Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Estaciones de Servicio

Galp inaugura una estación de servicio en Alcalá de Henares (Madrid)

Revista Estaciones de servicio23/05/2014
foto
Galp 2154
Galp Energia ha inaugurado recientemente una estación de servicio en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Los responsables de la petrolera lusa prevén que la nueva instalación, que está ubicada en el Parque Comercial La Garena, alcance unas ventas de 2,8 millones de litros durante su primer año de actividad.

A la vista de los resultados cosechados durante los primeros meses de actividad esta cifra parece de lo más asequible, pues desde que iniciara su andadura el pasado 27 de enero la nueva gasolinera suministra una media de 10.000 litros diarios, lo que, extrapolado a un año, arroja unas ventas totales de más de 3,5 millones de litros cada ejercicio.

La Estación de Servicio Puerta de Madrid ocupa una superficie total de más de 1.200 metros cuadrados, cuenta con tres surtidores multiproducto con ocho mangueras cada uno, dos boxes de lavado con reciclado de agua, otros tantos aspiradores, monolito y cartel de precios de fachada, con cambio de precios electrónicos.

La estación cuenta además con un edificio de 165 metros cuadrados que, además de zona técnica, oficina, almacén y vestuarios, alberga una tienda Tangerina que dispone de “córner de café, horno para la venta de pan y una nevera de seis puertas para las bebidas”.

Especialmente destacable es la iluminación del nuevo punto de suministro, que se lleva a cabo con LEDs. Además, por vez primera vez en una estación Galp, los proyectores de la marquesina cuentan con detectores de presencia para aumentar el nivel de iluminación mientras repostan los
vehículos”, explican desde el propio operador portugués.

El nuevo punto de suministro dispone de “dos depósitos de combustible de 50.000 litros cada uno, de doble pared acero-acero con pintura exterior de poliéster reforzado con fibra de vidrio”. Cada uno de ellos está compartimentado para poder almacenar así los cuatro tipos de combustibles suministrados.

Con el objetivo de “aumentar su seguridad”, los depósitos se han alojado en un cubeto estanco de hormigón armado que serviría “para contener el combustible en caso de fuga”, aunque la instalación cuenta también con “un sistema de detección de fugas electrónico”, explican desde Galp.