Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
El operador logístico se prepara para hacer frente a la transición energética

CLH tiene un plan

Salva Bravo Nebot22/07/2019

A pesar de los cambios que propiciará la transición energética, la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) continuará prestando sus servicios a sus clientes durante muchos años. Y aunque el consumo de derivados del petróleo irá progresivamente decayendo en Europa, en otros mercados su demanda seguirá creciendo. En este sentido, la internacionalización del operador logístico permitirá a la empresa compensar los retos a los que tendrá que hacer frente la economía del Viejo Continente.

foto

Así lo anunció el consejero delegado de CLH, Jorge Lanza, en un desayuno informativo celebrado el pasado 24 de junio en el Hotel Palace de Madrid. El evento, organizado por Executive Forum y patrocinado por FCC y Nervión, permitió conocer la opinión de una empresa que, apostando por la excelencia, ha colaborado en el desarrollo económico del país.

El plan al que hacemos referencia en el titular fue resumido por Lanza, quien afirmó que “nuestro Plan Estratégico pasa, en primer lugar, por reducir nuestra huella ambiental. Además de las ventajas para el entorno, nuestro mayor coste operativo es el energético, por lo que vamos a incrementar el origen renovable de la energía consumida y reduciremos nuestro consumo con medidas como la sustitución de las actuales luminarias por LEDs, entre otras. Todo ello para alcanzar el objetivo que nos hemos marcado en unos años: que nuestra huella de carbono sea igual a cero”, declaró el consejero delegado de CLH.

“Por otro lado”, continuó Lanza, “vamos a desarrollar nuevas infraestructuras para nuestros clientes. Y si hasta ahora hemos sido un operador logístico monoproducto, en el futuro podríamos prestar servicios logísticos a otros sectores, como la industria química”.

foto
El desayuno informativo dio comienzo a la hora prevista y se prolongó los 60 minutos anunciados. La puntualidad y el cumplimiento de la duración prevista siguen siendo poco frecuentes en este tipo de eventos. En el evento del pasado 24 de junio, Excutive Forum cumplió con el horario.

Exportar eficiencia

El enfoque que CLH aplica sobre su labor está permitiendo a la compañía incrementar su actividad exterior. Tanto en Europa como en Centroamérica o en Oriente Medio, sus procesos han permitido incrementar la eficiencia de sus clientes. En este proceso de internacionalización, la compañía presidida por José Luis López de Silanes cuenta con el apoyo de empresas como FCC, que bajo las directrices de CLH está interviniendo en el aeropuerto de Dublín.

Volviendo al evento del pasado 24 de junio, la presentación del desayuno corrió a cargo de Cesar Chiva Agustín, director de Executive Forum, quien dio paso a Pablo Colio, consejero delegado de FCC, que mostró su satisfacción por la relación que mantienen CLH y FCC, “una colaboración histórica que se ha materializado tanto en proyectos desarrollados en España como fuera de nuestro país”, afirmó.

Colio hizo referencia a las intervenciones que se están llevando a cabo en el ya citado aeropuerto dublinés, que sigue operando con normalidad mientras se están modernizando sus instalaciones de suministro de carburantes a las aeronaves.

foto
De izquierda a derecha, Cesar Chiva Agustín, director de Executive Forum; Jorge Lanza, consejero delegado de CLH, y Pablo Colio, consejero delegado de FCC.

Un proceso global poliédrico

Tras agradecer a Executive Forum la organización del desayuno informativo, que dio comienzo con una puntualidad muy poco frecuente y que desde aquí agradecemos, Jorge Lanza señaló que la transición energética es un proceso poliédrico. Dependiendo del lugar en el que uno se encuentre, ese proceso puede hacer referencia al propio acceso a la energía o al progresivo abandono de las fuentes energéticas más contaminantes. Con esta apreciación, el consejero delegado de CLH puso el foco sobre un factor que no puede pasarse por alto: la globalización. Una globalización que es el resultado de innumerables cuestiones locales.

En este sentido, Lanza subrayó que Europa lidera la lucha contra el cambio climático, pero también insistió en que evitar el calentamiento global no solo depende de los esfuerzos que se hagan en nuestro continente. En este punto llamó la atención sobre el incremento de la demanda energética que protagonizarán en los próximos años países como China e India. El reto, dijo el consejero delegado de CLH, es lograr un incremento económico con un menor consumo energético. Lanza, quien añadió que la calidad de vida siempre ha estado relacionada con la energía, dijo que “el escenario sostenible requiere invertir la relación histórica entre el crecimiento económico, la demanda energética y las emisiones”.

Sobre los dos gigantes asiáticos, Lanza auguró que el consumo energético de ambos países, que en la actualidad suman una población de alrededor de 2.720 millones de personas, se duplicará en 2030, un incremento que, inevitablemente, aumentará las emisiones de efecto invernadero a nivel mundial. Lanza llamó la atención sobre un dato que relativiza los beneficios que los esfuerzos europeos por reducir la contaminación de sus economías tendrán en el clima global: el Viejo Continente es el responsable del 10% de las emisiones contaminantes mundiales.

El consejero delegado de CLH, quien considera que es necesario que Europa logre atraer a otros grandes países a esa lucha contra el calentamiento global, afirmó que uno de los cambios que en mayor medida colaboraría en la reducción de las emisiones de CO2 es el progresivo abandono del carbón como fuente energética para obtener electricidad.

foto
El auditorio escuchó con interés la intervención de Jorge Lanza.

