Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
Su presidente, Javier Bru, pide mano dura para los implicados en la Operación Nehar

CEEES considera que la desarticulación del fraude del gasóleo es "una excelente noticia"

Revista Estaciones de servicio11/06/2014
foto
Bru 2159
El presidente de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES), Javier Bru, ha calificado como “una excelente noticia” la desarticulación por parte de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria de una trama -en la que participaban 47 gasolineras- que lavaba y adulteraba gasóleo B para posteriormente venderlo como diésel de automoción.

En declaraciones exclusivas a Estaciones de Servicio, el presidente de la patronal de gasolineros se ha mostrado particularmente duro con los implicados en la Operación Nehar y ha sido tajante: “Que se lleven por delante a todo aquel que esté involucrado”, ha subrayado Bru.

De hecho, CEEES ha mantenido en el pasado encuentros con altos mandos de la Unidad de Crimen Organizado de la Guardia Civil (UCO), a quienes trasladó algunos de los problemas que afectan al sector de la distribución de carburante. “Nos reunimos hace ya un tiempo con ellos y la confederación y yo mismo nos pusimos a su disposición”, explica Javier Bru, quien matiza que esa oferta sigue en pie.

Con respecto a los hechos delictivos destapados por la Operación Nehar, el presidente de la CEEES ha manifestado a esta revista su deseo de que las diligencias del caso dejen de ser secretas para que los consumidores sepan quienes han participado en el fraude, que tal y como explicaron la Agencia Tributaria y la Guardia Civil ha costado a la Hacienda Pública 5,5 millones de euros sólo en concepto de Impuesto de Hidrocarburos y sólo en un lapso de ocho meses.

No afectará a la imagen del sector
En cualquier caso, Javier Bru ha expresado su confianza en que “lo que hayan hecho cuatro chorizos no va a afectar a la imagen de más de 10.000 estaciones de servicio”. Preguntado acerca del modo en el que este tipo de fraudes podrían evitarse en un futuro, el presidente de la CEEES es menos optimista, puesto que “el carburante es un producto muy sensible a este tipo de prácticas debido a su alta carga impositiva”.

Por eso, el máximo responsable de la CEEES lanza una advertencia a los consumidores: “Nadie da duros a cuatro pesetas”, dice Bru, quien explica que la mala situación económica propicia que “siempre habrá alguien que quiera aprovecharse”. Por ello, la ciudadanía debe permanecer alerta para no ser víctima de este tipo de prácticas, “que también se producen en otros sectores, como el alimentario, tal y como se demostró con el caso de la Colza”.