Ulma Handling Systems se ha hecho cargo de este proyecto con el fin de incrementar la productividad de la distribución y asegurar la fiabilidad de las expediciones de NGS

NGS automatiza su logística

13/11/2008
La multinacional española de electrónica de consumo ha confiado a Ulma Handling Systems un proyecto de automatización logística que persigue dotar de mayor eficiencia y fiabilidad a su cadena de suministro, con el fin de crecer y ganar en competitividad

NGS, la empresa española de fabricación y distribución de periféricos informáticos y electrónica de consumo, centra prácticamente toda su actividad de valor en España, concretamente en Rentería (Gipuzkoa), donde tiene su sede central, mientras externaliza toda su producción en Asia, mediante acuerdos con fabricantes chinos. Su modelo de negocio está basado en la gestión del talento, esto es, en el control directo de todas las tareas relacionadas con el diseño y desarrollo de productos, incluida la organización de la cadena de suministro.

Almacén automático de Ulma

En materia logística, NGS acaba de estrenar un nuevo sistema de almacenamiento automático y preparación de pedidos, en cuyo diseño y desarrollo ha colaborado la compañía Ulma Handling Systems. El nuevo sistema está llamado a convertirse en un elemento clave para incrementar la productividad de sus actividades de distribución y, fundamentalmente, asegurar la fiabilidad completa de sus expediciones, dada la enorme heterogeneidad de perfiles y de necesidades que presentan los clientes.

El proyecto de dotarse de un sistema de automatización logística se originó hace cuatro años, como consecuencia del enorme crecimiento experimentado por NGS. En ese tiempo, la compañía contaba con un almacén principal de 1.000 metros cuadrados de superficie, al que se sumaban otros tres de menores dimensiones. Todos ellos eran explotados en régimen de alquiler. “En ese momento, hicimos un análisis de nuestras capacidades logísticas y llegamos a la conclusión de que no iba a ser nada fácil seguir con este modelo de subcontratación”, explica Tomás Falcón, el director general de NGS. La solución que se impuso fue la de gestionar la logística desde la propia compañía y con medios propios, de tal forma que pudiesen asegurar un servicio personalizado para cada cliente.

Un modelo logístico de este tipo implicaba necesariamente optar por la automatización, con el fin de incrementar la productividad y, fundamentalmente, reducir los errores de expedición, dado que “los fallos tienen una incidencia muy importante en la cuenta de resultados”. La solución vino de la mano de Ulma Handling Systems. “Nos decantamos por su propuesta por dos razones principales: nos producía una gran tranquilidad el hecho de que fuera la compañía con mayor número de referencias en el mercado, la mayoría de compañías reconocidas, y el valor que nos aportaba la cercanía física con sus oficinas”.

Tomás Falcón subraya que, una vez tomada la decisión de implementar el sistema automático, tenían claro que necesitaban un servicio muy bueno, una condición que casi siempre viene facilitada por la proximidad con quien tiene que brindarte el soporte o el servicio. “Preferimos comprar a 5 metros que a 5.000”, sentencia categórico.

El proyecto de automatización logística abarcó prácticamente un año, desde septiembre de 2007 a septiembre de 2008, y supuso montar una instalación de 2.000 metros de almacén automático, con posibilidad de doblar la superficie en caso de futuras necesidades. En la actualidad, el sistema trabaja durante 8 horas con una capacidad operativa de 5 millones de piezas, si bien su potencial de almacenaje puede ampliarse hasta los 10 millones.

Tomás Falcón señala que la instalación ha iniciado ya sus operaciones, y subraya que el reto más complicado de todo el proceso ha sido poner en conexión, para que trabajen al unísono y sin problemas, tres sistemas informáticos diferentes: el sistema EDI, el propio ERP de la compañía y el sistema de gestión de almacenes de ULMA Handling Systems.

foto

Las instalaciones logísticas tienen capacidad para expedir un total de 5 millones de piezas al año, si bien, en este momento, se encuentran al 70 por ciento de su producción, con un número de artículos manipulado que puede oscilar entre los 2,8 millones de piezas y los 3 millones por año.

