“Para sobrevivir hay que ser constantes, investigar e intentar ofrecer siempre algo más”

Entrevista a Antonio Moreno, vicepresidente de Fespa España

Irene Relda07/07/2014

Fespa España es la actual denominación de la Asociación Española de Empresas de Serigrafía e Impresión Digital (Aedes), un organismo muy activo en la defensa del sector e interesado en su desarrollo a través de servicios específicos para las empresas y de la difusión de novedades en congresos y ‘roadshows’. Antonio Moreno, vicepresidente de Fespa España, ve con cierto optimismo el futuro del sector, castigado como muchos otros por la actual situación económica. “La crisis ha depurado mucho el sector, y las empresas que han sobrevivido podrán asentarse mejor en una continuidad de la producción”, apunta.

foto
Antonio Moreno, vicepresidente de Fespa España.

Por favor, háganos un dibujo del sector de la serigrafía en nuestro país.

Este es un sector muy atomizado, amplio, que recoge muchos tipos de empresas diferentes dependiendo de a qué parte de la serigrafía se dediquen, es decir, serigrafía publicitaria, industrial, artística, textil… La mayor parte de las empresas se reparten entre Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía, aunque también encontramos compañías muy importantes en Navarra, País Vasco o Asturias, por ejemplo.

El número total de empresas, en estos momentos es difícil de precisar, pues la crisis ha afectado profundamente al sector; en 2007 había alrededor de 2.200 serigrafías, y es posible que ahora se ronden las 1.500, siendo la mayoría de ellas pequeñas empresas, de menos de 12 trabajadores.

¿Y qué situación viven en la actualidad estas 1.500 empresas?

El sector está realmente afectado por la crisis. Son muchas las empresas que no han podido resistir y otras tantas que han migrado hacia otros sistemas de impresión complementarios como la impresión digital. Sin embargo, las expectativas empiezan a ser un poco más halagüeñas. Las empresas han tenido que reinventarse, ofrecer nuevos productos y servicios, y con la introducción de la tecnología digital en los propios talleres de serigrafía se ha conseguido abarcar mayor mercado y, a su vez, diversificarlo.

¿Cómo cerró 2013 el sector?

El año 2013 se cerró tan mal como los últimos cuatro años pero, a diferencia de los anteriores, las expectativas del sector son mejores; existe algo más de confianza y parece que el trabajo, dentro de que sigue siendo tremendamente irregular y caótico, empieza a fluir con mayor volumen.

Pese a ser una técnica milenaria, la serigrafía ha ido evolucionando en estas últimas décadas. ¿Qué desarrollos o hitos tecnológicos destacaría de esta evolución?

Tintas, tejidos, máquinas, gomas… todo ha evolucionado mucho, pero quizá, desde mi punto de vista, la introducción de los CTS (Computer To Screen), los sistemas para producir las pantallas directamente, sin tener que pasar por fotolitos o proyecciones, ha sido uno de los de mayor alcance. Permite obtener mayor resolución en la impresión e imprimir con una mayor gama tonal. La serigrafía ya no se caracteriza por ese ‘punto pelota’ de las tramas, pues estas se han afinado mucho y se han acercado bastante más a otras técnicas de impresión como es el offset, eso sí, garantizando mucho más la duración de las tintas en exteriores.

foto

¿Y cuáles son las principales tendencias tecnológicas del mercado de la serigrafía en la actualidad?

No hay grandes novedades tecnológicas actualmente dentro del sector, a no ser pequeños retoques en alguna formulación de tintas o similares. En España la serigrafía no está creciendo y, por ello, tampoco se está invirtiendo mucho en esta técnica gráfica. Tiene todavía mucho recorrido debido a su enorme versatilidad, pero actualmente las novedades se están dando dentro del sector de la impresión digital.

Háblenos de los retos de la serigrafía en nuestro país.

El principal reto es sobrevivir. En Europa, el mercado de la serigrafía está creciendo, pero en España pasa todo lo contrario. Se tiende mucho a reducir costes y, por la tanto, tiradas. Mantener una constante de calidad y servicio es imprescindible.

¿Cómo puede combatir la serigrafía la irrupción en el mercado de la impresión digital? ¿Puede esta última conquistar todas las parcelas de la serigrafía?

No creo que haya que ver a la impresión digital como el enemigo a batir. Creo que es complementaria a la serigrafía, pudiendo interactuar entre ambos sistemas de impresión. La serigrafía tiene todavía mucho desarrollo, sobre todo en el mundo industrial. En otros sectores es una técnica que, con el tiempo, no digo que vaya a desaparecer pero sí que se limitará mucho a determinados tipos de impresión. La tecnología digital cada vez da mayor resolución, mayor velocidad, mayor versatilidad, pero sigue estando muy lejos de la serigrafía respecto a fuerza de color o rentabilidad según tiradas. El cambio de una tecnología por otra será muy gradual y a largo plazo.

¿Cuál cree que es hoy la relación de la serigrafía con el medio ambiente?

Absolutamente cordial. La serigrafía ha evolucionado con tintas y complementos cada vez menos agresivos. Además, la mayoría de las empresas tienen sus propios sistemas de reciclaje y reutilización del agua, por ejemplo, además de contar con Gestores de Residuos Autorizados para retirar sobrantes, botes de tinta, trapos, etc.

foto

Además de vicepresidente de Fespa España, usted es director comercial de una empresa de serigrafía. ¿De qué manera puede adaptarse una empresa del sector a los nuevos tiempos y a las nuevas exigencias del cliente?

Intentando adelantarse a las necesidades del cliente. Hay que ofrecer nuevos productos y servicios, analizar al cliente para ver qué podemos ofrecerle que no esté ya haciendo y que pueda servirle para desarrollar mejor su negocio. Y, por supuesto, mantener unos estándares de calidad y servicios acordes.

¿Cuál es la fórmula para sobrevivir a la crisis y ser competitivos?

Ser constantes, investigar e intentar ofrecer siempre algo más. Ser competitivos es cada vez más difícil pues, por desgracia, hay algunas empresas que suelen trabajar con precios, por decirlo de alguna manera, “muy poco lógicos”, circunstancia que afecta negativamente a nuestra capacidad para competir; sin embargo, estudiando el mercado, siendo constantes y no descuidando la calidad, a pesar del precio, podremos mantenernos dentro del sector con ciertas garantías.

Según las previsiones, ¿cómo cerrará el sector de la serigrafía este 2014?

Las expectativas no son del todo malas. Hay mayor optimismo en general y eso se empieza a reflejar ligeramente en el mercado. Seguimos metidos en este largo túnel de la crisis, pero parece que ya empezamos a ver la salida, y aunque todavía queda bastante, con el fin de año creo que podremos decir que ya somos plenamente optimistas. La crisis ha depurado mucho el sector, y las empresas que han sobrevivido podrán, desde mi punto de vista, asentarse mejor en una continuidad de la producción.

Eso es positivo…

Sí, porque, aunque también se produce bastante menos, el incremento del trabajo será gradual y lo suficientemente amplio como para que pueda ser satisfecho por el actual parque de maquinaria de serigrafía en España.

Empresas o entidades relacionadas

Fespa España Asociación (Asociación Española de Empresas de Serigrafía e Impresión Digital)

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.