Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
El litro de diésel cuesta 1,334 euros y el de la gasolina sube hasta los 1,370

El gasóleo baja casi un 2% y se aleja del máximo histórico de la semana pasada

Revista Estaciones de servicio27/01/2012
EESS Digital.- El precio del litro de gasóleo de automoción ha bajado la última semana un 1,9%, y ahora se vende, de media, a 1,334 euros, según los datos recogidos por el Boletín Petrolero de la Unión Europea. El diésel se aleja así del máximo histórico alcanzado la semana pasada, cuando llegó a marcar los 1,360 en el surtidor.

Por su parte, la gasolina de 95 octanos se vende en las estaciones de servicio españolas a una media de 1,370 euros tras subir el 0,22 % en la última semana y se queda a poco más de un céntimo del precio récord que alcanzó a finales de abril de 2011 (1,381 euros).

Teniendo en cuenta los precios medios recogidos en el Boletín Petrolero de la UE, llenar un depósito diésel de 50 litros cuesta unos 66,75 euros, seis más que hace un año, mientras que el llenado de un tanque de gasolina asciende a 68,50 euros, 4,25 más que en la cuarta semana de enero de 2011.

Los precios de los carburantes en nuestro país han conseguido aguantar el envite de las tensiones generadas en Oriente Medio tras la decisión de la Unión Europea de vetar el petróleo procedente de Irán y las amenazas del país asiático de bloquear el Estrecho de Ormuz, paso obligado de la tercera parte del crudo que se mueve en el mundo.

Sea como fuere, la práctica totalidad de los expertos coincide en pronosticar un incremento del precio del petróleo que antecederá a notables repuntes en el PVP de los carburantes. De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya ha alertado de que el embargo al petróleo iraní podría provocar un encarecimiento de entre el 20 y el 30% del barril de Brent.

De momento, pese a tener un precio antes de impuestos superior al de muchos de sus socios europeos, la menor carga fiscal de los hidrocarburos en nuestro país hace que el importe de los carburantes en los surtidores españoles es inferior a la media registrada en la UE.