“Queremos dar a conocer al consumidor nuestra alcachofa resaltando sus cualidades”

Entrevista a Serafín Osta, presidente del Consejor Regulador de la I.G.P. Alcachofa de Tudela

David Pozo16/01/2012

16 de enero de 2012

Representar el Consejo Regulador de una de las señas de identidad de Navarra no es tarea fácil, y por eso Serafín Osta, máximo responsable desde 2010, prefiere no dejar nada al azar. Desde la inclusión en 2001 de la Alcachofa de Tudela en la lista europea de productos con I.G.P. se ha trabajado concienzudamente para hacer llegar al consumidor el mensaje de la calidad como única vía de la diferenciación.  
foto
Serafín Osta, presidente del Consejor Regulador de la I.G.P. Alcachofa de Tudela.

¿Cómo calificaría la última campaña de la alcachofa de Tudela con I.G.P.?

La última campaña ha sido la que más kilos de alcachofa de Tudela se han certificado, pese a que no fue una campaña de alta producción. Creemos que se debe a que nuestra marca es cada vez más reconocida por el mercado y los agricultores. Los comercializadores y los conserveros apuestan por ella. A nivel de calidad ha sido una buena cosecha, aunque no fue una campaña de alta producción.

Un año, una campaña de alcachofas. Es algo que les diferencia de otras alcachofas, donde hay dos o tres cosechas anuales. ¿Es difícil mantener este principio en las épocas que corren o es la única forma de diferenciarse?

Realmente la producción de alcachofa de Tudela se da en otoño y en primavera aunque prácticamente sólo se certifica alcachofa en fresco en la campaña de primavera.

La producción de otoño es pequeña y la calidad de las cabezas no es suficiente para comercializarlas como producto certificado excepto en contadas ocasiones. Por otro lado, para la comercialización en fresco se exige que la plantación sea anual y la producción de otoño se debe, en su mayoría, a la producción de plantas de segundo año, que van a comenzar antes a producir cabezas, pero que dentro de la I.G.P. sólo se pueden comercializar en conserva.

“La única manera de buscar la rentabilidad es la diferenciación”
La producción en nuestra zona es baja en comparación con otras zonas con condiciones climáticas más favorables. La producción se interrumpe con las primeras heladas de otoño y no se inicia hasta que la planta se ha recuperado de las últimas heladas de invierno. La única manera de buscar la rentabilidad es la diferenciación.

Llevan diez años con una marca de garantía como es la I.G.P., reconocida a nivel europeo. ¿Qué ha supuesto para la alcachofa de Tudela?

No vamos a negar que ha supuesto mucho trabajo, poco a poco vamos imponiéndonos mayores requisitos en cuanto al control de la producción, la transformación o manipulación y la comercialización, tal y como van marcando las directrices europeas. Pero ha supuesto también una diferenciación de nuestro producto, por lo que merece la pena el esfuerzo realizado. El conocimiento del consumidor sobre las marcas de calidad europeas es cada vez mayor aunque considero que todavía hay mucho esfuerzo por hacer. Es el único elemento que tenemos para diferenciarnos de las producciones de otros países que entran en nuestros mercados a precios mucho más bajos.

¿La diferencia de precios entre lo que se paga al productor y lo que por ella paga el consumidor sigue siendo uno de los grandes handicaps para el profesional?

Realmente el incremento del valor del precio de los productos a lo largo de la cadena de distribución es un tema que habría que controlar de alguna manera. La diferencia entre el precio percibido por los agricultores y el pagado por el consumidor final es elevada. Los costes de producción aumentan cada año, debido al encarecimiento de los recursos necesarios para el cultivo y a la necesidad del cumplimiento de los requisitos medio ambientales y legales que se imponen en la actividad agraria, mientras que los precios se mantienen con respecto a otros años. La única salida es la diferenciación en el mercado, presentando una elevada calidad, certificada en nuestro caso por la marca I.G.P. ‘Alcachofa de Tudela’.
“Queremos que el consumidor conozca lo que hay detrás de los productos vinculados a un origen, el pliego de condiciones y los controles que deben cumplir”

¿En qué proyectos está trabajando la I.G.P para un futuro próximo?

Pretendemos seguir aumentando año a año la cantidad de alcachofa certificada, queremos dar a conocer al consumidor nuestro producto resaltando sus cualidades. Formamos parte de una campaña de promoción europea que se inició en septiembre de 2010 y continuará hasta septiembre de 2013. Bajo el lema ‘Europa firma los productos de su tierra’ se pretende dar a conocer a los consumidores el valor de las marcas de calidad europeas tomando como ejemplo el Espárrago de Navarra, el pimiento del Piquillo de Lodosa y la Alcachofa de Tudela. Las marcas de calidad europeas Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) e Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.) constituyen el sistema utilizado por la Unión Europea para reconocer una calidad diferenciada, consecuencia de unas características propias diferenciales, debidas al medio geográfico en el que se producen las materias primas y se elaboran los productos, y a la influencia del factor humano que participa en las mismas. Queremos que el consumidor conozca lo que hay detrás de los productos vinculados a un origen, el pliego de condiciones y los controles que deben cumplir.