Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
AF Steelcase estudia la productividad de los equipos de trabajo antes y después de los cambios de oficina y redistribución del espacio

¿Puede ser el espacio de trabajo un activo estratégico?

Fuente: AF Steelcase12/05/2011

12 de mayo de 2011

La crisis económica está obligando a las empresas a replantear sus procesos y buscar soluciones que mejoren sus resultados económicos. En la inmensa mayoría de las empresas, el motor es el conocimiento y las ideas y en este entorno el espacio de trabajo representa el segundo activo más importante, después del salario de las personas. El mobiliario es una herramienta más de la gestión del activo de la oficina y es sorprendente que no siempre se considera como tal.
foto

Estudios realizados por AF Steelcase con objeto de conseguir información para optimizar los proyectos realizados en sus clientes miden, entre otras cosas, la productividad de los equipos de trabajo antes y después de los cambios de oficina y redistribución del espacio.

Según estos estudios, en algunas empresas se consigue hasta un 30% de mejora de la productividad, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que España sigue estando a la cola en los ranking de productividad. Esta mejora de la productividad se debe principalmente a dos factores. Por un lado, a la optimización de los espacios, a través de la cual se mejora la creatividad y hace que fluya mejor la información. Por otro, a la reducción del absentismo por la reducción del número de dolencias relacionadas con malas posturas en los puestos de trabajo. Si se tiene en cuenta que a lo largo de la vida se pasan alrededor de 8 ó 9 años sentados en la oficina, no es de extrañar que sea fundamental no sólo contar con mobiliario adecuado, sino también, aprender a mantener la postura adecuada cuando estamos sentados.

Hay empresas que consiguen hasta un 30% de mejora de la productividad después de redistribuir el espacio de sus oficinas

Las empresas que ven este valor normalmente son aquéllas que están sensibilizadas por la competitividad, por estar presentes en el mercado, por aprovechar todas las oportunidades para diferenciarse de la competencia. Cabe recordar que hoy en día un pequeño diferencial puede ayudar a obtener el éxito. Ya casi nunca se gana por goleada, sino que esos pequeños matices son los que hacen de una empresa un líder en su sector.

foto

Observar para estar al día

En este mercado cambiante el principal desafío de AF Steelcase es estar a la vanguardia y seguir colaborando con las grandes organizaciones, para estar codo con codo con ellas, investigando y detectando sus necesidades. Su metodología se basa en la observación del usuario a través de la cual se obtiene lo que denominan ‘customer insights’, que después plasman en productos. Como ejemplo, recientemente la marca ha puesto en el mercado un producto denominado ‘media:scape’ que parte de la observación en los espacios de reunión. Se plantearon por qué las reuniones no son fluidas y consumen tanto tiempo y recursos a las empresas, y observaron que los medios tecnológicos y el propio mobiliario normalmente se convertían en un enemigo en vez de facilitar el trabajo a los usuarios. Esto les sirvió para desarrollar este producto cuya finalidad es fomentar la colaboración y la productividad en las reuniones.

Los estudios de AF Steelcase muestran que para optimizar el espacio de trabajo, existen tres factores clave a tener en cuenta:

  1. Maximizar el aprovechamiento del espacio, optimizando los metros cuadrados ocupados para mejorar el rendimiento y reducir el coste
  2. Estimular el potencial de las personas, dando fuerza a su personal y aumentando su productividad con un entorno altamente funcional y ergonómico
  3. Considerar el espacio como un factor emocional, utilizándolo para expresar la cultura de la empresa y contribuir al bienestar y motivación de los empleados.

Gracias a sus investigaciones, la compañía se mantiene a la vanguardia en innovación siendo capaces de hacer las cosas bien y a niveles competitivos, porque, como aseguran desde AF Steelcase, “hacer cosas buenas y caras está al alcance de cualquiera. El reto es hacer cosas buenas y a precios de mercado, por esta razón estamos invirtiendo en I+D y en la mejora de nuestras capacidades productivas”. En este sentido, el sello de Madrid Excelente, proyecto que comenzó hace cinco años, les ha ayudado a abrir nuevos campos en el proceso de mejora continua y nos ha permitido formar parte de un foro de intercambio de experiencias.

Un aspecto fundamental para AF Steelcase es la calidad y durabilidad de sus productos. Esto hace que sus estándares de calidad sean superiores a los exigidos por las normas. Todos los días realizan auditorías, mediciones, estudios, análisis de procesos y otras acciones para garantizar la excelencia en la calidad de sus productos y en consecuencia asegurarse la entera satisfacción de cada uno de sus clientes.

Además, siendo conscientes de ser una compañía industrial y que por lo tanto tienen la gran responsabilidad de diseñar productos innovadores pero que tengan un reducido impacto medioambiental. Este compromiso significa hacer lo que sea necesario para medir y reducir el impacto que sus productos tienen sobre el medio ambiente y para ello es fundamental que cumplan con los principales requisitos de calidad. Un producto duradero y que sigue los estándares de calidad exigidos, necesariamente deben estar soportados en una consistente estrategia medioambiental.