La preparación y expedición de pedidos se realiza a lo largo de 16 horas ininterrumpidas, que abarcan desde las 6 de la mañana a las 10 de la noche, en dos turnos de trabajo. La distribución desde la central hasta los centros intermedios en Europa y en España se realiza en camiones. Los transporte para el mercado europeo tienen establecida las seis de la mañana como hora de salida, mientras que la expedición para los destinos en España se produce a las 19.00 horas.

NGS, tras la puesta en funcionamiento de su sistema logístico automatizado, va a dotar además de mayor eficiencia a la logística relacionada con sus nuevas líneas de negocio, centradas en la distribución de pequeño electrodoméstico, maletines y bolsos porta ordenadores, electrónica de consumo y accesorios para videojuegos. Por el momento, la nueva instalación tiene capacidad de sobra para absorber la actividad logística de la compañía durante los próximos años. ¿Cuántos? Es imposible saberlo. Todo dependerá de la evolución del mercado y de la propia ambición de NGS para abrirse a nuevos mercados. “El sistema cubre nuestras expectativas por el momento. No obstante, ojalá que se nos quede pequeño muy pronto. Sería muy buena señal”, comenta.

El grupo, convertido hoy en uno de los principales fabricantes europeos de periféricos informáticos y electrónica de consumo, comenzó su proyecto empresarial en 1986 con la investigación, el desarrollo y la fabricación de sistemas de alimentación ininterrumpida. Después de tantos años, la firma mantiene su liderazgo dentro del mercado europeo y, lentamente, va ampliando el alcance de su mercado. En 2006 la compañía se dotó de una nueva sede corporativa que se ha convertido en el centro neurálgico de la organización en el mundo, y que responde en cuanto a su concepción y medios tecnológicos en el mejor escaparate de los valores que quiere proyectar la marca: investigación, innovación, calidad, respeto al medio ambiente, etc.

foto

Más de 600 puntos de venta

NGS recibe los productos de China por contenedor marítimo, principalmente a través del puerto de Bilbao. Previamente, los artículos han llegado a Europa por alguna de los grandes puertos de importación, como el de Rótterdam. Después, mediante transporte terrestre, la mercancía se consolida y almacena en sus instalaciones centrales de Rentaría, donde se organiza la distribución para toda España y Europa. En total, NGS distribuye sus productos a más de 600 puntos de venta en el Viejo Continente, bien directamente, desde Rentería, o a través de su propia red de oficinas en Francia, Italia, Polonia y Portugal, a la que muy pronto se unirá la de Alemania. El resto de países, a los efectos de distribución, se cubren mediante acuerdos con distribuidores locales.

Para Falcón, el principal escollo logístico que tiene que salvar la compañía, una vez realizada la importante inversión que le ha llevado a dotarse de un sistema de automatización logística de Ulma Handling Systems, está relacionado con el transporte marítimo, y más concretamente, como señala Falcón, con “la monodependencia del puerto de Bilbao”. El hecho de que Guipúzcoa no cuente con buenas vías de comunicaciones terrestres, supone en la práctica un encarecimiento sensible de los costes logísticos. Por esta razón, Falcón considera imprescindible, para no penalizar a la industria guipuzcoana, la ampliación del Puerto de Pasajes, de tal manera que pueda operar con contenedores.

foto

La compañía, con una plantilla de 70 empleados, atiende las necesidades de dos tipos de clientes: las grandes cadenas de distribución, como El Corte Inglés, Carrefour, FNAC o Media Markt, y el canal tradicional de los distribuidores de productos informáticos. Se trata de un trabajo sumamente complejo, como reconoce Tomás Falcón, pues en la práctica supone diseñar una logística específica para cada cliente. “No hay dos clientes que gestionen sus pedidos de la misma manera, y adicionalmente desde NGS nos encargamos de colocar el precio final en el producto, todo ello dentro de un sistema 'just in time' que nos obliga a tener muy automatizadas todas las tareas”, declara.

foto

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Eficam 9 y 10 de marzo Pabellón de Cristal de la Casa de Campo

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS