Este año se producirán 3,30 millones de kilos de esta manzana cuyo contenido en vitamina C es cinco veces superior al resto

Reineta del Bierzo, crujiente delicia con D.O.P.

Redacción Interempresas08/11/2011

8 de noviembre de 2011

Desde el Consejo Regulador definen así las principales características organolépticas de la Manzana Reineta del Bierzo: “intensidad media, mezcla de olores y aromas nasales y retronasales a ácido, hierba, manzana madura y vainilla característicos”. Un fruto que se diferencia de otras variedades del tipo reineta por su extrema dureza y su característica superficie, con un 80% de roña o herrumbe (russeting). Esta temporada se espera una producción de 3,30 millones de kilos de esta manzana con D.O. P. en apenas 130 hectáreas de cultivo.
foto

Reineta Blanca, de color verde oscuro o Reineta Gris, de verde grisáceo, pero eso sí, ambas del Bierzo y con Denominación de Origen Protegida. Más de un centenar de agricultores bercianos producirán 3,30 millones de kilos de este fruto, en apenas 130 hectáreas de superficie, a lo largo de este año, según afirman desde el Consejo Regulador. Una producción superior a la del pasado ejercicio, cuando se recolectaron 3,23 millones de kilos.

Se augura pues un buen año para este fruto, proveniente de cultivos situados en los términos municipales de la Comarca del Bierzo, al noroeste de la provincia de León. Una zona donde se dan unas condiciones climáticas especiales, debido a la altura sobre el nivel del mar, temperatura, pluviometría, humedad y radiación solar, “ideales para la producción de fruta de calidad”, según fuentes del Consejo Regulador. Lo mismo se puede decir de la orografía de esta región, rodeada por montañas y sierras que alcanzan los 2.000 metros.

De su aclimatación al Bierzo, se obtiene una manzana con la que se elaboran postres singulares, como la tarta de manzana autóctona, más conocida en el Bierzo como ‘el sabor del noroeste’.

Reineta Blanca, de color verde oscuro o Reineta Gris, de verde grisáceo, pero eso sí, ambas del Bierzo y con Denominación de Origen Protegida. Más de un centenar de agricultores producirán 3,30 millones de kilos durante este año

La manzana berciana, una variedad del tipo reineta distinta al resto

Dos parámetros diferencian la manzana del tipo reineta que se cultiva en el Bierzo de la producida en otros puntos del país. En primer lugar, la dureza de su pulpa “extraordinariamente alta”, superior a cualquier referencia bibliográfica hallada sobre variedades del tipo reineta, tal y como aseguran fuentes del ente regulador. Y en segundo lugar, su característica superficie, observándose un 80% de roña o herrumbe (russeting). Las normas de calidad que atañen a la reineta contemplan el russeting como una característica epidérmica de la variedad y no lo consideran defecto si se ajusta al aspecto varietal típico, por lo que no hay ninguna limitación al respecto. En el caso de la manzana berciana, el elevado porcentaje de herrumbe en la superficie, la diferencia de otras reinetas provenientes de Aragón o Lleida.

Entre los parámetros externos de esta manzana, destinada al consumo humano en fresco, resalta su aspecto achatado, más ancho que alto, con peciolo corto y una cavidad calicínica (base) cerrada. El calibre supone una de las bases para su comercialización y constituye un buen indicador del desarrollo del fruto. En este sentido, la reineta se incluye en la lista de variedades de frutos grandes. A menudo, el color de fondo constituye el indicador de madurez más visible, aunque en ocasiones se tiene en cuenta, erróneamente, para determinar el momento óptimo de recolección. En realidad, el color de la epidermis de la reineta es verde, por lo que se penalizarán, por parte del Consejo Regulador, las coloraciones amarillentas. Por dentro, la carne de esta manzana reineta es de color crema, descartándose cualquier defecto, mancha o decoloración que pudiera presentar.

