Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

El Consejo Económico y Social de Castilla y León pide la retirada del tramo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos

Revista Estaciones de servicio01/08/2014
foto
Ces 2173
A pesar de que a partir del 1 de enero de 2013 el céntimo sanitario como tal desapareció, lo cierto es que la polémica tasa se transformó en lo que ahora se denomina “Tramo Autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos”, un impuesto que las diferentes comunidades autónomas pueden cobrar o no y que continúa generando desequilibrios fiscales entre las regiones.

Así sucede en Castilla y León, una autonomía que desde que instaurara el céntimo sanitario en su cuantía máxima ha visto cómo las ventas de carburantes efectuadas en sus estaciones de servicio no hacían otra cosa que descender, tal y como han denunciado tanto los empresarios de la región como Estaciones de Servicio.

Ahora, un organismo tan imparcial como prestigioso nos da la razón. Y es que el Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León ha publicado recientemente su informe sobre la “Situación económica y social de Castilla y León en 2013”, un documento en el que el CES constata que a lo largo del pasado ejercicio “se volvió a registrar un descenso en el consumo de gasolinas, gasóleos y fuelóleos” en la región, “disminución registrada también, aunque en menor medida, en el conjunto de España”.

El descenso observado en la región, que en el caso del gasóleo llegó hasta el -10,7%, se vio agravado en Castilla y León “desde la implantación, en marzo de 2012, del Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos y de forma particular en relación con aquellas regiones limítrofes”.

Por eso, en el apartado de conclusiones del informe, el CES manifiesta su “preocupación por la incidencia que en la bajada del consumo de los combustibles hayan podido tener otros factores no relacionados directamente con la disminución de la demanda interna”.

Por este motivo, el organismo recomienda a la Junta de Castilla y León “que analice los resultados de la implantación del tramo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos y su posible incidencia en esta bajada, especialmente en los territorios limítrofes a otras Comunidades Autónomas, reconsiderando su implantación”.