Málaga cierra la campaña de aguacate con 40.000 toneladas y una facturación de 53 millones

29/05/2012

29 de mayo de 2012

Los agricultores malagueños dedicados al cultivo del aguacate han vuelto a poner de manifiesto su buen hacer, con unas cifras de cierre de campaña que destacan la estabilidad y consolidación de un sector puntero. Una vez más, el cultivo de este fruto tropical, concentrado en la zona axárquica de la provincia, con más de 6.000 hectáreas en producción, vuelve a ser referente de una agricultura moderna y de calidad y, lo más difícil de conseguir, rentable. Según los datos recopilados por Asaja Málaga y contrastados con la Asociación Mundial de Productores y la Asociación de Exportadores AECA, la campaña finaliza con estas grandes cifras: 40.000 toneladas de producción con una facturación de 53 millones de euros. Más del 70% de este montante se produce y se factura en Málaga.

Si estas cifras se comparan con las del año anterior, podrían extraerse conclusiones erróneas. Y es que hay un descenso de producción del 38%, ya que se produjeron 64.000 toneladas, un pico tremendo e histórico. “Hay que tener en cuenta –explica Benjamín Faulí, técnico de Frutas y Hortalizas de Asaja Málaga- que el aguacate es un árbol vecero y, por tanto, este año su producción ha sido inferior. No obstante, estamos muy satisfechos con los resultados de la campaña, porque se superan los niveles medios de producción y de facturación. Al contrario de lo que ocurre con la mayoría de los productos del campo, el aguacate sí se cotiza en el mercado”. Además de la vecería, hay un factor climatológico que ha hecho menguar la producción esta campaña. Cabe recordar que la Axarquía ha padecido varias olas de frío siberiano que han dado al traste con 2.000 toneladas de aguacate. Los productores de este sector, una vez más, han dado muestras de su profesionalidad al retirar rápidamente del mercado la fruta dañada para no deteriorar la buena imagen de la que disfruta este producto en el mercado.

foto
Este fruto típico del trópico que comenzó a cultivarse en la Axarquía en los años 80 es muy apreciado fuera de nuestras fronteras. Tal y como se desprende de los datos extraídos, se han exportado un total de 30.000 toneladas, de ellas, 28.000 han tenido como destino los países de la Unión Europea. Y si seguimos desgranando las cifras, comenta Benjamín Faulí, “de estas 28.000 toneladas que han consumido nuestros vecinos europeos, 22.000 han sido de la variedad Hass y 6.000 de piel verde”. Estos datos manifiestan que la exportación en este periodo ha experimentado un descenso de un 35% respecto al año pasado, en que se exportaron 46.386 toneladas, dato que va en consonancia con el descenso de producción.