Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

DOYC: una empresa inquieta y decidida

Entrevista a Javier Toro, director general de Desarrollo de Obras y Contratas

Redacción Interempresas

18/05/2020

Desarrollo de Obras y Contratas (DOYC), fundada en 1988 bajo la denominación Construcciones Nacionales por Antonio Toro García, ha logrado ejercer su actividad en varios países de distintos continentes sin perder su carácter familiar. Lograr ser proveedor habitual de multinacionales como Repsol y Cepsa y acompañar a la primera en su expansión internacional sólo puede lograrse realizando un trabajo excelente, un trabajo que el director general de DOYC, Javier Toro resume en esta entrevista.

Durante estos 32 años la empresa se ha adaptado tanto a momentos de fuerte expansión como a las consecuencias de la crisis económica de 2008. Una adaptación que se ha logrado gracias a la aportación de una plantilla en la que se combinan experiencia y juventud, así como las últimas técnicas y tecnologías aplicadas a la construcción.

foto

La empresa tiene su sede en la localidad granadina de Peligros, pero ha desarrollado su actividad en gran parte de la península, así como en las islas Canarias o Melilla, ¿cómo se logra esa evolución geográfica?

La empresa que nació como una constructora de ámbito local, pronto pasó a prestar servicio a nivel autonómico y posteriormente nacional, todo ello de la mano de sus clientes a quiénes en el deseo de prestar el mejor servicio posible y llegar a ser sus ‘partners’ de confianza, seguimos por toda la geografía española, poniendo al servicio de los mismos todo nuestro conocimiento, experiencia y capacidad de desarrollar trabajo en los plazo establecidos y con unos altísimos niveles de calidad, sin que el factor geográfico supusiese un hándicap para ello.

El fundador de la compañía, D. Antonio Toro García, siempre fue una persona de mente abierta, con gran visión de negocio y de futuro y siempre consideró que el límite se lo establecía uno mismo y su propia capacidad pero, de ningún modo lo condicionaban factores externos como el geográfico, y por eso el que, desde una muy etapa muy temprana de la existencia de la empresa, se lanzase a la ejecución de trabajos fuera de su zona geográfica de origen, en este caso, la ciudad de Granada.

La empresa también está presente en Latinoamérica. ¿Puede explicarnos en qué países y en qué segmentos de actividad? ¿Cómo logra una empresa familiar dedicada a la construcción dar el salto a Latinoamérica?

De la mano de la mente siempre inquieta, clarividente y abierta de su fundador, de su capacidad de ver negocio y de adelantarse muchas veces a su época, la empresa supo aprovechar las sinergias y la vinculación que existía con alguno de sus clientes, en este caso concreto con Repsol, para -conjuntamente- abordar la ampliación del negocio a nivel geográfico y así, cuando Repsol inicia su aventura en Latinoamérica, DOYC, en aquel entonces aún Construcciones Nacionales, decide sumarse al reto y seguir ofreciendo el mejor servicio posible a su cliente, ahora en un nuevo territorio. Esto se tradujo en la apertura de una filial en Ecuador que estuvo operativa durante unos años, hasta que la situación política y económica del país obligó a la empresa a retirarse de aquel mercado con la intención de proteger sus intereses y las inversiones realizadas. No obstante, a día de hoy aún queda una pequeña estructura local que nos permite monitorizar aquel mercado y no es descartable la vuelta al mismo en un futuro a medio o largo plazo.

Esta fue la primera experiencia a nivel internacional de la empresa, pero no fue la única, pues años después se creó DOYC International, una división de la empresa matriz DOYC (Desarrollo de Obras y Contratas SL), creada para encarar de nuevo, con las mayores garantías, el reto de la expansión internacional y a través de la que -en distintas fases- la empresa ha tenido contacto a distintos niveles con los siguientes mercados, entre otros.

foto
Estación de Servicio de ‘Enramadilla’, ubicada en Sevilla. El importe total del proyecto fue de 1,3 millones de euros.

