Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
Junto a otras 32 empresas, organizaciones y entidades

Repsol lidera Shyne, “el mayor consorcio en España para impulsar el hidrógeno renovable”

Redacción Interempresas19/01/2022

La mañana del 19 de enero se presentó en Campus Repsol, Madrid, Spanish Hydrogen Network, Shyne, “el mayor consorcio multisectorial de España que nace para promover la descarbonización de la economía a través del hidrógeno renovable”. Algunos de los objetivos que se ha marcado esta plataforma son desplegar proyectos en diez comunidades autónomas con una inversión total de 3.230 millones de euros que generarán “más de 13.000 empleos”; lograr una capacidad instalada de 500 MW en 2025 y 2 GW en 2030, y la instalación, “de al menos” doce hidrogeneras en 2025.

foto
Desde Repsol se augura que las sinergias entre estas entidades a través del consorcio Shyne “impulsarán desarrollos industriales coordinados en toda la cadena de valor del hidrógeno”.

Las inversiones previstas se destinarán al desarrollo de tecnologías más competitivas que permitan “evolucionar tanto la industria española como sus infraestructuras hacia la descarbonización”. En este sentido, se impulsarán tecnologías “que se encuentran aún en desarrollo, como la fotoelectrocatálisis o la electrólisis de óxidos sólidos (SOEC), que permitirían mantener en el país una soberanía tecnológica en este nuevo vector energético”, aseguraron en una nota de prensa fuentes de Repsol, que lidera el consorcio junto a otras seis compañías promotoras (Alsa, Bosch, Celsa Group, Enagás, Scania y Talgo). Los 26 socios restantes, (asociaciones, compañías públicas y privadas, centros tecnológicos y universidades), ejercerán como colaboradores de los proyectos.

Shyne pretende erigirse en “un proyecto de referencia en Europa” que genere “nuevas oportunidades en toda la cadena de valor a través de la colaboración entre compañías que persiguen un objetivo común, la descarbonización de su actividad, y que aúnan esfuerzos e inversión para conseguirlo”.

La plataforma, que se coordinará como “una red de colaboración nacional que dará soporte a todos los proyectos y gestionará el conocimiento y la investigación de tecnologías pioneras”, pretende situar a España “a la vanguardia tecnológica como una de las potencias en la economía del hidrógeno renovable en Europa”.

En la presentación de la plataforma el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, afirmó que se trata de una iniciativa "muy motivadora en un entorno de colaboración para contribuir a la descarbonización, un compromiso con la neutralidad climática". El ejecutivo vasco añadió que el consorcio aporta un enfoque multidisciplinar. "Tenemos la tecnología, una industria preparada, pero para que sea una realidad tenemos que contar con todos: administraciones, empresas de generación renovable, transporte… sin olvidarnos de las entidades científicas y tecnológicas". Imaz remarcó el valor que aporta al proyecto "la transferencia del talento".

foto
La presentación incluyó una mesa redonda moderada por el director de Hidrógeno de Repsol, Tomás Malango.

Apoyo institucional

Al acto de presentación acudieron la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, y el secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco, así como representantes de las 33 entidades “que conforman este ecosistema”. La secretaria de Estado de Energía declaró que el hidrógeno renovable “es la pieza del puzle que nos faltaba para avanzar hacia la descarbonización de la economía y conseguir la neutralidad climática en 2050, y para avanzar en el desarrollo del conocimiento, la tecnología ‘made in Spain’ y la consolidación del tejido empresarial y de cadenas de valor industriales”.

Aagesen subrayó el papel del hidrógeno en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y la Transformación Económica de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (Perte Erha) y destacó el “planteamiento integrador” con el que nace Shyne (brillo en inglés), que facilitará “el desarrollo de clústeres de hidrógeno renovable”. Asimismo, puso el acento en el efecto tractor que ejercerá esta plataforma “para el tejido industrial y tecnológico, con un enfoque global que aúna a grandes, medianas y pequeñas empresas”.

La secretaria de Estado de Energía anuunció que el Gobierno lanzará la próxima semana dos nuevas convocatorias del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) para impulsar las energías renovables que contemplan ayudas por valor de 400 millones de euros para el impulso del hidrógeno renovable. Aagesen considera que "España tiene una oportunidad que no se puede perder y con este espíritu colaborativo lo vamos a conseguir. Tenemos retos por delante, pero una gran oportunidad si lo hacemos bien en cuanto a generación de empleo, competitividad e incluso convertirnos en exportadores de energía y tecnología".

foto
La directora de Estrategia y Nuevo Negocio del Grupo Bosch para España y Portugal, Emma Nogueira, durante su intervención.

