Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

La similitud de sus características lo convierten en un buen aliado del gasóleo

La sostenibilidad del biodiésel

Redacción Interempresas19/02/2020
La reciente celebración en Madrid de la Cumbre del Clima de Madrid COP25 ha vuelto a poner en primer plano la necesidad de impulsar iniciativas destinadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El reto exige ambición y políticas decididas, tanto por parte de administraciones como de empresas y ciudadanos, pero lo cierto es que cambiar un modelo energético que ha sido la base de la sociedad en los últimos cien años va a requerir de pequeños saltos, de evoluciones más que de revoluciones y, en el caso del biodiesel, una rigurosa gestión de sus características a lo largo de los procesos de producción y distribución para garantizar su calidad.
foto

Fabricantes de vehículos como Ford están demostrando el menor impacto ambiental del biodiésel.

Esos progresivos avances no pueden obviar cuál es el objetivo final perseguido: lograr la mayor descarbonización posible de las economías avanzadas, pero sin olvidar que la sostenibilidad debe serlo desde el punto de vista medioambiental, social y económico.

En este proceso que se viene desarrollando desde hace años, los biocombustibles, en particular los derivados de biomasa vegetal o de subproductos agrícolas, tienen mucho que decir y aportar. La incorporación de los mismos a los combustibles tradicionales no reduce las emisiones de gases de efecto invernadero en su uso en vehículos ('del tanque a la rueda'), pero puede reducir -siempre que se respeten de forma rigurosa los criterios de sostenibilidad - la contaminación que los combustibles fósiles generan en el ciclo de vida completo ('del pozo a la rueda'). Además, los bios permitirán mantener -durante un tiempo indeterminado- un entramado industrial y económico que no se puede ni se debe desdeñar. Si bien es cierto que la gestión de los biocombustibles exige el cumplimiento de unas rigurosas normas de calidad y controles tanto en los diferentes procesos de producción como en su distribución al cliente final.

Otros de los beneficios del progresivo incremento de la presencia de biocombustibles en los carburantes tradicionales son -en el caso de Europa, más aún en el de España- un suministro más plural desde el punto de vista geopolítico. También una diversificación de las fuentes energéticas, el ya señalado mejor comportamiento ambiental y el impulso a la Innovación y el Desarrollo (I+D) para lograr esa mayor presencia de los bios en los combustibles tradicionales. Estos cuatro objetivos estratégicos van en línea con las prioridades fijadas desde hace décadas por la Unión Europea en materia energética.

Ésteres metílicos de ácidos grasos

Por lo que afecta al transporte por carretera de mercancías y personas, se han desarrollado diversas opciones que cumplen, en distinto grado, los cuatro objetivos señalados anteriormente.

En el caso concreto de la progresiva sustitución de los combustibles tradicionales por carburantes menos contaminantes, será más sencillo lograr el éxito si esa introducción cubre un porcentaje relevante de la demanda total, propiciando de esa forma su producción, distribución y comercialización de forma eficiente. Además, se atenuaría la exclusividad que rodea a otras fuentes energéticas aplicadas a la movilidad.

Desde el punto de vista económico, las características de los bios, aun siendo diferentes, no se alejan excesivamente de las de los carburantes tradicionales, lo que evita que los vehículos sufran incidencias, y permite que gocen de una larga vida útil. En este punto hay que señalar que en el análisis que se realiza sobre la sustitución de vehículos actuales por otros menos contaminantes se suele pasar por alto el consumo de materias primas y de energía que requiere el ciclo de vida completo de estas nuevas tecnologías, incluyendo la construcción de los citados vehículos.

Aplicando un enfoque más concreto, y centrándonos en combustibles alternativos complementarios al gasóleo, existen unos compuestos derivados de los aceites vegetales, grasas animales o aceites usados denominados FAME (Fatty Acid Methyl Esters, ésteres metílicos de ácidos grasos), conocidos popularmente como biodiésel.

En cuanto a la utilización del biodiésel como combustible de automoción, hay que destacar que las características de los ésteres son más parecidas a las del gasóleo que las del aceite vegetal sin modificar. Por ejemplo, la viscosidad del éster es dos veces superior a la del gasóleo, frente a las diez veces o más de la del aceite crudo, o el índice de cetano de los ésteres es superior y presenta valores adecuados para su uso como combustible, frente a los valores del aceite vegetal que imposibilitan su uso.

