Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Los empresarios temen perder 10.000 empleos y 1.000 pymes en el segundo semestre del año

La venta de coches se desploma en la primera quincena de octubre

Revista Estaciones de servicio25/10/2010
EESS Digital.- La venta de automóviles ha vuelto a caer durante la primera quincena de este mes y, en esta ocasión, lo ha hecho en un 37,7% respecto al mismo periodo del año pasado. Estos datos han sido presentados por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), la cual representa a 2.400 concesionarios y 3.000 compraventas.

Ganvam también ha puesto de manifiesto que, aunque las bajadas en las ventas se han producido en todas las comunidades autónomas, los datos más negativos se dan en País Vasco y Castilla y León, regiones que han sufrido un descenso de más del 50%. De esta forma, la venta de coches registra su cuarta caída consecutiva en lo que va de año, producida sobre todo por el fin del Plan 2000E, el cual consiguió dinamizar las ventas en su año de duración.

Por ello, Ganvam ha pedido a los grupos políticos que enmienden los ya aprobados Presupuestos Generales del Estado para 2011 y que incluyan un nuevo programa de ayudas similar al Plan 2000E, a la vez que han solicitado un encuentro con el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián.

Por su parte, el presidente de la patronal, Juan Antonio Sánchez Torres, prevé que ,si no se corrigen esos presupuestos, las ventas de automóviles pueden reducrise a 850.000 unidades en el año 2011. Además, Sánchez Torres ha calificado de dramática la situación actual del sector y ha recordado que desde el inicio de la crisis se han destruido más de 30.000 empleos en las redes de distribución y han desaparecido cerca de un millón de pymes concesionarias.

De esta forma, el presidente de Ganvam pedirá a Miguel Sebastián que interceda para la puesta en marcha de un plan de ayudas directas a la compra de vehículos durante al menos seis meses más, pues, según Sánchez Torres, el sector de la automoción no busca estar permanentemente subvencionado, sólo mientras dure lo peor de la crisis, pues es la única forma de que se recupere una industria estratégica para la economía española, pues supone un 9% de su PIB.