Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

Crece el clamor contra el informe de la CNMC sobre las desatendidas

Revista Estaciones de servicio08/09/2016
Cada vez más colectivos se suman a las críticas contra el informe de la CNMC que defiende la labor que las desatendidas realizan a la hora de reducir el PVP de los carburantes de automoción.
foto
Cada vez son más las voces que critican el informe de la CNMC (presidida por José María Marín Quemada, en la imagen) sobre las desatendidas.

Las críticas al informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre las gasolineras desatendidas, a las que se han sumado colectivos de discapacitados y de consumidores, continúan. Así, CEEES, AGES, Aevecar, COCEMFE, Facua-Consumidores en Acción, CC.OO y FICA-UGT han emitido un comunicado conjunto en el que califican de “desacertado, parcial e inaceptable” el análisis hecho publico por el organismo regulador.

Estos colectivos denuncian que la defensa de las desatendidas hecha por la CNMC destruye “puestos de trabajo, reduce los derechos de los consumidores, elimina derechos reconocidos a personas con discapacidad y disminuye la seguridad de las personas y el medio ambiente”. Asimismo, estiman que la propuesta de la CNMC allana el camino para “desregular el urbanismo” con el objetivo de instalar “gasolineras en cualquier sitio”. Además, llaman la atención sobre el enfoque que aplica la CNMC sobre las cooperativas, a las que se el regulador pone como ejemplo de modelo de punto desatendido de suministro de carburantes.

Las organizaciones que firman el comunicado acusan al informe de la CNMC de presentar un “supuesto pero falso mundo futuro feliz para el consumidor bajo la premisa de que lo único importante es el precio final del producto”. Las organizaciones que suscriben la nota de prensa alertan de que con la promesa de ofrecer “descuentos que no se ajustan a la realidad actual y que sabe que no se pueden producir en el futuro”, la CNMC realiza una serie de propuestas que se saltan “toda una serie de normativas” que en la actualidad regulan el sector de la distribución minorista de carburantes, “con la excusa de que lo mejor sería eliminarlas para abaratar costes”.

“La CNMC olvida que existen problemas de fondo en este mercado que inciden de manera directa en el precio final del carburante y que no se van a resolver restringiendo los derechos de los consumidores y de colectivos vulnerables como las personas discapacitadas”.

Los firmantes lamentan no haber sido consultados por la CNMC y afirman que “ni el más neoliberal de los planteamientos económicos”, ha llegado “tan lejos” como para considerar a los trabajadores de estaciones de servicio como “un coste innecesario”. A juicio de los colectivos firmantes, el informe de la CNMC “aporta criterios economicistas que no deben prevalecer sobre los derechos de las personas”. Además, las asociaciones sindicales y patronales ponen en valor la importancia de la labor que desarrollan los trabajadores del sector desde un punto de vista económico, social y ético.