Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

Todas las gasolineras de Castilla y León tendrán que contar con empleados

Revista Estaciones de servicio07/10/2016
Todas las gasolineras de Castilla y León tendrán que contar con empleados. El periodo de moratoria es de tres meses. A partir de entonces las sanciones pueden ser de hasta 15.000 euros.
foto
Imagen exterior de las Cortes de Castilla y León.

Las gasolineras de Castilla y León que no cuenten con empleados tendrán que incorporar -en un plazo máximo de tres meses- personal “debidamente formado y responsable de los servicios que prestan” durante el horario que permanezcan abiertas. Si no lo hacen, se exponen a recibir multas de hasta 15.000 euros, tal y como se recoge en la modificación del Estatuto de los Consumidores aprobado el 5 de octubre.

Este cambio fue apoyado por el Partido Popular, PSOE, Podemos e Izquierda Unida, mientras que Ciudadanos votó en contra y Unión del Pueblo Leonés (UPL) se abstuvo.

Esta modificación fue recibida con satisfacción por la Federación de Estaciones de Servicio de Castilla y León (Fereclaes), colectivo desde el que se remarca que sus gestiones ante los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León para lograr la aprobación de la Proposición de Ley que modifica el Estatuto de los Consumidores de la región “ha dado finalmente sus frutos”.

Los cambios introducidos, destacan fuentes del colectivo presidido por Horacio Sansegundo, “favorecen a los consumidores en general y a los colectivos más desprotegidos en particular, tales como personas de avanzada edad, personas con discapacidad y, sin duda, contribuye a la creación de empleo, tan necesario en estos momentos para nuestra comunidad”.

La patronal recuerda que “el desprecio a los derechos de los trabajadores, por lo que supone la pérdida de puestos de trabajo, denunciado reiteradamente por los sindicatos y por esta Federación, y los derechos de ancianos y discapacitados, es lo que ha impulsado a esta Fereclaes a adoptar todo tipo de iniciativas, tanto administrativas como políticas, para que se regulara cuanto antes esta materia, ya que existe un amplio colectivo de ciudadanos que no sabe o no puede tratar con máquinas que expenden y cobran combustible”.