-Guinea Ecuatorial. Donde se abrió una filial que a día de hoy sigue teniendo actividad.

-Chile. Donde justo cuando la crisis golpeó al sector se estaba en pleno proceso de apertura de una filial. Este proyecto actualmente está en fase de reactivación.

-Emiratos Árabes Unidos. Donde, igual que en el caso de Chile, la empresa estaba en proceso de apertura de su filial cuándo nos sobrevino la crisis de 2008. Este proyecto actualmente está en fase de reactivación.

-Argelia. País en el que la empresa había fijado su vista para apertura de una nueva filial a medio plazo.

-Polonia. Donde la compañía invirtió muchos recursos de todo tipo en el estudio e investigación directa de ese mercado por la fortaleza que demostraba el mercado interno de la construcción que a tantas empresas españolas atrajo y que hoy siguen operando con un considerable éxito en aquel país.

Y así con otros tantos en los que también trabajó la empresa de cara a la definición e implementación de su plan de expansión internacional y que entre otros objetivos tenía llegar a tener presencia como empresa local en: Marruecos, Nigeria, Arabía Saudí, Portugal, Uruguay e incluso, EE.UU.

¿Cuándo inició Desarrollo de Obras y Contratas su actividad constructiva en el sector de la distribución minorista de carburantes derivados del petróleo? ¿Recuerda cuál fue la primera instalación construida o reformada por la empresa? Si es así, ¿puede describirla?

La actividad de la empresa vinculada a la distribución de carburantes nace al poco tiempo de su fundación, allá por principios de los años 90. La primera actuación importante que se realizó en este ámbito y que merece ser referida fue la construcción de la estación de servicio San Pablo, ubicada en la localidad de Armilla (Granada). Fue una actuación en la que realizamos la construcción completa de la estación de servicio, incluyendo toda la parte mecánica y de estructura que también hacemos, igual que ahora, con nuestros propios medios y nuestro equipo humano especializado, y en la que también se ejecutó un pequeño edificio para su uso como punto de cobro y pequeña tienda.

Fue un reto realizar aquel primer proyecto y hacerlo en toda su extensión, por lo que es una actuación que la empresa guarda con mucho cariño en su memoria y que supuso el inicio del camino en el que hoy seguimos y que significó el primer paso importante a la hora de llegar a convertirnos en una empresa de referencia y muy reconocida en nuestro sector. Fue el primer proyecto en el que dimos el servicio de construcción integral a nuestro cliente, siendo este uno de nuestros valores añadidos como empresa que, mantenemos a día de hoy y que sigue constituyendo una gran ventaja competitiva de nuestra empresa con respecto de nuestros competidores, al ser capaces de operar toda la cadena de valor de un proyecto de este tipo de manera interna, desde la fase de diseño, elaboración de proyecto, ejecución de todas las instalaciones y de la obra civil necesaria, legalización de instalaciones y puesta en marcha, así como la prestación de los necesarios servicios de mantenimientos tanto a nivel preventivo como correctivo.

foto
DOYC participó en la construcción de una parte de la estación de servicio de Taco (Tenerife) de Cepsa.

Si desde su inauguración hasta la actualidad han sido necesarias actualizaciones y reformas en esa primera gasolinera, ¿se ha encargado Desarrollo de Obras y Contratas de estas labores? ¿Qué conocimientos adquieren al encargarse de la actualización de obras realizadas por la compañía? ¿Y cuáles cuando estas tareas se llevan a cabo sobre una obra desarrollada por otra empresa competidora?

En efecto, en una instalación de este tipo y por la que han pasado ya muchos años, evidentemente ha sido necesaria la realización de algunos trabajos de mantenimiento puntuales y también ciertos trabajos de adecuación, entre otros, a nueva normativa de aplicación. En algunos casos, sí que esos trabajos han sido ejecutados por parte de DOYC.