Desde Repsol se apunta que Shyne también está alineado con el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia lanzado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico el pasado mes de diciembre. Las mismas fuentes también afirman que el plan ‘España Puede’ “apoya la creación de este tipo de consorcios, en particular aquellos que presentan un carácter multisectorial e integrador de toda la cadena de valor y que fomentan la colaboración público-privada y la colaboración con pequeñas y medianas empresas, así como con centros de investigación para impulsar la economía del hidrógeno”.

El proyecto Shyne está “perfectamente alineado con los objetivos marcados tanto por la Unión Europea como por el Gobierno de España, a través de la Hoja de Ruta del Hidrógeno publicada en octubre de 2020, que fija como objetivo alcanzar los 4 GW de capacidad en 2030”, por lo que los dos 2 GW fijados por Shyne para ese año supondrían la mitad de ese objetivo establecido por el Gobierno español.

En su intervención, que cerró el evento de presentación de Shyne, el secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco, remarcó que España “tiene una oportunidad única y toda la capacidad para liderar la cadena de valor industrial del hidrógeno en Europa. Para ello, el proyecto Shyne es un gran ejemplo. Celebramos el lanzamiento de este proyecto y la participación de 22 empresas y once asociaciones, centros tecnológicos y universidades que demuestran esa capacidad única a nivel industrial y tecnológico que tiene España”.

foto

Malango junto al presidente de Talgo, Carlos Palacio (en el centro), y su homólogo en Alsa Grupo, Jorge Cosmen.

Conectar las iniciativas regionales

Otro de los objetivos de Shyne es generar un ecosistema que conecte las grandes iniciativas regionales en torno al hidrógeno que ya se están poniendo en marcha, como el Corredor Vasco del Hidrógeno (BH2C), el Valle del Hidrógeno de Cataluña y el Valle del Hidrógeno de la Región de Murcia. Además, promoverá la creación de dos nuevos ‘hub’ de innovación en Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid.

En Madrid se creará un centro de gestión del conocimiento que coordinará las actuaciones transversales “y posicionará a los centros tecnológicos y a las universidades como centros de referencia en Europa”. Con ello se busca crear “una red eficiente que capturará las sinergias entre los polos productores, los centros industriales y otros consumidores de hidrógeno, asegurando la competitividad del gas renovable y evitando transferir costes adicionales a usuarios finales”.

Como socios colaboradores de los proyectos se encuentran once asociaciones, centros tecnológicos y universidades como la Asociación Española de Hidrógeno (AEH2); el Centro Nacional de Experimentación de Tecnologías de Hidrógeno y Pilas de Combustible (CNH2); la Sociedad Española de Cerámica y Vidrio; el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG); la Fundación para el Desarrollo de la Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón (FHa); la Fundación Instituto de Investigación de la Energía de Cataluña (IREC); Tecnalia y Cidetec, así como las universidades de Castilla-La Mancha y Alicante.

Completan este consorcio 22 compañías de diferentes sectores, como Iberia y Baleària; la compañía pública Navantia o Pymar, la sociedad que aglutina a los pequeños y medianos astilleros privados de España; compañías del sector del acero como Sidenor, Ames Group y Tubacex; Calvera, que diseña y fabrica hidrogeneras y sistemas de almacenamiento y distribución de gases; empresas productoras de electricidad como BBE; ingenierías para la movilidad eléctrica como EPowerlabs; la compañía especializada en el transporte de mercancías a temperatura controlada Primafrío; la ingeniería especializada en soluciones marinas Wartsila, así como las tecnológicas Zigor, que desarrolla sistemas de electrónica de potencia, y Magrana, especializada en soluciones innovadoras para la industria. También forman parte de esta plataforma Dypam, una ‘spin-off’ de la Universidad de Castilla-La Mancha centrada en el diseño y procesado de materiales avanzados.

“Acelerar la descarbonización de la economía española”

 

Los participantes en el acto de presentación de Shyne mostraron su satisfacción por formar parte de un proyecto tecnológico y empresarial que, en opinión del consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, permitirá “acelerar juntos la descarbonización de la economía española”.

Así, su homólogo en Enagás, Marcelino Oreja, declaró que “las empresas debemos ser ese motor de cambio que permita avanzar en el proceso de descarbonización de la economía y en una transición justa e inclusiva. Para impulsar realmente el despliegue del hidrógeno renovable en este momento inicial es fundamental la colaboración entre empresas, instituciones y administraciones. En esta línea, Enagás participa en más de 30 proyectos de hidrógeno repartidos por todo el territorio español, en colaboración con otros socios”.

