Nuevos retos para el mercado gráfico estadounidense en vistas a la feria Drupa 2008

Coraje para ser grande

Mark Michelson, Editor Jefe de Printing Impressions, EE.UU.14/03/2008
En el mundo se tiene la impresión de que los americanos hacen todo a lo grande: casas gigantescas con mucho más espacio del que realmente se necesita para vivir; megaautopistas atascadas por filas de enormes monovolúmenes ‘chupagasolina’ y otros vehículos gran formato; porciones gigantescas prácticamente en todos los restaurantes. “Cuanto más grande, mejor” parece ser el lema por excelencia del sueño americano. Aunque en cierto modo esta percepción es errónea, hay que reconocer que aplicada al sector estadounidense de las artes gráficas se acerca bastante a la realidad, por lo menos en lo que se refiere a las grandes inversiones en equipamiento.

Los impresores más inteligentes saben que la inversión constante en equipos altamente automatizados les puede reportar grandes beneficios gracias al aumento de la productividad y a una enorme reducción de los costes laborales, al tiempo que les ayuda a cumplir las expectativas de los consumidores al ofrecer una calidad alta, un precio muy competitivo y una respuesta rápida. Por el contrario, las empresas que todavía están esperando para modernizarse o que no han sabido explotar todas sus posibilidades están arriesgando su futuro.

En 2008, los impresores de todo el mundo, estén a la cabeza o a la cola del mercado, van a tener una oportunidad única para presenciar el poder de la impresión en su máxima escala. Nunca antes se había reunido en un solo lugar tanta ‘maquinaria pesada’ como en la edición de este año de la feria Drupa, que se celebrará en Düsseldorf (Alemania) del 29 de mayo al 11 de junio.

Los impresores de Estados Unidos se enfrentan a los mismos retos que sus compañeros del resto del mundo. Los impresores estadounidenses, desde los comercios pequeños a pie de calle hasta gigantes como R.R. Donnelley y Quad/Graphics, saben que la única manera de poder competir en este sector superpoblado es renovar sus plataformas de producción, para disponer siempre de la tecnología más puntera, y automatizar los flujos de trabajo, invirtiendo para ello en nuevas prensas offset alimentadas por hojas o rotativas. En los últimos años, esto ha obligado a muchas empresas de los Estados Unidos a sustituir todos los equipos antiguos, en lugar de sumar nuevos equipos a su capacidad existente.

Por ejemplo, una prensa offset alimentada por hojas moderna con sistema de cambio de planchas totalmente automatizado, lavado automático de cilindros de mantilla y de impresión, preajuste de la llave de tinta, controles de color, conectividad CIP4-JDF, etc., puede sustituir a varias máquinas más antiguas y ofrecer más productividad que todas ellas juntas. En el gigantesco mercado norteamericano de la impresión offset alimentada por hojas, las prensas de seis colores equipadas con torre de barniz son los equipos más comunes. No obstante, no hay tregua en la lucha por sobresalir en el mercado y las imprentas están optando por modelos de 8, 10 y 12 colores, algunos equipados con tecnología UV o híbrida, máquinas de retiración, alimentación rollo a hoja, doble torre de barniz, acabado en línea y más.

Estas nuevas prensas ‘hipermusculadas’ permiten a los diseñadores gráficos crear trabajos dotados de colores, barnizados y efectos especiales únicos. Además, están ayudando a las empresas de impresión a expandir su actividad y a introducirse en otros nichos y mercados, por ejemplo, los plásticos o carteles. Pero el uso de estas máquinas aporta otras ventajas aún más importantes: reduce los gastos indirectos al disminuir la necesidad de personal y los desperdicios, aumenta el rendimiento y, en definitiva, permite que los comerciales consigan trabajos con mayor margen y de gama más alta.

foto
Branch-Smith Printing de Texas, adquirió una prensa de retiración cuatro sobre cuatro de ocho colores y 51”, la primera máquina de este tipo en EE.UU.

Tendencias de mercado vistas en Graph Expo

Las nuevas prensas alimentadas por hojas de formato pequeño incorporan prácticamente las mismas opciones para una preparación rápida y, además, ayudan a reducir los desperdicios de papel y de productos químicos durante el inicio y los cambios de trabajo. En el mercado estadounidense, en esta categoría de impresión se aprecian las siguientes tendencias: aumento de los tamaños de formato para utilizar hojas más grandes e incrementar así la productividad, mayores velocidades nominales y una mayor automatización para incrementar el rendimiento. Puesto que la impresión de tiradas pequeñas no para de crecer, el beneficio económico depende poderosamente de la velocidad de preparación y del número total de trabajos que pueden llevarse a cabo en un turno normal. Esta tendencia del mercado quedó bien patente en la feria Graph Expo, que se celebró recientemente en Chicago y en la cual la cuestión de la sostenibilidad medioambiental tuvo también un gran protagonismo. Komori, xpedx (distribuidor en Estados Unidos de Ryobi) y Sakurai presentaron en la feria unas máquinas impresoras de pequeño formato equipadas con sistemas automatizados y mejoras en cuanto a la generación de desperdicios.

