Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Las petroleras muestran su rechazo al céntimo verde

AOP se opone al impuesto a los carburantes para financiar a las eléctricas

Revista Estaciones de servicio02/03/2012
EESS Digital.- La Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) ha expresado recientemente su rechazo al denominado céntimo verde, un nuevo impuesto que gravaría los carburantes con el objetivo de reducir el déficit de tarifa del sector eléctrico. En opinión de la patronal petrolera, la subvención cruzada entre distintos sectores económicos puede crear distorsiones peligrosas desde el punto de vista del correcto funcionamiento macroeconómico y de la competitividad.

AOP ha recalcado que se opone firmemente a la implantación del 'céntimo verde', mediante aumentos en la carga fiscal de los combustibles, como mecanismo para financiar el déficit de la tarifa eléctrica, generado en gran parte por los subsidios a las tecnologías de generación eléctrica renovables, mediante el incremento de los impuestos sobre los hidrocarburos líquidos o gaseosos.

Desde la organización que agrupa a los principales operadores petrolíferos que operan en nuestro país explican que en caso de que el Gobierno decidiera instaurar el céntimo verde, el sector que tendría un mayor impacto sería el del transporte, sector esencial para la economía y generador de empleo y riqueza en España, y actualmente en una difícil situación.

AOP ha elaborado un documento en el que detalla que el incremento de costes derivado de la implantación del céntimo verde afectaría a otros sectores productivos que verían mermada su competitividad internacional. Además, como es evidente, tendría un impacto negativo en el consumo de carburantes, que ya ha caído un 17% desde 2007.

Asimismo, la asociación que preside Josu Jon Imaz subraya que con este encareciendo artificial de los carburantes se estarían enviado señales erróneas a los mercados energéticos. Los costes deben ser asumidos por quien los genera, transmitiendo una adecuada señal del precio a los consumidores, incentivando con ello la eficiencia en el uso de los recursos y en la toma de decisiones más adecuada, explican desde AOP.

En lo que a los impuestos que gravan los diferentes productos energéticos se refiere, desde AOP recuerdan que el sector petrolero es uno de los que mayor carga fiscal soporta, con casi el 50% del precio final de los carburantes correspondiéndose con impuestos, frente a un 20% en la energía eléctrica.

Desde la agrupación de petroleras recuerdan que esta fiscalidad está incluso aumentando en algunas regiones, que están instaurando o aumentando céntimo sanitario. Además, el sector del transporte por carretera ha visto cómo el beneficio fiscal otorgado al gasóleo profesional se ha (prácticamente) eliminado a partir de enero de 2012.

Desde AOP se quejan de que frente a estos constantes incrementos de impuestos sobre los carburantes, el Impuesto sobre la Electricidad no ha sufrido modificación alguna desde su entrada en vigor el 1 de enero de 1998 y se mantiene en los niveles mínimos que permite la normativa comunitaria.