La directora de Estrategia y Nuevo Negocio del Grupo Bosch para España y Portugal, Emma Nogueira afirmó que “este acuerdo de colaboración entre diferentes actores es de especial interés tanto para Bosch como empresa como para España como país, con amplio potencial para la generación de energía renovable”.

La directora de Comunicación y Marketing de Scania Ibérica, Sonia García, apuntó que el constructor sueco de vehículos industriales “considera al hidrógeno verde como un actor importante dentro de la electrificación a medio–largo plazo”, y remarcó que “en Scania estamos convencidos de la importancia de trabajar en fuertes consorcios y con otras empresas para lograr frenar el cambio climático”.

El presidente de Talgo, Carlos Palacio, explicó que “para Talgo, estar presente en Shyne es reforzar nuestra apuesta por una movilidad descarbonizada basada en el hidrógeno y con una tecnología y capacidad de industria que podemos liderar y exportar por todo el mundo”. Palacio anunció que a finales del próximo mes de abril la compañía espera poder probar en tendido ferroviario trenes que incorporan ya hidrógeno como fuente energética.

El presidente de Alsa Grupo, Jorge Cosmen, declaró que la compañía cree “firmemente en el desarrollo e impulso del hidrógeno como tecnología clave en la movilidad sostenible del futuro. Dentro de este proceso de transición hacia flotas cero emisiones que desde Alsa queremos liderar, este mes tenemos previsto incorporar el primer autobús propulsado por hidrógeno a una de nuestras operaciones de forma estable y permanente”. Este hito, agregó, “es un primer paso dentro del objetivo común y compartido por la sociedad, las administraciones y los operadores para caminar hacia una movilidad más sostenible, que contribuya a un entorno de mayor calidad en nuestras ciudades”.

El consejero delegado de Celsa Group, Francesc Rubiralta, por su parte, afirmó que la empresa ha identificado al hidrógeno renovable “como un elemento clave para alcanzar nuestro objetivo estratégico de ser ‘net positive’ en 2040. Ahora ya somos una empresa de bajas emisiones en nuestro sector, pero trabajamos para alcanzar un nivel cero de emisiones netas de carbono en nuestra actividad. Formar parte de este proyecto nos da una oportunidad para ello y también para contribuir al desarrollo del ecosistema necesario para que España se convierta en líder europeo en la producción y el consumo de hidrógeno verde”.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, quien cerró esta parte de la presentación de Shyne, auguró que “España tiene la oportunidad de desempeñar un rol muy relevante en el ámbito europeo del hidrógeno renovable y Shyne nos permitirá unir nuestras capacidades y traccionar aquellas que necesitemos de pequeñas y medianas empresas para acelerar juntos la descarbonización de la economía española”.

foto
El secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco, destacó que Shyne es una iniciativa que se lleva fraguando varios años.

El H2 renovable, base de la descarbonización de Repsol

El hidrógeno renovable “es uno de los pilares de Repsol en su estrategia para alcanzar las cero emisiones netas en 2050”, añaden fuentes de la multienergética, que el pasado mes de octubre presentó su estrategia de hidrógeno renovable, “con la que pretende liderar la producción en la Península Ibérica y jugar un papel de liderazgo en Europa”. Para ello empleará “todas las tecnologías disponibles y está desarrollando, junto a Enagás, la fotoelectrocatálisis, una tecnología propia capaz de producir hidrógeno a partir de agua y energía solar”.

En esta estrategia Repsol llama la atención acerca de la transformación que protagonizan sus complejos industriales, que en la actualidad se encuentran “en un proceso de transformación para convertirse en polos multienergéticos”, y son “auténticos centros neurálgicos en las iniciativas de hidrógeno renovable y jugarán un papel primordial en Shyne”. En ellos, explican las mismas fuentes, “se conjugará la producción y el uso de este gas para transformarlo en productos de baja, nula e incluso negativa huella de carbono, como combustibles sostenibles y materiales para la construcción o la sanidad, entre otros”.

Las sinergias empresariales que genere Shyne “favorecerán desarrollos industriales coordinados en toda la cadena de valor del hidrógeno, maximizando la capacidad inversora. Esta premisa será clave para alcanzar la descarbonización de la forma más eficiente y al menor coste, principalmente en aquellos sectores que hoy no cuentan con una solución en electrificación”. Es el caso, enumeran desde Repsol, del sector del acero en el que desarrolla su actividad Celsa Group, o en segmentos del trasporte como la aviación y el transporte marítimo, ferroviario o pesado de largo recorrido, con Iberia, Baleària, Talgo y Alsa “como referentes”.

Empresas o entidades relacionadas

Bosch Comercial e Industrial

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos