Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

El resultado neto fue de -3.289 millones de euros

Repsol logró en 2020 un resultado neto ajustado de 600 millones de euros

Redacción Interempresas18/02/2021

Repsol obtuvo en el ejercicio 2020 un resultado neto ajustado de 600 millones de euros. Esta variable “mide específicamente el desempeño de los negocios de la compañía, que tuvieron un resultado positivo en un complicado entorno marcado por la crisis sanitaria global. Este buen comportamiento se reflejó también en un flujo de caja de las operaciones positivo para todos los negocios, y que para el conjunto del grupo alcanzó los 3.197 millones de euros”, detallaron fuentes de la multienergética.

foto

"El coronavirus generó un entorno de extrema dificultad para la compañía, a cuyos negocios afectó la reducción de la actividad económica y las restricciones a la movilidad, que incluyeron periodos de confinamiento en casi todo el mundo", relatan desde la multienergética. La brusca caída de los precios de los hidrocarburos y el desplome de la demanda completaron "un escenario de gran exigencia, ante el que Repsol se sobrepuso apoyándose en su flexibilidad, su solidez y su modelo de negocio integrado, lo que se reflejó en un resultado positivo para todos los negocios”.

El descenso de la cotización de las materias primas de referencia internacional influyó negativamente en la valoración de los inventarios de Repsol, en -978 millones de euros para el conjunto de 2020. Además, ante el entorno mundial y en un ejercicio de prudencia financiera, la compañía revisó sus hipótesis de precios futuros del crudo y del gas, lo que supuso un ajuste a la baja del valor de activos de Exploración y Producción, con unos resultados específicos de -2.911 millones.

La digitalización, fundamental

Con todo ello, el resultado neto de 2020 fue de -3.289 millones de euros. Para hacer frente al entorno provocado por la pandemia mundial, el 25 de marzo Repsol puso en marcha un Plan de Resiliencia que estableció una hoja de ruta específica para reforzar la generación de caja y fortalecer el balance. La aplicación de estas medidas fue decisiva para generar un flujo de caja libre positivo de 1.979 millones de euros para el año. La apuesta de la compañía por la digitalización influyó de manera positiva, con una aportación del Programa Digital de 334 millones de euros.

Tal y como establece el Plan Estratégico 2021-2025, la digitalización juega un papel fundamental en la organización gracias a aspectos como la inteligencia artificial, la automatización de operaciones o la apuesta por soluciones en la nube. Se prevé que el impacto positivo de los proyectos de digitalización supere ya en 2022 los 800 millones de euros anuales respecto al inicio del Programa de Digitalización, en 2018.

Apoyada por las medidas del Plan de Resiliencia, Repsol también logró reducir su deuda neta un 28% durante el ejercicio, en 1.178 millones de euros, hasta situarla en 3.042 millones. La liquidez se situó en 9.195 millones de euros a 31 de diciembre, lo que cubre en 3,23 veces los vencimientos a corto plazo.

El éxito de las medidas implantadas, unido al inicio de la recuperación de la demanda y de los precios de los productos, se hizo más evidente en el cuarto trimestre del ejercicio, en el que el resultado neto ajustado se situó en 404 millones de euros, similar al del mismo periodo de 2019.

Adicionalmente, en 2020 Repsol reforzó su posición financiera mediante cinco emisiones de bonos por un total de 3.850 millones de euros, de los que 1.500 millones corresponden a bonos perpetuos subordinados, que fortalecen el patrimonio del Grupo, además de su liquidez. En todas las emisiones realizadas se recibió demanda por varias veces la oferta en una señal del interés por parte de los inversores

foto
El hidrógeno renovable es un vector de crecimiento para Repsol, “que liderará su producción en la Península Ibérica con 400 MW en 2025, y la ambición de superar 1,2 GW en 2030”.

Proyectos rentables para la descarbonización

A pesar de las circunstancias marcadas por el contexto sanitario, Repsol continuó trabajando en el diseño de su futuro. Así, el nuevo Plan Estratégico “le permitirá transformarse en una compañía más fuerte, más rentable y más competitiva, que ya tiene a la transición energética y a los clientes en el centro de su estrategia y que cuenta con negocios tradicionales con capacidad para financiar el Plan”.

El área de Exploración y Producción obtuvo en 2020 un resultado de 195 millones de euros, en un periodo en el que implantó medidas de reducción de costes y redefinió planes de explotación de activos para hacer frente a la caída de los precios de los hidrocarburos. La gestión llevada a cabo por el negocio se evidenció en el cuarto trimestre, en el que mejoró el resultado obtenido en el mismo periodo del año anterior. Además, el negocio redujo mediante varias iniciativas las emisiones de sus operaciones en 269.500 toneladas de CO2.

La producción media alcanzó los 648.000 barriles equivalentes de petróleo al día, en línea con el nuevo Plan Estratégico, que prioriza el valor sobre el volumen. Respecto a la exploración, en 2020 se concluyeron nueve sondeos, siete de ellos con resultado positivo. Este dato representa el máximo número de pozos comerciales descubiertos en un solo año por la compañía en toda su historia.

