efecto negativo de las nuevas tecnologías.

En cuanto a oportunidades, casi todas vienen de la aplicación de la impresión digital. La posibilidad de hacer trabajos con plazos de entrega prácticamente inmediatos bajo demanda, dar valor añadido a los trabajos tradicionales convirtiéndose en un proveedor de servicios completo, ofreciendo al cliente lo que demande. Las posibilidades de la tecnología digital son a día de hoy ilimitadas, y el límite puede estar perfectamente en la imaginación.

“Curiosamente en japonés, crisis se escribe con los ideogramas de peligro y oportunidad, y precisamente esa es la mentalidad que hay que tener”

¿Qué medidas pueden tomar las empresas gráficas para superar la crisis?

Me parece muy bien seguir la filosofía oriental. Curiosamente en japonés, crisis se escribe con los ideogramas de peligro y oportunidad, y precisamente esa es la mentalidad que hay que tener. Por un lado es evidente que la crisis está provocando toda una serie de peligros y amenazas, pero en la medida de lo posible nos deberíamos abstraer de esa negatividad del entorno circundante, y tratar al mismo tiempo de despertar la creatividad. Seguramente es más fácil decirlo que hacerlo, pero de todas formas suelen ser los más inteligentes y creativos los que en éstas situaciones salen y se aprovechan. La idea de una empresa grande como la que yo represento es ayudar al mercado. No queremos ser percibidos como un simple proveedor de equipamiento y de algunas soluciones software complementarias. La intención es vender un modelo de negocio. El mercado en que nos movemos no tiene sentido si no se ayuda al cliente a hacer negocio, porque entonces probablemente no haya negocio ni para el cliente ni para nosotros.

¿De qué manera cree que afecta Internet en la impresión de libros, revistas y diarios?

Evidentemente Internet, y a su vez el resto de nuevas tecnologías, están teniendo un doble efecto: negativo, pero también positivo. Negativo porque algún tipo de publicación se está imprimiendo en menor cantidad, reduciéndose las tiradas, pero por otro lado, trae una serie de posibilidades a los procesos de producción. Hoy en día todo el mundo habla de soluciones web-to-print para hacer una reingeniería de los procesos de producción, es decir, poder recibir trabajos de los clientes de una manera rápida y fiable a través de la red. Pero no solamente eso. Un cliente ahora mismo puede saber cuando hace un pedido en qué momento de la producción está, hasta llegar a hacer incluso la facturación y el pago de forma electrónica.

Otro tipo de soluciones que están permitiendo las nuevas tecnologías son los flujos de trabajo híbridos. Hoy día el proceso de preimpresión puede ser común, hasta el momento que se decide si optar por la impresión tradicional o digital.

El propio estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Rochester revela que de cara al 2020 se harán ejemplares únicos, es decir, que pueda haber una sola copia de un trabajo. Según el profesor Romano, director del estudio, el sector se encuentra en una encrucijada similar a la que enfrentó en los años 60 a la litografía offset con la tipografía. Él opina que en la próxima década asistiremos al momento en que la impresión digital empiece a ser dominante sobre el offset, aunque sin que desaparezca este último.

En su opinión, ¿qué tendencias marcarán el sector de las artes gráficas en los próximos años?

Los límites de la aplicación de la impresión digital estará en la propia creatividad de quien la utilice. Si alguien nos dice hace una década que habría en 2009 una feria dedicada específicamente a las artes gráficas digitales, muy probablemente se le hubiera tildado de loco. La situación ha cambiado drásticamente. La impresión digital se está aplicando a un número cada vez mayor de trabajos, y cada vez el nivel de calidad de la impresión digital podrá ser aplicable a más tipos de trabajos que antes era absolutamente imposible lanzar con una tecnología que no fuera la litográfica offset tradicional.

Empresas o entidades relacionadas

Canon España, S.A.