Realizar este tipo de intervenciones de reparación, mantenimiento, adecuación y modernización, nos permite conocer, por ejemplo, cómo se comportan ciertos materiales y elementos usados en su día en la construcción de la instalación con el paso del tiempo, pudiendo evaluar su resistencia y durabilidad y en su caso, nos permite aportar mejoras en base a ese conocimiento para la ejecución de nuevos trabajos de similar tipología. Además, nos hace conscientes, de una forma muy evidente, de cómo han evolucionado las cosas en el sector, tanto desde el punto de vista de los materiales como de los sistemas constructivos así cómo desde el punto de vista tecnológico que, como cabe esperar, nada tiene que ver lo que era en los años 90 con lo que a este nivel vivimos en la actualidad.

Cuando hacemos este mismo tipo de intervenciones o similares en obras que fueron originalmente realizados por nuestra competencia, además de lo anteriormente citado, lo que nos permite es comparar el resultado de los trabajos ejecutados por nuestros competidores en relación a los realizados por nosotros para, en su caso y si es posible mejorar, caso de que lo que encontremos consideremos que mejora el trabajo que nosotros hacemos (pensamos que todos podemos aprender y mejorar en base a la experiencia de los demás) y también, de otro lado, nos permite comprobar de manera real todo aquello que nosotros ya sabemos qué hacemos mejor que nuestros competidores y que podemos contrastar, efectivamente, cuándo accedemos de este modo al trabajo que han hecho otros, lo que nos lleva a reafirmarnos en nuestro modo de hacer las cosas en todos los sentidos, tanto desde el punto de vista de la ejecución del trabajo como a nivel de gestión desde un punto de vista de empresa y de modelo de negocio.

Desde su primera intervención en el sector, ¿cuántas más, entre obras y reformas, se han llevado a cabo en el mundo de las gasolineras por parte de DOYC? ¿Cuál ha sido la última obra realizada por la empresa en este segmento de actividad? ¿Puede describirla?

Desde que comenzamos nuestra actividad y hasta el día de la fecha, en nuestros 32 años de historia hemos realizado muchas más de 1.000 actuaciones de todo tipo, lo que sin duda constituye un extenso bagaje a nivel de experiencia y un enorme valor a nivel de conocimiento de la empresa dentro de este especializado y exigente sector.

La última intervención que hemos realizado y que merece la pena señalar, más allá de diversos trabajos de mantenimiento y adecuación, es la construcción de la una estación de servicio desatendida para uno de nuestros clientes, ubicada en Patraix (Valencia). Se ha tratado de una intervención en la que hemos realizado toda la obra civil, así como los trabajos relativos a instalaciones, a excepción de la parte mecánica y marquesina. Es una obra que por su tipología y características está planteada para ser ejecutada en un plazo de 75 días y que DOYC, ha conseguido ejecutar en apenas 60 días, lo que sin duda representa una enorme ganancia desde el punto de vista de la reducción de tiempo de ejecución. Y, además, sin comprometer o perder nada en cuanto a la calidad del trabajo realizado se refiere.

foto
Javier Toro destaca el equipo de trabajo de DOYC, “compuesto por profesionales de muy alto nivel, con experiencia y con una enorme capacidad de trabajo que, sin duda, a día de hoy constituyen su mayor patrimonio y su principal valor”.

Desde la primera intervención hasta la última, ¿qué técnicas, materiales o peticiones de los clientes han cambiado más? ¿Qué demandan en la actualidad las empresas interesadas en la construcción de una moderna gasolinera? (placas solares fotovoltaicas, puntos de repostaje de GLP, GNC y/o GNL)

En realidad, las peticiones han variado poco con el paso de los años porque el núcleo básico de una estación de servicio sigue siendo el mismo; es decir, unos depósitos para almacenaje de los diferentes combustibles, las instalaciones necesarias para su extracción y trasporte hasta los aparatos dispensadores del combustible, una estructura que proteja a los usuarios durante el proceso de repostado de las condiciones climáticas, un pavimento que proteja las instalaciones enterradas y un punto de cobro.

