Posicionamos su web SEO / SEM

EE UU aprueba definitivamente la entrada de aguacate español

07/01/2014

7 de enero de 2014

foto

El año arranca con buenísimas noticias para el campo malagueño, sobre todo para los productores de aguacate: EE UU ha hecho oficial una noticia que los agricultores esperaban desde hace años. El pasado día 31 de diciembre se publicó en el Federal Register la aprobación definitiva de la importación en los Estados Unidos de aguacate español.

La aprobación incluye los envíos comerciales de la España peninsular, con exclusión de las islas Baleares y Canarias.

Según Benjamín Faulí, técnico de Asaja Málaga, la noticia es de gran importancia, “ya que se abre una nueva puerta a un sector que podrá acceder así a un mercado importantísimo y de gran poder adquisitivo”.

La decisión se produce después de la propuesta de Aphis (Autoridad fitosanitaria de EE UU) en enero de 2013 para establecer las condiciones de comercio para comenzar la importación de la fruta española. El protocolo fitosanitario resultante se concentra en gran parte en reducir al mínimo el riesgo de propagación de Ceratitis capitata, la mosca mediterránea de la fruta.

El procedimiento de importación requerirá el registro de instalaciones de producción, tales como almacenes de comercialización, control de plagas, aplicación de prácticas sanitarias, medidas de control químico y biológico y tratamiento fitosanitario. Los aguacates que no sean de la variedad Hass serán tratados contra la mosca de la fruta, ya sea antes de la salida o de la llegada a los Estados Unidos.

En respuesta a la demanda de Florida de tratamientos en frío después de la llegada, la autoridad norteamericana ha decretado que no se permitirán nuevos tratamientos en Florida a la llegada de la mercancía. Si se detecta algún caso de Ceratitis capitata en las inspecciones de las otras variedades distintas a Hass (piel verde), se suspenderá inmediatamente la importación de ese lugar de producción y se llevará a acabo una investigación por parte de las autoridades españolas y de EE UU.

Una cuestión muy positiva será que las inspecciones se llevarán a cabo por parte de las autoridades españolas y no por el Servicio de Sanidad Vegetal de EE UU.

La asociaciónvalora que se haya hecho oficial y que por fin se pueda entrar en un mercado tan complicado por las condiciones tan herméticas que siempre lo ha caracterizado.