Son combustibles que, tal y como pretende la Unión Europea, permiten diversificar la procedencia y asegurar el suministro energético. Además, si durante su producción se cumplen de forma rigurosa y verificable una serie de requisitos representan una mejora ambiental frente a los tradicionales, tal y como corroboran las evaluaciones del ciclo de vida completo del producto obtenido.

El biodiésel cumple, en mayor o menor medida, los requisitos señalados anteriormente, puesto que se produce a partir de materia prima relativamente abundante (grasas y aceites) con una tecnología que no representa una barrera de entrada y un precio que, aun siendo mayor que el del gasóleo tradicional, no resulta prohibitivo.

Una de las grandes ventajas del biodiésel es que su incorporación al gasóleo no modifica sensiblemente las propiedades y el comportamiento de éste, permitiendo que los motores de los vehículos funcionen de forma idéntica, evitando así incidencias o averías y propiciando de forma indirecta un importante ahorro económico para el usuario final desde el punto de vista global, puesto que con una tecnología probada y en un punto de madurez superior a las alternativas (los motores de combustión interna de ciclo Diesel), se logra reducir de forma muy importante las emisiones contaminantes, sin necesidad de cambio anticipado de vehículo.

foto
Toda la industria ligada a los combustibles derivados del petróleo está incrementando sus inversiones en I+D+i para colaborar en la descarbonización de la economía.

Requisitos normalizados de calidad

Para garantizar que el biodiésel puede ser utilizado con total normalidad por el usuario final, las administraciones de la práctica totalidad de los países en los que su uso se ha generalizado han establecido unos requisitos de calidad que este biocombustible debe cumplir para ser comercializado y usado sin ningún problema.

A nivel europeo, las normas de calidad de gasolinas y gasóleos que fijan la calidad que técnicamente deben cumplir estos productos son establecidas por el Comité Europeo de Normalización, del que forman parte 34 organismos nacionales de normalización, que en el caso de España es UNE.

Por lo que respecta a la calidad de los gasóleos y biodiésel, el Comité Técnico 19 definió dos normas que fijan la calidad que deben cumplir los gasóleos y el biodiésel para su uso en automoción.

-La Norma EN-590 establece la calidad que deben cumplir los gasóleos para uso en automoción.

-La Norma EN-14214 fija la calidad que debe cumplir el biodiésel para uso en automoción, puro o mezclado con gasóleo.

En la redacción de las normas participan todos los sectores de la industria: empresas de refino; fabricantes de vehículos; de biocombustibles; de componentes de automoción; asociaciones medioambientales; organismos de normalización, etcétera.

Esta representación permite que esas normas, al final de su elaboración, incluyan todas las características que un combustible debe cumplir para que se comporte de forma adecuada en todos los aspectos y etapas de su producción, manipulación y uso.

Puesto que todos los agentes del sector participan en la elaboración de estas normas, todas y cada una de las propiedades marcadas como obligatorias son necesarias para lograr un comportamiento adecuado del producto. Por consiguiente, un producto que no cumpla cada uno de los requisitos en el nivel de calidad exigido no puede ser utilizado como combustible. De hecho, ni siquiera puede ser calificado como gasóleo o como biodiésel.

Una vez concluida la elaboración de las normas de carácter técnico, son trasladadas al ordenamiento jurídico europeo y posteriormente traspuestas al ordenamiento legal de cada uno de los países integrantes de la Unión Europea. Por tanto, se trata de requisitos de obligado cumplimiento, de forma que un combustible que no cumpla los requisitos en él establecidos no puede ser comercializado.

En España la disposición legal vigente que establece los requisitos que deben cumplir los combustibles para su comercialización es el RD 1088/2010. Respecto de la calidad del biodiesel, el real decreto establece que “las especificaciones técnicas del biodiesel proveniente de ésteres metílicos de ácidos grasos para ser utilizado en vehículos a motor son las que figuran en la norma UNE-EN 14214.”

Por lo tanto, para ser comercializado en nuestro país, cualquier biodiesel -puro o mezclado con gasóleo- debe cumplir la versión vigente de la norma UNE EN-14214, que incluye, además, los métodos de ensayo para medir dichas características y los límites en los que cada una debe situarse para poder certificar que el combustible puede ser definido, y por tanto utilizado, como biodiesel.

foto
CLH fue pionera en la implantación de los biocombustibles en España. A principio de la década de los noventa la compañía empezó a realizar estudios sobre el comportamiento, evolución y posibilidades de uso de los biocombustibles con el objetivo de diseñar y construir infraestructuras óptimas para su logística.

