Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

Mientras el precio del petróleo subió un 70%, el del gasóleo lo hizo en tan sólo un 12%

Revista Estaciones de servicio26/05/2016
El crudo sube y los carburantes no tanto, ya que en su precio final la incidencia del precio del petróleo es menor al 35%. Por eso no se puede establecer una relación directa entre unos precios y otros, recuerda la AOP.
foto
El director general de la AOP, Álvaro Mazarrasa.

Desde el pasado 11 de febrero la cotización del crudo ha subido un 70%. En ese mismo periodo el precio medio del gasóleo en España se ha encarecido en un 12%, informa la Asociación de Operadores Petrolíferos (AOP), quien subraya que esta diferencia se debe, en primer lugar, “a que los precios de los carburantes dependen de las cotizaciones del gasóleo y la gasolina en los mercados al por mayor y no tienen una relación directa con la cotización del Brent”.

La segunda razón por la que los precios de los carburantes no han incrementado su precio en una proporción similar a la que se ha revalorizado el petróleo desde el 15 de febrero, continúa la asociación de la cual forman parte BP, Cepsa, Galp, Repsol y Saras, es porque el coste del gasóleo sólo representa el 32% del precio final que pagan los consumidores finales. El resto, el 68%, son impuestos y costes de distribución y comercialización, “que prácticamente no varían”. La AOP apunta un ejemplo extremo,. Ya que “si en la actualidad la cotización del gasóleo a fuese 0 euros tendríamos que pagar en el surtidor 0,70 céntimos de euro por litro”.

El precio de la gasolina subió un 10%
La AOP también hace referencia a la variación en el precio de la gasolina 95 en el mismo periodo, que se ha incrementado en un 10% frente al 70% que ha subido el precio del petróleo, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Por tanto, en el caso de que la cotización de este carburante fuera de 0 euros “tendríamos que pagar en el surtidor 83 céntimos de euro por litro”, puesto que la cotización de la gasolina 95 representa el 30% del precio final y el resto, como en el caso del diésel, se debe a impuestos y costes de distribución y comercialización.

Así, si el 15 de febrero de este año por cada litro de gasolina se pagaban 0,65 euros de impuestos, 0,18 de otros costes y 0,24 del propio carburante, el 23 de mayo esa proporción varió, pasando a ser de 0,67 euros de impuestos, 0,16 a los costes de distribución y comercialización y 0,35 a la cotización internacional de la gasolina.

Esta dispersión de los precios permite de nuevo recordar a la AOP que comparar las variaciones porcentuales entre la cotización del crudo y el precio de los carburantes en el surtidor “es incorrecto, tanto en las subidas como en las bajadas”.