Lo que sí ha cambiado, consecuencia más del cambio del modelo de negocio que de la necesidad real de la instalación para su funcionamiento, es que desde hace tiempo en las estaciones de servicio cada vez son más los servicios complementarios que se ofrecen, tales como servicios de restauración; limpieza y lavado de vehículos; atención mecánica de vehículos y, sobre todo, venta de multitud de productos de diferente tipo en lo que antiguamente no era más que un punto de cobro y que hoy se han convertido en auténticos supermercados en los que el usuario puede encontrar un amplio surtido de productos de muy diferente tipología. Por tanto, lo que ha variado es que ahora la construcción de una estación de servicio es mucho más extensa o puede serlo, en función de lo que se quiera ofrecer al cliente, a nivel de servicios adicionales y complementarios al original de proveer de combustible al usuario.

Dicho eso, no es menos cierto que desde que iniciamos nuestra actividad como constructora en este sector la normativa ha evolucionado y cambiado mucho, lo que ha supuesto la exigencia del cumplimiento de nuevos requisitos a muchos niveles, que van desde la conservación del entorno y del medio ambiente con normativas mucho más exigentes, hasta el aseguramiento de las instalaciones con el empleo de materiales mucho más duraderos para la ejecución de las instalaciones mecánicas o, incluso, a nivel de tanques de almacenamiento, que a día de hoy tienen que cumplir con unas características mucho más exigentes que 30 años atrás.

Adicionalmente y puesto que este sector no es ajeno al entorno que nos rodea, es cierto que también son cada vez más los promotores que muestran interés por la implementación e integración de fuentes de energía limpias para abastecer sus estaciones de servicio, así como herramientas, equipos y tecnologías que permitan una mejora en la eficiencia energética con el consecuente ahorro de costes a nivel energético y mejora de la rentabilidad de la instalación.

¿Cuáles son las certificaciones con las que cuenta Desarrollo de Obras y Contratas?

En la actualidad la empresa cuenta con un sistema de gestión integrado regido por las normas ISO, estando certificada en las normas ISO 9001:20015 de Calidad; 14001:2018 de Medio Ambiente y 18001:2007 de Prevención de Riesgos Laborales. Adicionalmente, contamos con la certificación de la empresa por parte de SGS y de Repro que nos habilitan como proveedores homologados de clientes como, por ejemplo, Repsol y Cepsa.

foto
“Cuando Repsol inicia su aventura en Latinoamérica, DOYC (...) decide sumarse al reto y seguir ofreciendo el mejor servicio posible a su cliente, ahora en un nuevo territorio”, rememora Javier Toro.

¿Puede enumerar los recursos, tanto humanos como técnicos y tecnológicos con los que cuenta en la actualidad la empresa?

La empresa, a lo largo de toda su historia, con su evolución y su crecimiento como compañía, ha ido creando un sólido equipo de trabajo compuesto por profesionales de muy alto nivel, con experiencia y con una enorme capacidad de trabajo que, sin duda, a día de hoy constituyen su mayor patrimonio y su principal valor.

El equipo humano que integra la organización está constituido por un grupo multidisciplinar que cuenta con especialistas en cada una de las áreas de gestión y operativa de la empresa. Contamos con un equipo que combina jóvenes talentos con profesionales de categoría senior, con amplia experiencia y un profundo conocimiento de la compañía, así contamos con un Departamento Técnico, de Estudios y Licitaciones joven, pero con gran experiencia y conocimiento, disponemos de un amplio equipo dentro del Área de Construcción dónde conviven personal responsable de obra con más de 30 años de antigüedad en la compañía con un equipo técnico sobradamente preparado y que aporta juventud, preparación y conocimiento de los últimos sistemas, técnicas y tecnologías aplicadas al sector de la construcción. En general, la empresa tiene un equipo directivo homogéneo y comprometido con la filosofía y objetivos que permite dirigir cada una de las áreas que la componen con profesionalidad, eficacia y alta eficiencia.

