Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Estaciones de Servicio
Según DBK, los ingresos caerán un 0,5% al cierre del ejercicio

Las estaciones de servicio españolas venderán más pero ganarán menos en 2014

Revista Estaciones de servicio29/09/2014
foto
Repsol 2181
La facturación conjunta de las estaciones de servicio españolas se situará al cierre del ejercicio alrededor los 29.350 millones de euros, cifra que representa un descenso del 0,5% respecto a la registrada en 2013, cuando los ingresos totales de las instalaciones que componen la red de gasolineras de nuestro país ascendieron a 29.500 millones de euros.

Así al menos lo vaticina DBK en su informe “Estaciones de servicio-Mercado ibérico”, publicado recientemente. Según la consultora, las previsiones para el cierre de este año pasan por “un ligero aumento del volumen de carburantes vendidos”, gracias a, entre otros factores, “un contexto de mejora económica” y una “favorable evolución de la demanda turística”. Sin embargo, “la tendencia a la baja de los precios “impedirá un repunte de los ingresos”.

A pesar del mal dato que representa una caída de medio punto en la facturación de las gasolineras de nuestro país, la tendencia es positiva si comparamos esta evolución con la que tuvo lugar el año pasado, cuando los ingresos de la red española de estaciones cayeron un 5,1% en comparación con los obtenidos en 2012.

A esa notable caída contribuyó decisivamente el descenso en las ventas de carburante en estaciones de servicio, que en 2013 se quedó en los 20,5 millones de toneladas, 16 de las cuales correspondieron a gasóleo de automoción (con un retroceso del 2,6% con respecto al año anterior) y 4,5 a gasolinas (que se dieron un batacazo de 5,5 puntos en comparación con el ejercicio precedente).

La inmensa mayoría de los combustibles de automoción vendidos el pasado año en nuestro país se comercializaron a través de las estaciones de servicio que conforman la red española. Esta tendencia fue particularmente acusada en el caso de las gasolinas, el 97,2% de cuyo consumo se canalizó a través de las gasolineras, mientras que en el caso del diésel ese porcentaje cayó hasta el 77%.

Concentración de mercado
La mayor parte de la red española de puntos de suministro de carburantes está integrada por estaciones de servicio que operan bajo las enseñas de los grandes operadores. En este sentido, la concentración en el mercado español es muy significativa, con el 77% de las instalaciones en manos de las cinco principales petroleras y el 85,2% en manos de las diez primeras empresas.

En cualquier caso, el informe elaborado por DBK constata que a pesar de la notable concentración de la oferta en las gasolineras de las petroleras líderes, “las grandes cadenas de hipermercados y supermercados han ganado cuota de mercado en los últimos años”.