Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
El Ejecutivo de Kirchner no descarta ni afirma ningún curso de acción específico

Aumenta la tensión entre YPF y el Gobierno argentino

Revista Estaciones de servicio23/03/2012
EESS Digital.- El conflicto entre el Gobierno de Argentina e YPF, controlada por Repsol, se ha intensificado en las últimas horas después de que la petrolera se haya negado a destinar beneficios a un fondo para inversiones y de que el Ejecutivo de Cristina Fernández de Kirchner rechazara la decisión de la compañía de hacer una capitalización a partir de ganancias de 2010 y 2011.

El consejo de dirección de la compañía celebrado ayer, 22 de marzo, en Buenos Aires, fue el escenario del enésimo desencuentro entre el Gobierno sudamericano y la petrolera, que estuvo representada por el presidente de Repsol, Antonio Brufau. Por parte del Ejecutivo argentino participaron en la reunión el secretario de Energía y el viceministro de Economía, Daniel Cameron y Axel Kicillof, respectivamente.

El tema central de la cita era la convocatoria de la junta de accionistas que debía pronunciarse sobre el reparto del dividendos de 2011 ante la exigencia del Gobierno de Cristina Fernández de suspender el pago y reinvertir los fondos para aumentar la producción. Tras cerca de cuatro horas de reunión, Kicillof afirmó que el encuentro tuvo un resultado negativo por una fuerte controversia desatada ante la negativa de los accionistas mayoritarios de YPF a aceptar la propuesta gubernamental.

El Ejecutivo reclamó un claro, taxativo y preciso plan de inversiones para 2012, dijo el alto cargo. Tras rechazar esa propuesta, el directorio de YPF, por mayoría y con el voto negativo del representante del Estado, resolvió aprobar una ampliación del capital social de la petrolera a partir de beneficios remanentes de 2010 y las ganancias de 2011. Según informó YPF en un comunicado, esta decisión implica mantener en la propia compañía -y en el país- esos beneficios, que suman 5.789 millones de pesos (1.321,6 millones de dólares, 999 millones de euros).

La elevada capitalización que se propone es una muestra rotunda del firme compromiso de los accionistas hacia la sociedad y sus actividades, y es una clara muestra de su alta sensibilidad ante la situación actual, las necesidades de inversión y los compromisos de la compañía, destacó Brufau en el comunicado.

YPF informó, además, de que la previsión de inversiones para 2012 es de 15.000 millones de pesos (3.424,6 millones de dólares, 2.590 millones de euros), un récord en la historia de la compañía, que superará además los 13.300 millones de pesos (3.036,5 millones de dólares, 2.296 millones de euros) invertidos en 2011.

Sin embargo, el representante del Estado en YPF, Roberto Baratta, declaró a Efe que la capitalización no garantiza que esos fondos se destinen a la inversión, que es precisamente lo que el Gobierno reclama a la petrolera para evitar que continúe la escalada del precio de los carburantes. El alto cargo no descartó que las provincias petroleras argentinas avancen en la retirada de licencias a YPF si no se aumentan las inversiones, tal como hicieron en los últimos días los gobiernos de Chubut, Santa Cruz y Neuquén.

Por si la incertidumbre fuera poca, el jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Juan Manuel Abal Medina, ha subrayado que el Ejecutivo de Cristina Fernández de Kirchner no descarta ni afirma ningún curso de acción específico respecto de YPF, aunque el martes apuntó que no se barajaba una nacionalización de la compañía.