Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
Es partidaria de crear una entidad que sustituya a Cores y limitar la presencia de las operadoras en CLH

La CNMC propone que los operadores con capacidad de refino separen su actividad mayorista de la minorista

Revista Estaciones de servicio14/07/2015
La CNMC propone que los operadores con capacidad de refino separen su actividad mayorista de la minorista, limitar su presencia en CLH y sustituir a Cores por una entidad independiente.
foto
José María Marín Quemada es el presidente de la CNMC.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) hizo público ayer un estudio sobre el mercado mayorista de carburantes de automoción en España, en el que señala que “aún persisten importantes barreras de entrada y expansión para los nuevos operadores que quieren operar en este mercado”. El organismo regulador lanza varias recomendaciones, dirigidas a las Administraciones Públicas, entre las que destaca “eliminar el control o la influencia de empresas que operan en el segmento del refino y comercialización de carburantes en España sobre CLH”, así como la constitución de “una nueva entidad de gestión de las existencias mínimas de seguridad totalmente independiente de los operadores de la industria petrolífera” que sustituya a Cores.

Fuentes de la CNMC aseguran que las recomendaciones que propone están dirigidas a “mejorar la competencia en beneficio de los consumidores y empresas en España. De esta forma, además, se podría reducir el poder de mercado de los operadores con capacidad de refino”. En el documento, el organismo regulador es partidario de que “para limitar, en la medida de lo posible, la influencia de las actividades de refino sobre las actividades realizadas en el tramo mayorista y minorista, se recomienda separar la gestión de las operaciones mayoristas del resto de las actividades”.

Con respecto al operador logístico, la CNMC aboga por limitar al 4,99% del capital social la participación directa o indirecta en el accionariado de CLH de cualquier persona física o jurídica que realice actividades en el mercado de refino en España”. Asimismo, se muestra partidaria de “prohibir la presencia de operadores con capacidad de refino en España en el Consejo de Administración de CLH”.

Además, el órgano presidido por José María Marín Quemada, propone varias recomendaciones para desarrollar y completar los principios recogidos en el artículo 41 de la Ley Sobre Hidrocarburos, que hace referencia al acceso de terceros a las instalaciones de transporte y almacenamiento, “para asegurar un buen funcionamiento de la red de oleoductos de CLH y reducir los costes asociados al transporte de carburantes a través de tubería”. Otras propuestas aspiran a “asegurar que el acceso a las instalaciones de CLH se produzca en condiciones objetivas, transparentes y no discriminatorias”.

En cuanto a la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos, Cores, la CNMC va más allá, y llega a proponer, como se ha apuntado, la creación de una nueva entidad en cuyos órganos de poder “no podrían estar representados miembros relacionados, directa o indirectamente, con la industria del petróleo”.

Si no se pusiera en marcha una entidad distinta a Cores, la CNMC se muestra partidaria de “limitar la capacidad de influencia de los operadores con capacidad de refino en España en los órganos de poder de Cores”, para lo cual “se debe cambiar el sistema de votación en la Asamblea General” de la corporación, pasando a tener, cada uno de los integrantes de Cores, un único voto, “de modo que los operadores mayoristas tengan la misma capacidad de influencia”.

“La competencia no es satisfactoria”
En un extenso análisis, de 170 páginas, la CNMC asegura que la competencia en el sector mayorista, “no es satisfactoria, a pesar de que los recientes cambios normativos han mostrado ciertos avances en la competencia en el mercado minorista de estaciones de servicio”. Según las conclusiones del análisis, una de los principales motivos que “impiden la aparición y expansión de nuevos operadores” es la estructura de BP, Cepsa y Repsol “presentes en toda la cadena de valor”, circunstancia que “favorece situaciones de concentración e integración vertical del mercado, donde tienen un poder de mercado significativo y no replicable”.

El estudio, informan desde el organismo regulador, “analiza el impacto que esta integración vertical ha tenido sobre las importaciones de carburantes en España”. Así, debido al incremento de la capacidad de refino instalada en nuestro país, unido a la reducción de la demanda, “las importaciones habrían dejado de generar una mínima tensión competitiva que pudiese mitigar parcialmente los actuales resultados en precios, poco competitivos”.