Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Gracias a una joint venture con Lukoil

Meroil ampliará su terminal de almacenamiento del Puerto de Barcelona

Revista Estaciones de servicio24/09/2010
EESS Digital.- Meroil ha establecido una joint venture con Litasco (Lukoil International Trading and Supply Company) para la consecución de varios proyectos, entre los que se encuentra la ampliación de la terminal petrolífera que Meroil tiene en Barcelona.

Con sede en Ginebra, Litasco es la división internacional de trading y ventas de Lukoil, la mayor petrolera rusa.

La constitución de la joint venture ha sido anunciada recientemente por el presidente ejecutivo de Meroil, José Luis Porté, quien ha explicado que el proyecto de ampliación de la terminal de Meroil en el Puerto de Barcelona tiene como objetivo incrementar la capacidad de almacenamiento de la instalación hasta alcanzar un millón de metros cúbicos.

Tras la finalización de las obras, que requerirán una inversión de 50 millones de euros, la terminal de Meroil en el Puerto de Barcelona se convertirá en una de las mayores infraestructuras de este tipo de la región Mediterránea.

La finalidad de la terminal será recibir productos petrolíferos y biocombustibles en grandes buques de hasta 150.000 TRB para ser reexportados a otros mercados o destinados a consumo nacional a través del sistema de oleoductos de CLH o bien por camión.

Desde Meroil explican que la Autoridad Portuaria de Barcelona, encabezada por su presidente, Jordi Valls, ha propiciado de modo determinante el desarrollo de este proyecto. En este sentido, desde la petrolera catalana afirman que el Puerto de Barcelona ha sido dotado de infraestructuras clave, como un nuevo atraque de mayor calado -que ha supuesto una inversión de nueve millones de euros- y que será capaz de albergar buques oceánicos de gran tonelaje.

Además, la Autoridad Portuaria de Barcelona ha facilitado a Meroil-Litasco 40.000 metros cuadrados adicionales colindantes a los 85.000 en los que se asienta la terminal actual.

Este nuevo desarrollo hace que el puerto de Barcelona se convierta en una plataforma logística petrolera de gran proyección, y se estima que incrementará su tráfico anual de productos petrolíferos en más de un 50%.