Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Facilitará el acceso a la financiación a las empresas que cuiden la RSC

Bruselas simplifica la normativa sobre contabilidad y ahorra a las pymes 1.700 millones anuales

Revista Estaciones de servicio26/10/2011
EESS Digital.- La Comisión Europea ha propuesto este martes simplificar la normativa europea sobre contabilidad financiera aplicable a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y reducir la carga administrativa innecesaria con el objetivo de ahorrarles hasta 1.700 millones de euros al año, informa Europa Press.

Bruselas propone simplificar y limitar la información requerida a las pymes a la hora de elaborar su Declaración de Estado Financiero (cuenta de beneficios y pérdidas, balance y un número limitado de notas de acompañamiento) y eximirles de presentar la versión consolidada de esta declaración, algo que ya ocurre en todos los Estados miembros salvo Estonia, Grecia y Rumanía.

Además, también propone eximir a las empresas cotizadas, incluidas las pymes, de su obligación de publicar su información financiera cada trimestre, lo que contribuirá no sólo a reducir sus costes sino a desanimar también movimientos especulativos de corto plazo.

Además, con el objetivo de promover el concepto de responsabilidad social y medioambiental corporativa, el Ejecutivo comunitario ha propuesto la creación de un nuevo fondo, dotado de 90 millones de euros, para apoyar a las empresas cuyas actividades tengan un elevado impacto social o medioambiental, según ha explicado el comisario de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor.

Bruselas también estudia cómo mejorar el acceso a la financiación de las empresas que cuidan especialmente la RSC a través de los fondos estructurales o regionales. La Comisión quiere reconocer a estas compañías ambiciosas que quieran hacer más en la responsabilidad social corporativa, ha justificado el comisario de Industria, Antonio Tajani, quien ha reconocido que la responsabilidad social de las empresas no puede ser impuesta.

Asimismo, ha avanzado que Bruselas estudia cómo identificar mejor a este tipo de empresas en términos de contratación pública, algo que revisará en el futuro inmediato, así como la normativa sobre ayudas estatales para beneficiar a este tipo de empresas que cumplen una función social.