Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Manuel Luna, director de Homologaciones de Ford, en el Foro BP de Energía y Sostenibilidad

Hemos detectado algunos problemas con el biodiésel que se comercializa en España

Revista Estaciones de servicio18/06/2012
EESS Digital.- Hemos detectado algunos problemas con el biodiésel que se comercializa en España. Lo cierto es que el estándar de calidad de este producto no es suficiente, necesitamos uno más comprensible y aplicable. Así de contundente se mostró el pasado viernes, 15 de junio, Manuel Luna, director de Homologaciones de Ford, durante su intervención en el Foro de BP sobre Energía y Sostenibilidad, celebrado en la sede de la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid.

El directivo de Ford reconoció que algunos fabricantes de filtros para combustible han tenido problemas con sus productos por culpa de los deficientes estándares de calidad del biodiésel que se vende en el mercado español. Es cierto que el biodiésel ha generado algunos problemas, lo que no ha sucedido con el bioetanol, comentó Luna.

No obstante, el director de Homologaciones de Ford explicó que estos problemas han sido puntuales y que en general la calidad de los biocarburantes es suficiente. Preguntado entonces por la práctica común en algunos talleres de reparación de vehículos de culpar al biocombustible de determinadas averías o problemas en los filtros de los automóviles, Luna fue contundente: en ocasiones echan la culpa a los biocombustibles porque en realidad no saben cuál es el problema.

Y Luna no fue el único que puso sobre la mesa la mala imagen que los biocarburantes proyectan sobre buena parte de la sociedad. En este mismo sentido se manifestó el responsable de Política Energética para el Transporte de BP, John Cooper, quien se quejó de la escasa información que los consumidores tienen acerca de los combustibles de origen vegetal.

Cooper afirmó que algunos fabricantes de vehículos que aceptan sin problemas el uso del bioetanol en los coches que venden en Estados Unidos ponen ciertos reparos a su utilización en las unidades que se venden en Europa. Necesitamos hacerlo mejor en cuanto a la imagen que proyectamos a la sociedad con respecto a los biocarburantes, dijo.

Nosotros estamos obligados a vender bios, pero los consumidores no están obligados a comprarlos, así que necesitamos transmitir a la sociedad que los biocarburantes pueden ser una gran solución para el Medio Ambiente y para la economía; y en eso tenemos responsabilidad tanto las petroleras, como los fabricantes de biocombustibles, la Administración e incluso los medios de comunicación, sentenció Cooper.

Precisamente la Administración también estuvo representada en el Foro BP de Energía y Sostenibilidad, que contó con la participación de María Sicilia, secretaria general de Planificación Energética y Seguimiento del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Sicilia destacó la incorporación de los biocarburantes al mix energético español gracias a las políticas de fomento de su utilización puestas en marcha desde la Administración. Estas estrategias han conseguido que aunque el consumo de carburante cayera en 2011, el de biocarburantes creciera a lo largo del pasado ejercicio.

Por su parte, Carlos Martín Martínez, subdirector de Biocarburantes y Sostenibilidad de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), hizo hincapié en la necesidad de armonizar los biocarburantes que se venden en la Unión Europea. En su opinión, esta medida es necesaria para cumplir con la normativa propuesta por la Comisión, que prevé que los diferentes estados miembro puedan comerciar con los certificados de uso de biocarburantes, de manera similar a lo que hacen los operadores petroleros en el mercado español.

En opinión de Carlos Martín Martínez, hasta que esa armonización no sea efectiva no tendrá sentido proponer un sistema de intercambio de certificados de uso de biocarburantes, puesto que productos que están homologados para cumplir con la normativa de referencia en algunos socios europeos no son considerados biocombustibles por otros.

Precisamente este conflicto normativo fue uno de los subrayados en las conclusiones del Foro BP sobre Energía y Sostenibilidad. En concreto, durante la cita, que se celebró a puerta cerrada durante dos días en la sede de la Universidad Pontificia de Comillas, se hizo hincapié en la necesidad de armonizar las regulaciones nacionales que impiden la creación de un verdadero mercado común para los biocombustibles.

En el caso concreto del mercado español, los expertos reunidos en el foro afirmaron que la extinción de la desgravación fiscal de los biocombustibles genera inquietud acerca del posible impacto en los precios de los combustibles. Además, la situación de los biocombustibles convencionales en general parece haber alcanzado su techo.

Por ello, el futuro de los biocombustibles pasa por la segunda y tercera generación de biocombustibles y por tanto por una mayor investigación en tecnologías de producción y aprovechamiento de los biocombustibles más avanzados, en particular etanol celulósico y algas. En este sector España se cuenta con liderazgo tecnológico pero también se requiere apoyo institucional a nivel europeo.

El Foro Internacional BP de Energía y Sostenibilidad es una actividad de la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad que consiste en una reunión anual para tratar temas de actualidad relacionados con la energía y el desarrollo sostenible de forma intensiva y con expertos reconocidos internacionalmente. La asistencia a este foro es por invitación y se celebra desde 2004.

En noviembre de 2002, BP España y la Universidad Pontificia Comillas llegaron a un acuerdo por el que se creó la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad. La cátedra pretende ser un punto de encuentro para el debate, fomentar el conocimiento y la divulgación en este ámbito. BP España promueve la formación e investigación a través de esta Cátedra en la que, entre otras actividades, se generan informes anuales sobre energía y sostenibilidad, y se celebran foros, cursos y conferencias.