Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Álvaro Fontes, presidente de Agavecar

El empresario que pretenda sobrevivir tiene que diversificar

Revista Estaciones de servicio11/06/2010
EESS Digital.- El empresario que pretenda sobrevivir debe diversificar. Así de rotundo se expresa Álvaro Fontes, presidente de la Agrupación Andaluza de Vendedores al por menor de Carburantes y combustibles (Agavecar), en una entrevista concedida a Estaciones de Servicio, de la que hoy les ofrecemos un adelanto y que podrán leer íntegramente en el próximo número de la revista. El presidente de Agavecar afirma que debido primero al estancamiento y luego a la paulatina bajada de la venta de litros los responsables de estaciones de servicio han dejado de ser gasolineros para convertirse en verdaderos empresarios que nos dedicamos tanto a la venta de combustibles, como de butano, alimentación, prensa, repuestos, lavado, hostelería, hasta incluso últimamente estamos montando lavanderías al puro estilo americano en las estaciones. Durante la entrevista, Fontes hace un repaso general al sector, incluyendo el modo en que afectará la popularización del vehículo eléctrico. En su opinión, el impulso que la Administración y las grandes corporaciones están dando a este tipo de automóviles no debe suponer una amenaza para las estaciones de servicio si ese empuje se hace de manera coherente y se aprovecha la infraestructura de la red. En cuanto a los problemas a los que se enfrentan diariamente los gasolineros andaluces, Fontes hace hincapié en la competencia desleal que, en su opinión, ejercen las cooperativas que distribuyen carburante. En cuanto a los hipermercados, el presidente de Agavecar afirma no entender el afán que tiene la Administración en favorecerles discriminando así a nuestro sector. Fontes asegura que este apoyo está basado en la peregrina excusa de crear mayor competencia en un mercado cuyos márgenes son muy ajustados y que requiere inversiones permanentes para dar satisfacción a una normativa muy exigente. De hecho los hipermercados utilizan las gasolineras como producto reclamo y no esta muy claro que de ello derive una ventaja para el cliente ya que lo que ahorra en combustible puede que lo pague como sobreprecio en otros productos.