Además, en el proceso de modernización que la empresa inició desde el pasado 2017, cuenta también con las más modernas tecnologías y herramientas de gestión empresarial, lo que ha permitido la optimización de los procesos a nivel interno, haciendo a la organización en su conjunto mucho más eficiente, permitiendo el uso de información a tiempo real que puede ser analizada por los Directivos de mayor nivel y que les facilita la toma de decisiones de una manera ágil, favoreciendo una gran adaptabilidad a los cambios que se producen en el devenir diario de la actividad.

¿Qué tipo de empresas son clientes de DOYC en el sector de la distribución de combustibles derivados del petróleo? ¿Operadoras? ¿Pymes? ¿Cuál es el peso que representa cada uno de estos tipos de empresas en la actividad de su DOYC en este mercado?

A lo largo del tiempo, la tipología de nuestros clientes ha sido variada, pero, en términos generales de manera habitual, nuestros principales clientes, aquellos a los que hemos prestado servicio durante estas tres décadas de existencia han sido, sobre todo, los grandes operadores y grandes grupos privados con amplias redes de estaciones propias repartidas por todo el territorio nacional.

En su momento, este tipo de clientes representaba casi el 90% de nuestra cartera de clientes. Sin embargo, con el paso del tiempo y los cambios acontecidos en el sector, especialmente desde la liberación del mismo, nuestros clientes son más variados, teniendo un peso muy importante dentro de nuestra actual cartera de clientes empresas dedicadas a la promoción de redes de estaciones de servicio y unidades de suministro de las denominadas ‘low-cost’. A la fecha, este tipo de clientes puede representar alrededor del 60% de nuestra facturación, siendo el 40% el que corresponde a los grandes operadores y empresas privadas no dedicadas al segmento ‘low-cost’ y que poseen extensas redes de puntos de abastecimiento a nivel nacional, todo ello hablando exclusivamente de nuestra actividad ligada a este segmento del mercado de la construcción.

foto

El sector de las estaciones de servicio continúa siendo uno de los más importantes para DOYC. La compañía también ofrece sus servicios al mercado logístico y dotacional, entre otros.

Las peticiones que realizan unos y otros, ¿difieren o son similares? Si son distintas, ¿podría explicarnos cuáles son esas diferencias?

En general, y como decía en mi respuesta a una cuestión anterior, las peticiones suelen ser muy parecidas por no decir que iguales, ya que el núcleo del negocio es el mismo, ya sea que hablemos de una estación de servicio sujeta al modelo tradicional o sea que nos refiramos al modelo ‘low-cost’. La única variación sensible que puede haber es en relación a las calidades a nivel de acabados empleadas en un tipo de instalación u otra, siendo en ambos casos todo el proceso constructivo prácticamente el mismo.

Teniendo en cuenta la oferta gratuita existente, así como los puntos de recarga en domicilios particulares y empresas, ¿considera que la recarga de baterías de vehículos eléctricos es un negocio interesante para las estaciones de servicio?

A día de hoy no creo que sea tanto un negocio en sí mismo como un servicio complementario que debe de ir permitiendo a estas instalaciones incorporarse al mundo de la electrificación del mundo del automóvil porque, al menos en mi opinión, el vehículo eléctrico ha llegado para quedarse y aunque sea a medio plazo y no tan a corto, creo que la movilidad de las personas a nivel privado pasa por este tipo de vehículos y, mientras tanto, también por los vehículos de tipo híbrido ya sean con un motor de gasolina o de gasóleo como parte del grupo motriz.

Creo que, dado que una parte importante del negocio de las estaciones de servicio está a día de hoy constituido por la amplia variedad de servicios adicionales y complementarios que se ofrecen al usuario, el hecho de ofrecer uno o varios puntos de recarga no dejaría de ser un complemento y un refuerzo de esa gama de servicios adicionales y una manera también de seguir potenciando los ingresos que obtienen de servicios tales como las zonas de lavado, las ventas de productos de tienda o del uso de los servicios de cafetería y restauración, con un tipo de cliente que a día de hoy no encuentra un motivo concreto para hacer uso de este tipo de instalaciones porque no necesita repostar un combustible fósil tradicional en su vehículo.

