Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Estaciones de Servicio
Rafael Pizarro, presidente de Aevecar, contradice al presidente castellanoleonés

Herrera asegura que mantendrá el céntimo sanitario "porque ha cumplido su objetivo"

Revista Estaciones de servicio18/10/2013
foto
Herrera 2089
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha asegurado que el céntimo sanitario que su Gobierno instauró el 1 de marzo de 2012 “ha cumplido su objetivo”, motivo por el cual ha justificado el mantenimiento de esta figura en 2014, ejercicio en el que prevé que el tramo autonómico del Impuesto sobre Ventas Minoristas de Hidrocarburos reporte a las arcas regionales 110 millones de euros, un 0,92 por ciento más que en 2013.

El presidente castellanoleonés ha sostenido que el céntimo sanitario ha generado “ingresos importantísimos” para la comunidad autónoma y ha defendido la figura impositiva argumentando que la región “necesitaba” el dinero recaudado a través de la tasa.

Muy diferentes son las cuentas que hace el presidente de Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar), el burgalés Rafael Pizarro, que en declaraciones a Europa Press ha afirmado que el céntimo sanitario lastra las ventas de las estaciones de servicio ubicadas en las autonomías que lo implantan.

Además de propiciar un importante descenso del consumo y poner en una situación insostenible a muchos gasolineros, el céntimo sanitario genera un descenso de los ingresos fiscales. Y es que, tal y como subraya Pizarro, “si se vende menos, se recauda menos”.
Así ha sucedido en Castilla y León desde que la tasa entrara en vigor en marzo de 2012.

Según se desprende de los datos de consumo facilitados por la Corporación de Reservas Estratégicas de Hidrocarburos (Cores), desde el 1 de marzo de 2012 hasta el 1 de marzo de 2013, la recaudación de impuestos sobre el carburante en la comunidad castellanoleonesa descendió en 200 millones de euros (entre lo que corresponde por IVA y por el impuesto de hidrocarburos y lo que se apunta a la cuenta del céntimo sanitario).

Simultáneamente, la comunidad autónoma recaudó 83 millones gracias a la implantación del céntimo sanitario, con lo que la puesta en marcha del gravamen regional ha supuesto que las arcas públicas castellanoleonesas dejaran de ingresar 120 millones de euros.

Por este motivo, Pizarro ha calificado esta situación como un “ejemplo escandaloso” de la “pérdida considerable de ventas” a la que deben hacer frente los gasolineros de Castilla y León, que desde marzo del año pasado han asistido impotentes a un desplome del consumo de “más de mil millones de litros”.