Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
El pasado martes, 23 de marzo, en Madrid

Jornada Técnica del Sector de Estaciones de Servicio organizada por Bequinor (II)

Revista Estaciones de servicio26/03/2010
EESS Digital.- Como comentábamos en este mismo boletín el pasado miércoles, 24 de marzo, Bequinor organizó el pasado martes una jornada técnica sobre estaciones de servicio en el madrileño hotel Wellington. Además de los asuntos que ya tratamos anteayer, hubo otros temas que se abordaron durante la cita.

En este sentido, El Pool Español de Riesgos Medioambientales también dio su punto de vista, presentándose como alternativa aseguradora ofreciendo dos tipos de cobertura: la responsabilidad civil y la medioambiental, teniendo en cuenta las principales consideraciones ante el riesgo, que son la necesidad de identificar, evaluar y gestionar los riesgos.

Otro de los asuntos tratados en el transcurso de la jornada fue la aplicación a las estaciones de servicio del Real Decreto 889/2006 de Control Metrológico del Estado sobre los Instrumentos de Medida. La metrología legal está compuesta por todas aquellas regulaciones para hacer que los instrumentos midan con exactitud. Por tanto, la Directiva Mid incorpora el nuevo enfoque, así como las fases del control, la responsabilidad para fabricantes y organismos y el registro de control metrológico.

En este contexto, algunos datos a tener en cuenta son el certificado de conformidad, que es el documento emitido por un organismo notificado que acredita que éste es conforme con los requisitos esenciales, junto con el certificado de verificación periódica, el marcado CE, el marcado adicional de metrología, el marcado nacional y el precinto -que son de obligado cumplimiento y proporcionan un nivel alto de protección metrológica-.

Por ello, existen módulos de conformidad establecidos en seis grupos. El examen de modelo; la conformidad basada en la verificación del producto; la conformidad basada como garantía de calidad de fabricación; la conformidad con el modelo basada en la garantía de la calidad de la inspección y ensayo del producto acabado; la conformidad basada en la garantía total de calidad más el examen del diseño; y la conformidad basada en la verificación por unidad.

Durante la cita, también hubo intervenciones relacionadas con la verificación periódica de surtidores y dispensadores. Una de ellas fue la protagonizada por Rogelio Garrido, de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad Autónoma de Madrid, quien además profundizó en la iniciativa de la Dirección de Industria de la CAM en la aplicación de la Directiva de Recuperación de Vapores Fase II.

La norma se cumple en la comunidad madrileña gracias a un acuerdo voluntario entre el Gobierno regional, la AEESSCAM (Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de la Comunidad de Madrid) y algunos operadores petrolíferos de la comunidad. Según la directiva europea, el nivel mínimo de recuperación de vapores de gasolina se debe situar entorno al 85%, por lo que los surtidores deben disponer de un certificado de fabricante que acredite que la eficiencia del sistema es superior al 75%.

Las instalaciones fueron otras de las protagonistas de la cita. En este sentido, Enrique Gómez, de Divisoil, presentó una guía para diseñar, ejecutar o legalizar instalaciones para carburantes ricos en etanol. Para las nuevas estaciones los depósitos serán obligatoriamente de doble pared con un sistema automático de detección de fugas que estarán hechos de acero al carbono, aunque también pueden estar hechos de otros materiales para lo que es importante que cada fabricante garantice la compatibilidad con el combustible que se va a almacenar.

En las instalaciones ya existentes el proceso de adaptación es más complicado ya que tiene que producirse una limpieza y desgasificación del tanque, así como una prueba de estanqueidad -entre otras- si el contenido de etanol no supera el 65%, porque si lo hace deberá optar por la reconversión del tanque en uno de doble pared.

Del mismo modo se mostraron soluciones ante la posible contaminación medioambiental provocada por almacenamientos de combustibles ricos en etanol. Estas incidencias pueden producirse por filtraciones de derrames a través del separador y red de recogida, fugas desde tanque y tuberías a suelos y acuíferos y también a través de los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs).