Cada año, hacia el último fin de semana de septiembre, se celebra en la población riojana de Rincón del Soto el famoso festival gastronómico llamado ‘Festival de la Pera’

  La ternura y la dulzura en peras: D.O.P. Rincón de Soto

Eva Carreño12/01/2012
Situado en el valle del Ebro, a 61 kilómetros de la capital riojana, Rincón de Soto es el municipio que da nombre a la Denominación de Origen Protegida de las peras más tiernas y más dulces.
foto
Etiqueta distintiva 'Peras de Rincón de Soto'.
La pera de Rincón del Soto consiguió en el año 2002 ser reconocida como Denominación de Origen Protegida, siendo la primera pera en lograr esta distinción. Este reconocimiento significa que el producto tiene la máxima vinculación posible con el territorio, ya que asegura que tanto el cultivo como el manipulado se realiza en una zona determinada. La zona de producción de las peras Rincón de Soto coincide con la zona de conservación, acondicionamiento y envasado de éstas.

Cuando la Denominación de Origen Protegida de Rincón del Soto nació, amparaba la producción de cuatro municipios: Rincón del Soto, Aldeanuela de Ebro, Alfaro y Calahorra; todos ellos situados al este de la Rioja. En el año 2010, se sumaron 23 municipios a la Denominación; 8 de la Rioja Alta, 14 de la Rioja Media y uno de la Rioja Baja. En total hay 702 hectáreas acogidas a la Denominación, siendo 23 hectáreas de la variedad Blanquilla y 679 de la variedad Conferencia.

En el mes de julio de 2011, la D.O.P. Peras Rincón de Soto aumentó con tres nuevas empresas el número de comercializadores de su fruta. Gracias a ello, la Denominación cuenta, hoy en día, con nueve empresas comercializadoras y un total de 284 socios productores.

Distinguidas por su dulce sabor, por el índice de concentración de azúcar y por su intenso color verde, la D.O.P recibió recientemente el premio ‘La Rioja Capital’ a la calidad agroalimentaria de esta fruta por su esfuerzo y por su trabajo en la promoción y la comercialización de las peras.

Prueba de este éxito reconocido es su gran aceptación por parte del público. En el año 2010 se recolectaron 8,90 millones de kilos, de los que 4,74 millones de kilos se vendieron bajo la marca ‘D.O.P. Peras Rincón de Soto’. Los últimos datos de ventas completos que existen, a 30 de noviembre de 2011, en los que se vendieron 1,83 millones de kilos, un aumento del 53,94% respecto a la campaña anterior.

foto
Peras D.O.P. Rincón de Soto.

Requisitos de la Pera Rincón de Soto

Las peras acogidas a la Denominación de Origen son frutos de la especie Pyrus Communis L, procedentes de las variedades blanquilla y conferencia, de las categorías “Extra“e”I”, destinados a ser consumidos en fresco.

Caracterizadas por su intenso sabor, marcado por su especial dulzor y su color verde, las peras Rincón de Soto presentan una consistencia superior a las peras de otras zonas, característica que favorece a que la pera Rincón de Soto tenga una mayor concentración de azúcar en la fruta.

Las peras Rincón de Soto también se caracterizan por su generoso tamaño, que debe tener, como mínimo, un diámetro de sección ecuatorial de 58 mm para la pera blanquilla y 60 mm para la pera conferencia; para cumplir los requisitos de la Denominación.

Además, estas peras se distinguen rápidamente del resto de las peras por la rugosidad que presenta su piel. Ésta viene dada por el russeting, una oxidación natural muy valorada en esta fruta que se produce por las nieblas de la zona.

La rugosidad de las peras de Rincón de Soto viene dada por el russeting, una oxidación natural que se produce debido a las nieblas de la zona en la que se cultivan.

Cabe destacar que, como el resto de productos con Denominación, no se venden a granel. Las peras Rincón de Soto se venden envasadas y con una etiqueta distintiva para poder diferenciar con total seguridad una pera Rincón de Soto del resto de peras.

Cultivo y recolección

Los productores de las peras Rincón de Soto usan técnicas tradicionales en el cultivo de los perales. En estos frutales, el aclareo y la poda se realizan de forma manual, así como la recolección de las peras.

Para recolectar la fruta se necesitan dos pasadas. En la primera, un técnico dotado de un calibrador autorizará la recolección de las peras en función del tamaño de los frutos, el color, la resistencia al arranque y la dureza de la carne de la pera.

foto
Peras antes de su recolección.
Un técnico dotado con un calibrador autoriza la recolección de aquellas peras que cumplen todos los requisitos del Consejo Regulador
A partir de ese momento, se dejará que los frutos que aún no han crecido del todo lo hagan y, en la segunda pasada, se recolectarán. Todos aquellos frutos que consiguen pasar todos los requisitos que el Consejo Regulador impone, serán comercializados bajo la marca de calidad de la D.O.P. Peras Rincón de Soto. El resto de frutos se podrán emplear para elaborar zumos y mermeladas.

El arranque del fruto se llevará a cabo de forma manual para poder arrancarlo justo en la intersección del pendúculo con la rama, cogiendo la pera desde la base. El pendúculo que queda en la fruta debe ser redondeado para evitar que dañe al resto de las peras.

Transporte y controles

El transporte de las peras del campo al almacén debe hacerse con menos de seis horas desde el momento de su recolección, que se llevará a cabo manualmente, y se depositarán en palets identificando el nombre del agricultor, la fecha y el número de la finca al que las peras pertenecen, también de forma manual.

La producción de estas peras sigue estrictos mecanismos de control para asegurar la calidad de las Peras Rincón de Soto, como las condiciones del cultivo desde la floración hasta la cosecha y la aplicación de métodos de producción respetuosos con el entorno. Así como para controlar el momento óptimo de la recogida, aplicar los mejores métodos de conservación en el almacén y para certificar la autenticidad del producto.

La pera como valor nutritivo

Las peras son frutas dulces, acuosas, frescas y vivificantes en épocas de mucho calor. Además, son un gran aliado para la salud gracias a sus propiedades nutritivas. A pesar de ser una fruta agradable al paladar y fácilmente comestible, se debe masticar bien para tener una buena digestión.

Las peras aportan gran cantidad de agua, de fibra y tienen pocas calorías. Ayudan a depurar el organismo, a los riñones y al canal intestinal, aportando calcio y contribuyendo a descalcificar las arterias, llevando el calcio a los huesos.

Destacan, además, por su alto contenido vitamínico, al contener vitamina A, B, C, D y E; y por ser antioxidantes, contribuyendo al buen estado celular del organismo en su totalidad.