Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

 Entrevista a Andreu Puñet, director general de la AOP

“Esta crisis ha puesto de manifiesto que los combustibles líquidos son absolutamente necesarios”

Salva Bravo Nebot19/05/2020

El director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos, AOP, Andreu Puñet, destaca en esta entrevista el papel que las refinerías y la industria petroquímica está jugando en la lucha contra la pandemia del coronavirus y remarca que “gracias a las inversiones realizadas”, las refinerías españolas “disponen de flexibilidad para poder adaptar su producción a la demanda del mercado”.

foto

Puñet asumió el cargo de director general de la AOP en enero de 2018. Hasta esa fecha su última responsabilidad en el Grupo Repsol -en el que empezó a trabajar en 1980 como ingeniero de Procesos de Refino y Petroquímica en la refinería de Tarragona- fue la de consejero delegado de Petronor.

Durante estos más de dos años, la AOP ha tomado un camino que se materializa en la ‘Estrategia para la Evolución hacia los Ecocombustibles’, “una propuesta a largo plazo y un marco general de actuación”, que, en opinión de Puñet, “no debería verse afectada por la situación actual”.

¿Cuál es la situación de las refinerías en España tras más de un mes de vigencia del estado de alarma, que ha hundido el consumo de combustibles derivados del petróleo?

Las nueve refinerías españolas están en funcionamiento, adaptando su producción a las necesidades de la demanda.

Tenemos muy claro el papel que queremos tener como sector: por un lado, garantizar la movilidad de bienes y servicios esenciales: desde el transporte sanitario, la distribución de alimentos o los desplazamientos de fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. Por otro lado, suministrar la materia prima necesaria para la fabricación de los materiales médicos, tan necesarios hoy. No olvidemos que muchos materiales médicos y los productos de limpieza están hechos con productos derivados del petróleo. En las refinerías se hace la primera transformación y proporcionamos las materias semielaboradas para la industria petroquímica. Este es un papel fundamental del sector a nivel global.

foto
Vista aérea de parte de las instalaciones de la refinería de Repsol en La Coruña.

¿Han reducido su actividad para evitar colapsar los depósitos de almacenamiento propios y los de CLH, así como los de otros operadores logísticos?

Desconocemos los detalles. Como decía, lógicamente, están adaptándose a la demanda, pero no sabemos qué medidas concretas está tomando cada refinería y cómo están afrontando esta caída de la demanda ya que, como asociación, no podemos entrar en las decisiones de negocio de nuestros socios.

¿Qué iniciativas se han puesto en marcha para ajustar la producción de las refinerías a la actual demanda? ¿Qué solución se está adoptando con el queroseno, cuya demanda casi es testimonial?

No puedo hablar por cada refinería, pero me consta el esfuerzo que se está haciendo en estas circunstancias para garantizar el suministro. Conviene destacar que las refinerías españolas, gracias a las inversiones realizadas, disponen de flexibilidad para poder adaptar su producción a la demanda del mercado.

En estas circunstancias, ¿será necesario paralizar la actividad de algunas de las refinerías existentes en territorio español?

foto
Imagen de la refinería de Cepsa en La Rábida, Huelva.

Sabemos que nuestros socios están comprometidos con mantener toda la normalidad posible de la situación, dado que el sector es un servicio esencial y que se está haciendo un enorme esfuerzo por parte de las compañías para mantener el empleo y causar el mínimo impacto posible. Dicho esto, es una decisión de negocio de cada compañía en la que como asociación no entramos.

La profunda crisis económica que esta situación va a provocar en la economía mundial podría tener consecuencias en el denominado Pacto Verde Europeo. El previsible cambio de las prioridades económicas a nivel global, ¿afectará a la ‘Estrategia para la Evolución hacia los Ecocombustibles’ de la AOP o a pesar de estas circunstancias se mantendrán los ambiciosos objetivos contemplados en ella?

La ‘Estrategia para la Evolución hacia los Ecocombustibles’ es una propuesta a largo plazo y un marco general de actuación, por lo que no debería verse afectada por la situación actual, más allá de ajustes lógicos en las medidas y acciones a corto plazo.

Esta crisis también ha puesto de manifiesto que los combustibles líquidos son absolutamente necesarios y que tendrán que formar parte de la transición energética. Tenemos que hacer compatibles el objetivo de reducir emisiones de CO2 con el de desarrollo económico. La reducción por la paralización de la actividad económica no es el camino.

Además, el sector del refino puede poner todo su potencial tecnológico e innovador al servicio de la reconstrucción social y económica una vez que superemos la crisis sanitaria.

¿Cree que el hundimiento del precio del petróleo en los mercados internacionales supondrá un hándicap añadido al desarrollo de energías alternativas y, también, al desarrollo del vehículo eléctrico? Por el contrario, ¿considera que estos bajos precios del barril serán algo pasajero y también sus consecuencias sobre las energías alternativas y los vehículos eléctricos?

Creemos que las coyunturas de precios no deberían condicionar el desarrollo de unas u otras tecnologías, sino que debería primar la neutralidad tecnológica.

Nosotros estamos convencidos de que los ecocombustibles deberían tener un papel en la transición energética por sus inigualables características, ya que ofrecen una solución para reducir las emisiones con carácter inmediato, aprovechando la infraestructura ya existente. Serán especialmente necesarios en aquellos sectores en los que todavía no se vislumbra otra alternativa tecnológica clara para reducir las emisiones, como el transporte pesado por carretera, el aéreo y el marítimo.

foto
Andreu Puñet destaca que la flexibilidad de las refinerías españolas ha facilitado su adaptación a la bajísima demanda de combustibles derivados del petróleo.