Un esfuerzo múltiple

Otras medidas que permitirían acercarse a los ambiciosos objetivos del Acuerdo de París, apuntó Lanza, serían la mejora de la eficiencia energética, la implantación de prácticas dirigidas a lograr una Economía Circular y una decidida apuesta por técnicas y materiales que permitan reducir el consumo energético de las viviendas, construyendo edificios inteligentes. Asimismo, el consejero delegado de CLH recordó que el 15% de las emisiones contaminantes son responsabilidad del transporte, reiterando de forma velada que Europa está centrando sus esfuerzos en actividades que no son las que peor comportamiento medioambiental muestran.

En este punto no está de más recordar que el Acuerdo de París, firmado en 2015 dentro de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, logró la adhesión de más de 120 países. Y a pesar que en 2017 Estados Unidos anunció que se retiraba del citado acuerdo, el pacto entrará en vigor a partir de 2020.

De manera más concreta, la Unión Europea ha desarrollado un Marco sobre clima y energía para 2030 que establece ambiciosos objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, eficiencia energética y desarrollo de fuentes energéticas renovables. Asimismo, trabaja para la fijar un escenario de referencia hasta 2050 en una progresiva línea de descarbonización de la economía.

Volviendo al Hotel Palace, a la mañana del 24 de junio, Lanza señaló que a pesar de que el peso en el ‘mix’ energético mundial del petróleo y sus derivados irá descendiendo en los próximos años, seguirán teniendo una relevante cuota en el reparto global. El hecho de que el parque rodante mundial se vaya a situar en 2040 en 2.000 millones de vehículos (un crecimiento del 80% respecto a la cifra actual, aseguró) es una de las razones por las que gasolinas y gasóleos seguirán estando presente en el día a día de cientos de millones de personas. No obstante, Lanza admitió que el impulso que está recibiendo el vehículo eléctrico (en Europa, pero también en China) tendrá sus consecuencias en la demanda de los derivados del oro negro. Una demanda que, proporcionalmente, será menor a la actual a pesar de que en el periodo 2017-2040 la cantidad de vehículos a nivel mundial crecerá ese 80% mencionado. El incremento de la eficiencia de los motores de combustión será la principal contribución que facilitará este hito, pero también la mayor utilización de biocombustibles.

Algunos modos de transporte son más susceptibles de llevar a cabo su propia transición ecológica. Es el caso de los buques, que, fundamentalmente en Europa, están abandonando el uso de los fuelóleos en beneficio del gasóleo y, en un paso más allá, se están ‘pasando’ al gas natural licuado (GNL). También la aviación, que es el modo más contaminante de todos, está logrando reducir su huella ambiental mejorando la eficiencia de los motores y, además, incrementando la proporción de biocombustibles presentes en el queroseno.

Lanza, que fue armando un discurso muy compacto, insistió en la necesidad de que en los avances en la descarbonización de la economía se opte por la neutralidad tecnológica en la que el euro invertido sea el que ofrezca la mejor relación coste eficiencia, puesto que la promoción de alternativas menos desarrolladas suele propiciar un abandono de opciones maduras que aún tienen por delante un largo recorrido tecnológico de mejora.

foto

El consejero delegado de CLH transmitió un mensaje claro sobre los planes del operador logístico para adaptarse a la transición energética.

El riesgo de la deslocalización industrial

El consejero delegado de CLH advirtió sobre los riesgos que conlleva “mover la economía” sin haber evaluado las consecuencias que esos cambios podrían producir, más aún en una economía globalizada. En el turno de preguntas, Lanza exhortó a no ser “quijotes”, puesto que existe el riesgo de que sectores económicos relevantes para la economía nacional decidan trasladar sus centros productivos a lugares con menos corsés legislativos y medioambientales.

“Somos el primer operador logístico europeo por número de kilómetros de oleoductos. Disponemos de un sistema eficiente, creado en España y que tiene fácil a aplicación en el extranjero. Gracias a la tecnología que incorpora garantizamos la mayor eficiencia del sistema”, describió Lanza.

En el turno de preguntas, Lanza advirtió que fijar objetivos medioambientales muy ambiciosos puede terminar desincentivando los esfuerzos ante la dificultad de alcanzar esos límites. En otra de sus respuestas, el consejero delegado de CLH remarcó que la industria Oil&Gas es muy consciente de que debe reducir el impacto ambiental que provoca.

Con respecto al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, Lanza recordó que contempla la inversión de 200.000 millones de euros. El 70% de ella provendrá de la iniciativa privada, destacó. Lanza considera que los objetivos marcados en los planes y programas a los que España está obligada se terminarán alcanzando, pero en un plazo mayor al establecido inicialmente.

Lanza exhortó a no ser “quijotes”, puesto que existe el riesgo de que sectores económicos relevantes para la economía nacional decidan trasladar sus centros productivos a lugares con menos corsés legislativos y medioambientales

El CEO de CLH llamó la atención sobre un dato que relativiza los beneficios que los esfuerzos europeos por reducir la contaminación de sus economías tendrán en el clima global: el Viejo Continente es el responsable del 10% de las emisiones contaminantes mundiales

El consejero delegado de CLH considera que es necesario que Europa logre atraer a otros grandes países a la lucha contra el calentamiento global
Lanza subrayó que Europa lidera la lucha contra el cambio climático, pero también insistió en que evitar el calentamiento global no solo depende de los esfuerzos que se hagan en nuestro continente

Lanza, que armó un discurso muy compacto, insistió en la necesidad de que en los avances en la descarbonización de la economía se respete la neutralidad tecnológica

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.