Por ejemplo, la nueva máquina impresora LSX29 de tamaño medio de Komori puede utilizar hojas de hasta 24 x 29,5 pulgadas. Presenta una función de inicio de alta velocidad a 12.000 hojas por hora para reducir el desperdicio, lavado ‘one-touch’ de cilindros de mantilla y de impresión, cambio totalmente automático de planchas en menos de 40 segundos y un sistema de humectación nuevo para impresión sin COV.

También se presentó la Ryobi Serie 920 de gran formato. La plataforma de 24x36 pulgadas permite imprimir ocho elementos (‘eight-up’) tanto de formato A4 como ‘letter’ a una velocidad de hasta 16.200 hojas por hora. Entre las características (de serie y opcionales) se incluyen: cambio semiautomático de las planchas; lavado semiautomático de los cilindros de mantilla y de impresión; entintado programado y control de densidad de tinta; y conectividad CIP4-JDF. Sakurai presentó también una prensa de gran formato: la SD Series Model 96 de 25 x 38 pulgadas, que está disponible en configuraciones de cuatro hasta seis colores, más torre de barniz y retiración, y velocidad de hasta 16.000 hojas por hora.

Heidelberg, por su parte, presentó la Speedmaster SM 52-4+LX de cuatro colores y 20 pulgadas, con sistema de entintado sin zonas para tiradas pequeñas Anicolor y sistema de humectación. La tecnología reduce la cantidad de papel de desperdicio en la preparación hasta 20 o menos hojas y rebaja drásticamente el tiempo de preparación. Con cuatro máquinas Anicolor SM 52 en funcionamiento, Taylor Corporation (con sede en Minnesota) es el primer cliente estadounidense de esta prensa... y ha hecho un nuevo pedido. Se rumorea que la tecnología Anicolor no va a estar más desarrollada con respecto a la plataforma SM 52 de 20 pulgadas para la feria Drupa; eso sí: las nuevas configuraciones incorporarán más cuerpos y opciones de retiración.

Pero, por supuesto, la gran novedad de Heidelberg son sus dos máquinas impresoras de gran formato (VLF) Speedmaster XL 142 de 56 pulgadas y Speedmaster XL 162 de 64 pulgadas, que presentará en la edición de Drupa de este año.

En Estados Unidos, hasta ahora, este segmento del mercado había estado dominado por KBA. Algunos entendidos dicen que Drupa 2008 va a pasar a la historia de las artes gráficas como la ‘Drupa del gran formato’ (la Drupa 2004 se recuerda como la ‘Drupa del JDF’), ya que, según los sondeos, los competidores de Heidelberg contraatacarán durante la feria poniendo el acento en sus prensas offset alimentadas por hojas de gran formato.

Una de las novedades en la categoría de prensas de 49 pulgadas es la Roland 700 DirectDrive de MAN Roland. Las máquinas impresoras equipadas con la tecnología de servomotor individual son capaces reducir el tiempo de preparación hasta en un 60 por ciento. Ideal para la impresión de tiradas pequeñas, todas las planchas pueden cambiarse al mismo tiempo que se realiza el lavado. En el stand de Mitsubishi, la estrella fue una Diamond 3000LS de ocho colores equipada con SimulChanger. Esta tecnología permite cambiar las planchas en todos los cuerpos de impresión al mismo tiempo en aproximadamente un minuto.

Las rotativas offset comerciales fueron las protagonistas en el stand de Goss. Además, la empresa anunció que la tecnología de entintado digital DigiRail se iba a ofrecer como opción en los nuevos modelos rotativos comerciales Sunday sin ranuras y M-600 o como actualización para algunas máquinas ya existentes.

Con esta tecnología, el entintado tradicional analógico de fuente abierta se sustituye por el sistema ‘digital pack’ dotado de bombas de engranajes en línea de par bajo. Las bombas alimentan la tinta por pulsos al tren de tinta, a través de válvulas individuales controladas digitalmente. Cada pack de tinta, para aplicaciones rotativas comerciales, tiene un motor sincrónico de corriente alterna y 12 válvulas de medición de tinta individuales que operan en forma binaria de encendido/apagado. Cada una de las válvulas está pulsada a su vez por señales digitales individuales, lo cual permite suministrar volúmenes muy precisos de tinta.

La rotativa comercial 4x4 Euroman de MAN Roland ahora también se comercializa en el mercado norteamericano. La Euroman sustituye la rotativa doble (‘double-web’) comercial tradicional de 38 pulgadas por un diseño más eficiente de cuatro cuerpos y una bobina. Hi-Liter/Inland Graphics, de Wisconsin, es la primera instalación de una Euroman en Norteamérica.

Como viene siendo ya habitual en los preparativos y meses previos al evento más importante del sector, los fabricantes se muestran reticentes a la hora de revelar las estrategias de producto que presentarán en la Drupa. En todo caso, podemos estar seguros de que no van a defraudar ni en cuanto a la exhibición de las tecnologías actuales ni en cuanto a las pistas que darán sobre los futuros avances del sector.

foto
Hobby Lobby es una empresa de artes gráficas que posee 370 tiendas en 28 estados de EE.UU. Su imprenta interna adquirió una Speedmaster CD 74-6P+LX-F de Heidelberg de seis colores y 29”.