Posicionamos su web SEO / SEM
Fruit Attraction acogió Apple Attraction, el I Congreso Internacional sobre Producción y Consumo mundial de Manzana

2011, una campaña complicada para la manzana europea

Redacción Interempresas03/11/2011

3 de noviembre de 2011

Apple Attraction puso de manifiesto el pasado 21 de octubre cómo ha cambiado en los últimos veinte años el mercado de la manzana en el mundo. Según los datos ofrecidos por el secretario general de Wapa –World Apple and Pear Associacion–, Philippe Binard, el crecimiento en las últimas décadas ha sido constante, llegando actualmente a setenta millones de toneladas de producción, con un incremento del 74%. Apple Attraction acogió expertos del hemisferio norte y sur para que expusiesen su visión sobre la situación actual y las perspectivas de futuro en las áreas de consumo, comercialización, distribución, técnicas de producción e investigación y obtención de nuevas variedades.

El congreso reunió a una amplia representación de la producción, investigación y comercialización de la manzana procedente de todo el mundo. En un informe presentado por el secretario general de la WAPA, Philippe Benard, se expuso el caso de China, que con más de treinta millones de toneladas, es de lejos el mayor productor de mundo, con un aumento de su producción de más del 630% en los últimos 20 años. Los países de la UE, con una producción potencial cercana a 11 millones de toneladas, se encuentran en segundo lugar. Italia sigue manteniendo en este mercado su posición de liderazgo, con una producción que representa un 30% del total, seguido en este orden por Francia, Polonia y España. Europa cuenta también con otros grandes productores, como Ucrania (1 millón de toneladas), Rusia (900.000 t), o Turquía, que produce anualmente 2.400.000 toneladas.

foto
Los países de la UE, con una producción potencial cercana a 11 millones de toneladas, se encuentran en segundo lugar a nivel mundial
En cuanto al 2011, según los datos ofrecidos por la propia WAPA, en el hemisferio sur se ha registrado una producción de alrededor de 5.200.000 toneladas, con un aumento del 1% respecto al año anterior. La UE prevé una cosecha de 10.100.000 toneladas, representando un 5% de incremento. Según coincidieron los expertos presentes, examinando la cosecha europea con más atención, la temporada está pasando un momento de mercado difícil. A las consecuencias a gran escala de la crisis de la E.Coli, con un fuerte estancamiento para los productores de fruta de hueso, se ha de sumar el generalizado estancamiento de la demanda y los precios bajos debido a la feroz competencia entre los minoristas y las cadenas de descuento.

Las previsiones en el contexto actual hacen pensar que una cosecha relativamente modesta en el 2011, anticipada en una o dos semanas en la mayor parte de las regiones productivas, sea un parámetro que pueda ayudar para aumentar el mercado de las manzanas en la UE para la próxima temporada. Además, la leve disminución en Europa oriental puede dar la posibilidad a la producción de Europa Occidental de incentivar los envíos a los mercados de Europa del Este. Por ejemplo, la manzana es la fruta fresca más importada en Rusia, incluso más que el plátano, con más de 1.200.000 t/año, un 50% procedente de países de la UE. Las condiciones climáticas de este año han sido buenas en la mayoría de regiones, por lo que se espera que la calidad externa, los aspectos organolépticos internos y el tamaño estén por encima de la media.

foto

La situación en España

Hubo oportunidad también, entre otros, de conocer la situación del mercado español. Desde Afrucat (Asociación Empresarial de Fruta de Cataluña) se analizó no solo la situación actual, sino también las estrategias para favorecer nuestra producción. Después de una campaña considerada negativa, en España la pregunta es si conviene o no reducir la producción de manzana. Un factor determinante en la elección es la rentabilidad por hectárea y en cuanto a las manzanas, la cotización media de los últimos años está muy cerca de los costos, de modo que el margen de ganancia es mínimo, y en algunos casos, nulo.
Desde Afrucat se considera que para defender la viabilidad de la producción española en manzana frente a la presión externa y conseguir rentas que aseguren el futuro de las explotaciones se debe afrontar la situación desde dos perspectivas complementarias e indisociables que pasan por el incremento del consumo de las especies y el apoyo a la producción propia.