Algunas de esas características son las siguientes:

•Comportamiento a bajas temperaturas

El biodiesel debe cumplir los requisitos de dos ensayos para garantizar que el producto no causa problemas cuando la temperatura desciende.

•Estabilidad

El biodiesel debe ser estable (o incorporar aditivos) de forma que se reduzcan las reacciones químicas que generen moléculas que puedan dar problemas en los sistemas de alimentación de los motores.

•Contenido de agua

El biodiesel tiene tendencia a incorporar agua que luego podría causar problemas en los sistemas de inyección de los motores, por lo que se limita el contenido máximo de agua en el producto.

•Monoglicéridos

Se trata de compuestos que puede contener el biodiesel como subproductos de las reacciones de obtención del mismo y que si están presentes por encima de una cantidad pueden dar problemas, en particular a bajas temperaturas, en filtros y motores.

•Acidez

El contenido de especies ácidas en el biodiesel también puede ser causa de problemas en su uso, por lo que dicho contenido se limita a un valor máximo.

Estas y otras propiedades son consideradas por los expertos indispensables para garantizar un comportamiento de los biocombustibles sin incidencias desde el punto de vista técnico y de cuidado del motor a largo plazo.

Si alguna de las propiedades incluidas en la especificación no se cumpliera, podrían producirse problemas en determinadas circunstancias o bien el propio deterioro del motor a largo plazo. Por ello es obligatorio que el biodiesel sea analizado y disponga de un certificado de cumplimiento de la norma UNE-EN 14214.

Además de lo anterior, si el biodiesel que cumple la norma UNE-EN 14214 es mezclado con gasóleo la mezcla final debe cumplir la especificación exigida al gasóleo (RD 1088/2010), por razones análogas a las expuestas anteriormente. Es decir, un gasóleo que no cumpla alguna propiedad exigida genera un riesgo de malfuncionamiento del motor en el cual se esté utilizando, un aumento de las emisiones contaminantes o menores prestaciones. De hecho, por ejemplo, podría darse el caso de que el motor no funcionara si se obturara el filtro del combustible a bajas temperaturas o por un exceso de monoglicéridos saturados.

Por otro lado, también es importante señalar que las diferentes temperaturas atmosféricas entre el verano y el invierno hacen necesario que la calidad exigida, tanto al biodiesel como al gasóleo mezclado con biodiesel, cambie en función de la estación del año, por lo que hay biodiesel y gasóleo de verano y de invierno, con calidades diferentes debiendo el producto cumplir las especificaciones que aplican a uno y otro periodo estacional.

foto
La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero se logrará por diversos caminos tecnológicos. Los cambios que deberán implementarse en la movilidad serán progresivos.

La garantía de calidad de CLH

 

CLH ha sido pionera en la implantación de los biocombustibles en nuestro país. A principio de la década de los noventa, cuando todavía no había proyectos de producción en España, la compañía empezó a realizar estudios sobre el comportamiento, evolución y posibilidades de uso de los biocombustibles con el objetivo de diseñar y construir infraestructuras óptimas para su logística.

A partir de ahí, y con el objetivo de que los clientes y operadores puedan responder a las nuevas necesidades del mercado, CLH ofrece los servicios de almacenamiento y distribución de biocombustibles y sus instalaciones están adaptadas para almacenar y suministrar biocarburantes.

La compañía distribuye y mezcla para expedición final en los camiones que salen de sus plantas no solo biodiesel, sino también bioetanol. Durante 2019 CLH gestionó en torno a 2 millones de metros cúbicos de estos combustibles.

Para facilitar la incorporación de los biocombustibles al sistema logístico no solo se diseñaron nuevas infraestructuras, sino que también se han ido perfeccionando los sistemas de control y aseguramiento de la calidad. Así, la compañía ha desarrollado protocolos, ha establecido estándares y ha puesto a punto equipos y métodos de ensayo con el objetivo de que el producto de todos los operadores cumpla las especificaciones legales y tenga las mismas características.

De este modo, tanto el biocarburante que entra en el sistema logístico de CLH y como el que es expedido es analizado para asegurar que cumple rigurosamente con todas las características que la norma exige, lo que garantiza el buen comportamiento del mismo bajo cualquier circunstancia.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.