Dos parámetros diferencian la manzana Reineta del Bierzo de la producida en otros puntos del país. En primer lugar, la dureza de su pulpa, y en segundo lugar, su característica superficie, observándose un 80% de roña o herrumbe (russeting)
foto
La manzana Reineta del Bierzo llega al mercado en dos versiones. Por un lado, la Reineta Blanca, de tonalidad verde oscura y la más consumida, y por el otro, la Reineta Gris, verde grisácea, de sabor más suave que la anterior. 
Un fruto que se distribuye y comercializa en varias Comunidades Autónomas

La extensión total de la Comarca del Bierzo es de 2.903 km2, lo que representa el 18,7 % de la superficie de la provincia de León. La zona situada por debajo de 750 metros de altitud equivale al 44,88 % de la extensión global de la zona delimitada. La manzana Reineta del Bierzo se produce en una superficie de 130 hectáreas, y en el proceso de producción, conservación, acondicionamiento y envasado intervienen 120 productores y cuatro instalaciones: Central Hortofrutícola del Bierzo (Cefrubierzo), Val de Ornedo, Comercial Fruticultores del Bierzo (Cofrubi) que agrupa a Central hortofrutícola de Carracedelo (Cefruca) y Fruticultores del Bierzo (Frutiber). Hoy en día, la manzana berciana se suministra en varias Comunidades Autónomas como País Vasco, Galicia, Asturias, Cantabria, Madrid, Castilla y León, Andalucía y Canarias (en expansión en la última).

Cinco veces más vitamina C que cualquier otra manzana

Las manzanas protegidas por la Denominación de Origen Manzana Reineta del Bierzo son las clasificadas en las categorías ‘Extra’ y ‘I’ establecidas en el R(CEE) nº 920/89 relativo a la calidad de las manzanas destinadas a consumo en fresco. Una fruta de referencia en la Comunidad de Castilla y León, de características organolépticas singulares: crocancia y jugosidad altas, harinosidad baja, sabor intenso y equilibrado en cuanto a acidez y dulzor. Se aprecia también una mezcla de olores y aromas nasales y retronasales de intensidad media con pincelas ácidas, que recuerdan a hierba, manzana madura y vainilla, característicos en esta fruta. Sin olvidar sus propiedades nutricionales que pasan por un contenido en vitamina C de hasta 5 veces más que cualquier otra manzana. La obtención de la medalla de oro en la Feria de Lérida, la más importante de fruta de pepita en el país en el año 1974, atestigua la calidad de esta fruta, una de las joyas del Bierzo, junto al reconocido botillo, el pimiento asado, la pera conferencia y la castaña autóctonas.

foto
Este fruto, referente en la Comunidad de Castilla y León, se distingue también por sus virtudes nutricionales. La Reineta del Bierzo aporta cinco veces más vitamina C que otras manzanas.
Una manzana con D.O.P. desde finales del año 2001

La historia del cultivo de frutales en El Bierzo de forma intensiva comienza en los años 60 coincidiendo con la creación del sistema de regadíos del Bierzo Bajo, constituido principalmente por el embalse de Bárcena y sus dos vías más importantes de suministro los canales Alto y Bajo del Bierzo. La construcción de los regadíos bercianos supuso la transformación de terrenos baldíos, poblados por monte bajo, cereal y viñedo en el mejor de los casos, en terrenos con mayor potencial productivo.

Desde los primeros contactos con las distintas administraciones iniciados por la Asociación Berciana de Agricultores, en el año 1993, se observó la necesidad de mejorar la calidad de la fruta berciana y a la vez proteger dicha calidad y el origen de la fruta local frente a la de otras zonas productoras. En enero de 1996 se crea la Asociación Promotora Pro Denominación de Origen de la Manzana Reineta del Bierzo. Una entidad cuyo objetivo básico era obtener un reconocimiento de calidad para la Manzana Reineta del Bierzo pero que pretendía, a la vez, impulsar un sector de gran potencial.

Hasta enero de 1997 no se orientó de forma seria el proceso de obtención de la D.O. Así, y de acuerdo con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León se diseñó un plan de actuación a tres años vista, para ir cubriendo los diferentes plazos y registros para la obtención de la Denominación de Origen. Este proceso desemboca en la concesión de la Denominación de Origen, siguiendo las directivas del reglamento R (CEE) 2081/92.

Tras presentar la solicitud de Denominación de Origen, en junio de 1998 se constituyó el Consejo Regulador Provisional por Orden de 18 de junio de la Consejería de Agricultura cuyo objetivo principal era elaborar la propuesta de reglamento y manual de calidad de la D.O. Una vez elaborados ambos, reglamento y manual de calidad, tras diversas modificaciones de la Consejería de Agricultura y del M.A.P.A., el 16 de diciembre de 1.999 se publicó el reglamento de la D.O. en el Boletín Oficial de Castilla y León, siendo ratificado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en el B.O.E. del 1 de enero de 2001. Unos meses después, el 16 de marzo, se publica la solicitud de registro en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas, aunque su aprobación definitiva y publicación tendría lugar el 28 de diciembre de 2001.

foto
Plantación de manzanos en el Bierzo.