Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Según ha anunciado el comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik

Bruselas investiga si las prospecciones de Repsol en Canarias cumplen la normativa europea

Revista Estaciones de servicio09/07/2012
EESS Digital.- El comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, ha anunciado que la Comisión Europea ha abierto una investigación para determinar si las prospecciones petrolíferas que Repsol tiene previsto llevar a cabo frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura respetan la legislación de la UE en materia de respeto medioambiental y de protección del hábitat natural de los fondos marinos de ambas islas canarias.

En respuesta a una pregunta formulada por la europarlamentaria española Dolores García-Hierro, Potocnik ha asegurado que el Ejecutivo comunitario ya se encuentra analizando la información facilitada a Bruselas por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Además, Potocnik ha subrayado que los Estados miembro han de remitir antes del 15 de octubre a la Comisión Europea la evaluación inicial del medio marino en sus respectivas aguas territoriales, así como propuestas concretas para preservar el buen estado de conservación de las mismas hasta 2020, tal y como recoge la directiva marco sobre estrategia marina comunitaria.

El responsable europeo de Medio Ambiente ha hecho estas declaraciones apenas un mes después de reunirse con el presidente del Gobierno regional, Paulino Rivero, quien, durante su encuentro con Potocnik pidió al comisario que paralizara los trabajos de prospección al entender que no cumplen la normativa europea de medio ambiente.

La eurodiputada socialista ha lamentado que el Gobierno español haya autorizado la puesta en marcha de dos pozos de perforación que tratarán de extraer crudo a 3.500 metros de profundidad en el Océano Atlántico. En opinión de García-Hierro, estos proyectos entrañan "enormes riesgos de vertidos, incendios y contaminación", tal y como evidenció la explosión en 2010 de la plataforma petrolerífera DeepWater Horizon, que BP explotaba en el Golfo de México.

"El turismo y la pesca se verían seriamente afectados por un vertido catastrófico y por la contaminación crónica derivada de la explotación de los pozos", ha explicado Dolores García-Hierro, quien ha recalcado la situación de indefensión de las costas de las islas orientales del archipiélago ante un eventual vertido de petróleo.