32 años aceptando retos

 

DOYC es una empresa que a lo largo de su historia se ha caracterizado por su inquietud, por la búsqueda de nuevos nichos de mercado en los que desarrollar su actividad. Si bien el sector de las estaciones de servicio es uno de los más importantes para la empresa granadina, la firma al frente de la cual se encuentran los hermanos Javier y Vanesa Toro está presente en otras áreas de actividad y en varios países. Javier resume la evolución de la compañía:

Desarrollo de Obras y Contratas SL (DOYC), nace en Granada en el año 1988 bajo el nombre de Construcciones Nacionales de la mano de su fundador, D. Antonio Toro García, como una pequeña empresa constructora dedicada a la realización de pequeñas actuaciones de reformas y adecuación de espacios.

Con el transcurso de los años, la empresa va diversificando y ampliando su actividad constructiva y se especializa en el sector del petróleo y el gas realizando multitud de trabajos para Campsa, de quién fue de la mano en su crecimiento empresarial y a quién acompañó también en su proceso de expansión internacional, una vez ya bajo el nombre de Repsol. En ese crecimiento internacional, la empresa llegó a tener una filial en Ecuador en la década de los años 90.

Después de esa etapa, la empresa centró su desarrollo y su crecimiento en el territorio nacional, dónde se convirtió en referente en su sector, siendo una empresa muy bien considerada entre sus clientes y llegando a ser una empresa con una altísima especialización en la construcción, reforma y adecuación de áreas de servicio, estaciones de servicio, unidades de suministro y en general, cualquier actuación vinculada al almacenamiento y suministro de carburantes en todo el territorio nacional.

Ya en la década de los años 2000, la empresa decide seguir con su proceso de diversificación y crecimiento, lo que la lleva a adentrarse en el mundo de la licitación pública, lo que hizo con gran éxito, realizando un elevado número de intervenciones sobre todo a nivel autonómico para un importante número de organismos públicos, tales como el Ente Público de Infraestructuras y Servicios Educativos de Andalucía (ISE), el Servicio Andaluz de Salud, La Dirección General de la Guardia Civil, etc.

En el año 2006 la empresa retoma la senda de su expansión internacional y durante dos años acomete un importante trabajo de preparación y adecuación de su estructura para asumir este importante reto de volver a tener actividad y presencia en otros mercados distintos del doméstico, analizando para ello diferentes mercados y llevando a cabo durante ese tiempo una muy importante inversión en la realización de una meticulosa investigación de mercados que culmina en el año 2008 con la creación de su división internacional, denominada DOYC International y bajo cuya denominación unos años más tarde se creó la filial de Guinea Ecuatorial que en la actualidad sigue activa y bajo la que también se pusieron en marcha otra serie de posibles proyectos de implantación en territorios tan diversos como Argelia, Chile y Emiratos Árabes, proyectos todos ellos que quedaron en suspenso debido a la interferencia generada por la crisis que se desató en el año 2008 y que afectó de manera muy severa al sector de la construcción.

Dada la naturaleza de la empresa, su no inmersión en el mundo inmobiliario y a su saneado estado financiero, la empresa atravesó la crisis con dificultades como todo el sector, pero con solvencia y seguridad, siendo una de las empresas del sector que pudo continuar su actividad incluso tras la dureza y prolongada duración de ese periodo de crisis. Una vez pasado ese periodo, la empresa decidió seguir su diversificación y acometer nuevos nichos de mercado hasta entonces inexplorados, tales como la realización de trabajos de construcción de naves industriales, centros logísticos y cualquier otro trabajo de cierta magnitud dentro de su sector para poner en valor y rentabilizar todo su conocimiento y la experiencia acumulada.

