Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Gasolina y gasóleo se encarecen un 1,4% y un 0,7%, respectivamente, en una semana

Revista Estaciones de servicio19/10/2012
EESS Digital.- Tras algunas semanas de volatilidad, los precios de gasolina y gasóleo han retomado la senda alcista que ya es habitual en lo que va de 2012 y se han encarecido un 1,4% y un 0,7%, respectivamente, en la última semana, según refleja el Boletín Petrolero de la Unión Europea.

Tras la subida registrada en los últimos siete días, el precio medio del litro de gasolina alcanza los 1,498 euros, muy cerca del máximo histórico que marcó en la última semana de agosto. Y es que al incremento de esta semana hay que sumar el experimentado en vísperas del puente del Pilar, cuando este carburante se encareció un 0,13%. Con estas cifras, el litro de gasolina es un 10% más caro que en enero y cuesta un 13,9% más que en la misma semana de 2011.

El gasóleo, por su parte, también acumula una quincena de subidas y ya se paga, de media, a 1,428 euros, lo que representa un encarecimiento del 6,8% desde principios de año y del 12% si tomamos como referencia la misma semana del año pasado. El diésel también se sitúa muy cerca -a sólo 1,6 céntimos- de su máximo histórico, que también fue alcanzado a últimos de agosto.

Con estos niveles de precios, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta a los conductores españoles 82,3 euros, diez euros más que hace un año, mientras que en el caso del gasóleo es necesario destinar 78,5 euros, 8,8 euros más que a mediados de octubre de 2011.

En todo caso, los precios de venta al público de los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el litro de gasolina asciende a 1,659 euros, y que los 1,677 euros en el caso de la zona euro, mientras que el gasóleo cuesta 1,524 euros en la UE de 27 y 1,504 euros en la zona euro.

No sucede así con el precio antes de impuestos, que asciende a 0,775 euros en el caso de la gasolina española frente a los 0,749 euros en la media de la UE y los 0,757 euros en la zona euro. Sin cargas fiscales, el gasóleo también es más caro, pues un litro cuesta 0,812 euros el litro, frente a los 0,795 euros de la UE y a los 0,798 en la zona euro.