Se lograron hallazgos de hidrocarburos en Estados Unidos, Colombia y México. Destacan los dos descubrimientos realizados en aguas de México en el mes de abril. Ambos se desarrollaron con menores costes y plazos de los estimados.

El Plan 2021-2025 marca también como pilares de este negocio un enfoque hacia áreas geográficas clave y la reducción de emisiones de su portafolio, que seguirá siendo objeto de una gestión activa.

La compañía cuenta con catorce proyectos de ciclo corto y retornos atractivos, capaces de generar caja con rapidez. Se apoyará en sus fortalezas, como la flexibilidad, eficiencia y alto nivel tecnológico, para aumentar su aportación al Grupo. Exploración y Producción generará 4.500 millones de euros de caja libre entre 2021 y 2025, bajará en un 20% su objetivo de ‘breakeven’ (umbral de rentabilidad) de caja, hasta situarse por debajo de 40 dólares por barril para el periodo, y reducirá las emisiones de CO2e por barril producido en un 75% hasta 2025.

‘Hubs’ multienergéticos

El área Industrial, que obtuvo un resultado de 297 millones de euros por la menor actividad y la caída de los márgenes de refino, continuó evolucionando para transformar sus instalaciones en ‘hubs’ multienergéticos capaces de generar productos de baja, nula o incluso negativa huella de carbono y de impulsar nuevos modelos de negocio basados en la digitalización y la tecnología. Tal y como marca el Plan Estratégico 2021-2025, para abordar este proceso de transformación, la compañía se apoyará en cuatro grandes pilares: la eficiencia energética, la economía circular, el hidrógeno renovable y la captura y uso de CO2.

De hecho, durante 2020 Repsol disminuyó un 5% su Indicador de Intensidad de Carbono respecto a los niveles de 2016, muy por encima del 3% establecido como objetivo inicial para este parámetro. Si se descuenta la menor actividad derivada del coronavirus, la reducción se situó en un 3,7%. La compañía ha eliminado 2,4 millones de toneladas de CO2e desde el año 2014 y se ha marcado objetivos todavía más ambiciosos en su nuevo Plan Estratégico, en el que se fija una disminución de la intensidad de carbono del 12% para 2025, del 25% para 2030 y del 50% para 2040.

Los proyectos puestos en marcha por Repsol en 2020 demuestran la importancia de la neutralidad tecnológica a la hora de buscar soluciones para la descarbonización, y la relevancia que debe otorgarse a la industria española en la recuperación económica y la lucha contra el cambio climático, añaden fuentes de la compañía presidida por Antonio Brufau.

foto
Repsol también logró reducir su deuda neta un 28% durante el ejercicio, en 1.178 millones de euros.

Nuevos servicios digitales en sus estaciones de servicio

El área de Comercial y Renovables obtuvo un resultado de 485 millones. El negocio “continuó fiel a su filosofía de innovar al servicio del cliente”, al introducir nuevos productos y servicios digitales en sus estaciones, “que permitieron responder a las necesidades generadas por la pandemia, y ofreciendo soluciones energéticas de vanguardia para seguir progresando en la transición energética”.

Una de las principales soluciones digitales para este negocio es Waylet, la app de Repsol que permite el pago en sus estaciones de servicio y en más de 8.000 comercios adheridos. La aplicación cerró 2020 con más de 2 millones de clientes registrados, desde los 927.000 con los que finalizó 2018. Waylet es un activo clave en la estrategia del nuevo negocio de Cliente de Repsol y en el crecimiento de sus usuarios digitales. El Plan Estratégico 2021-2025 establece el objetivo de superar los ocho millones de clientes 100% digitales al final del período.

Neutralidad tecnológica

 

Los proyectos puestos en marcha por Repsol en 2020 "demuestran la importancia de la neutralidad tecnológica a la hora de buscar soluciones para la descarbonización, así como la relevancia que debe otorgarse a la industria española en la recuperación económica y la lucha contra el cambio climático. Así, a mediados de junio la compañía presentó dos importantes proyectos de descarbonización que desarrollará en su refinería de Petronor, en Bilbao. El primero de ellos es una de las mayores plantas del mundo de producción de combustibles sintéticos cero emisiones netas a partir de hidrógeno renovable, y el segundo una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos.

"El hidrógeno renovable es un claro vector de crecimiento para Repsol, que pretende liderar su producción en la Península Ibérica con el equivalente a 400 MW en 2025, y la ambición de superar 1,2 GW en 2030". Prueba de ello es que a finales de enero de este año Repsol presentó el proyecto H24All, que desarrollará la primera planta de electrolizadores alcalinos de 100 MW de Europa y que se conectará a la refinería de Petronor. Repsol lidera el consorcio, integrado por un total de quince entidades, que presentó una solicitud de financiación dentro de la convocatoria del European Green Deal.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.