En 2017 y tras el fallecimiento de su fundador, D. Antonio Toro, son sus hijos Vanesa Toro y Javier Toro los que se hacen cargo de la dirección de la empresa en diferentes fases y quiénes han aplicado una política continuista en cuanto a la diversificación pero aplicando a su vez profundos cambios en el modelo de empresa, que pasa por un cambio del modelo directivo, del modelo de negocio y por la adaptación de la empresa a los tiempos actuales y al entorno tecnológico en el que nos encontramos. La idea es mantener la empresa como referente en todas sus especializaciones, abrir nuevas líneas de negocio, retomar la senda de la expansión internacional y sentar las bases de una empresa moderna, adaptada al entorno y a la evolución tecnológica que vivimos dejando las bases del negocio definidas para las próximas generaciones que dirigirán la compañía en el futuro y que ya aparecen en el horizonte.

foto
En el proceso de modernización que la empresa inició en 2017 se ha profundizado en la apuesta por “las más modernas tecnologías y herramientas de gestión empresarial, lo que ha permitido la optimización de los procesos a nivel interno, haciendo a la organización en su conjunto mucho más eficiente”, declara el director general de DOYC.

Teniendo en cuenta su experiencia en el sector, ¿cuáles son los principales factores que determinan el éxito de una estación de servicio? ¿Cuáles son las principales peticiones de los usuarios de las estaciones de servicio?

En nuestra experiencia, el factor principal que determina el éxito de una estación de servicio sigue siendo el que era hace años y que no es otro que tener una buena localización y una muy buena comunicación con la vía en la que se encuentra ubicada, caso de que estemos hablando de instalaciones emplazadas en vías de comunicación fuera de núcleos urbanos, como podrían ser autovías y autopistas para tener el mayor número de usuarios posible. Es básico que el usuario vea la instalación con suficiente antelación y que cuándo decida acceder a la misma lo pueda hacer de una forma ágil, de igual modo a como espera que sea el retorno a la vía por la que iba circulando en dirección a su destino. Caso de no ser así, el usuario, si no es estrictamente necesario, en muchas ocasiones opta por seguir y buscar una estación de servicio con mejores accesos y salida. Si hablamos de estaciones de servicio ubicadas en el entorno urbano, el ‘secreto’ está también en esa ubicación y en el potencial número de usuarios del entorno que se ha estimado que puede hacer uso de esa instalación y también, de nuevo, la facilidad de acceso y retorno a la vía a por la que se circulaba.

Desde el punto de vista de usuario, soy de los que aún prefiere una estación de servicio atendida, algo que cada vez es más difícil de encontrar, porque lo considero un valor añadido en este tipo de instalaciones. Agradezco la agilidad en el cobro una vez finalizada la operación de repostaje y valoro muy positivamente cuando las instalaciones están limpias y en buen estado de uso desde todos los puntos de vista, tanto a nivel del pavimento en la zona de repostaje como, por ejemplo, a nivel de limpieza y desinfección de aseos o de zona de cafetería y restauración, caso de que la estación disponga de este tipo de servicios.

Para muestras, tres botones

 

De entre todas las obras realizadas por DOYC en el sector, el director general de la constructora granadina destaca tres proyectos.

 

-Área de servicio de Llanera (Llanera, Asturias).

Proyecto consistente en la construcción de un área de servicio completa para nuestro cliente Repsol, compuesta de dos estaciones de servicio, una en cada margen, además de un restaurante y un hotel, así como de ejecución de los correspondientes viales de acceso (carriles de aceleración y desaceleración) desde la autopista.

Importe total del proyecto: 5,5 millones de euros.

-Estación de servicio de ‘Enramadilla’ (Sevilla, Andalucía).

Proyecto consistente en la construcción de una estación de servicio singular incluida en el primer edificio eficiente en Andalucía para nuestro cliente Enramadilla S.L.

Importe total del proyecto: 1,3 millones de euros.

-Estación de servicio de Taco (Tenerife, Islas Canarias).

Proyecto consistente en la participación en la construcción de una parte de la estación de servicio para nuestro cliente Cepsa, cuya singularidad reside en el diseño vanguardista del edificio y su marquesina, que constituye la nueva imagen modernista diseñada por nuestro cliente para este tipo de instalaciones.

Importe ejecutado del proyecto: 692.000 euros.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.