En cuanto a la red de distribución, ¿cómo valora los servicios mínimos decretados por el Gobierno? Algunas asociaciones sectoriales se quejan por la amplitud de los horarios fijados en ellos, que deben ser los mismos que los vigentes antes de la declaración del estado de alarma, ¿coinciden en AOP con esa apreciación?

Valoramos positivamente la iniciativa del Gobierno, que, por otro lado, era lo que demandábamos. Es una fórmula que permite una cierta flexibilidad, adaptándose a la capacidad de la red de estaciones de servicio y a la demanda a la que hay que responder.

Esperamos que dé cobertura tanto a las necesidades y particularidades de las pymes que componen la red, como a la demanda actual, que como pueden imaginar ha sufrido una importante caída, manteniendo la seguridad de suministro y la atención al transporte en puntos críticos como servicio esencial que son las estaciones.

¿Cuáles son las principales medidas puestas en marcha por sus asociados para facilitar la actividad de transportistas, integrantes de los servicios de emergencia y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado?

Por lo que conocemos, todas ellas han tomado medidas para facilitar el trabajo que todos los profesionales que comentas están llevando a cabo, que es fundamental durante esta crisis. Algunos ejemplos son repostajes gratuitos u oferta de tentempiés cuando están en ruta.

Además, AOP y sus compañías asociadas colaboraron con el Ministerio de Transportes para facilitar la información sobre los servicios de restauración anexos a nuestras estaciones de servicio a aquellos trabajadores que se tienen que seguir desplazando, como transportistas profesionales, fuerzas y cuerpos de seguridad, y otros trabajadores que puedan estar en similares circunstancias, una necesidad también básica en estos momentos tan complejos.

En definitiva, se trata de hacer más fácil la labor de los que siguen estando en la carretera, ya que somos muy conscientes del papel clave que tenemos como garantes de la movilidad de bienes y servicios esenciales protegiendo la salud de los trabajadores.

foto
“En los últimos 25 años se han invertido“en la refinerías españolas”más de 27.000 millones de euros”, destaca el director general de la AOP.

De los cinco ejes propuestos por la Alianza para la Industria a la Vicepresidencia Económica del Gobierno y el Ministerio de Industria para reactivar la economía tras la actual crisis que sufrimos, ¿cuál es la de mayor relevancia para la industria refinera nacional? ¿Podría explicarla con más detalle?

Más que decantarnos por una de las propuestas yo diría que nos afectan todas, porque su objetivo es que se tenga en cuenta a la industria española para la reconstrucción social y económica de la que hablábamos.

Las nueve refinerías españolas generan un empleo de mucha calidad y riqueza en sus entornos y en el conjunto del país. Además, ejercen un efecto tractor en muchos otros sectores de actividad por lo que el sector será fundamental para superar la crisis económica.

La industria española va a ser clave para esa reconstrucción social y económica. Vamos a poner nuestro potencial tecnológico e innovador para salir de la crisis y para el siguiente gran reto que tenemos que es la transición energética. Esta debería ser una lección aprendida de la crisis, que tenemos que cuidar la industria española y hacerla competitiva.

Finalmente, el hecho de que se trate de una crisis global, ¿cree que, a pesar de las enormes dificultades actuales, la industria española del refino saldrá fortalecida frente a la de otros países europeos?

Yo creo que se ha vuelto a demostrar que tenemos uno de los sistemas de refino más competitivos. La fortaleza de nuestro sector es debida a un importante esfuerzo inversor realizado en el período 2008-2013, que también fue muy complicado.

Estas inversiones nos permitieron mejorar la competitividad de nuestras refinerías, permitiéndoles procesar una gran variedad de tipos de crudo provenientes de diferentes partes del mundo, aumentar su eficiencia energética y capacidad de conversión, para poder fabricar diferentes porcentajes de sus productos finales lo que les permite adaptarse a la demanda existente en cada momento y así garantizar, en definitiva, el suministro del país.

No sólo se realizó el importante esfuerzo inversor que he comentado en el periodo 2008-2013, sino que ya se venía invirtiendo y se ha mantenido en el tiempo, de forma que en los últimos 25 años se han invertido más de 27.000 millones de euros.

Todas estas inversiones han permitido que nuestro país tenga uno de los sistemas de refino más competitivos y eficientes del sector, que ha permitido la transformación de España de ser un país netamente importador a uno exportador de productos petrolíferos.

Como decía antes, esperamos que esta crisis sirva para poner de manifiesto que la industria del refino española puede tener un papel clave en la recuperación inmediata, una vez que superemos la crisis sanitaria, y en la transición energética.

"La industria española va a ser clave para esa reconstrucción social y económica. Vamos a poner nuestro potencial tecnológico e innovador para salir de la crisis y para el siguiente gran reto que tenemos que es la transición energética"

Las inversiones recibidas por el sector del refino nacional “han permitido que nuestro país tenga uno de los sistemas de refino más competitivos y eficientes” (…) y “ha permitido la transformación de España, que ha pasado de ser un país netamente importador a uno exportador de productos petrolíferos”
“Tenemos que cuidar la industria española y hacerla competitiva”

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.