Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Protección Laboral

Rana Plaza: sin protección, sin respeto

Paula Llull24/04/2015
#2oaniversarioRanaPlaza

Parece que las condiciones en Bangladesh siguen siendo más que duras para los trabajadores locales, y en concreto para los que se dedican a la industria textil. Hoy se cumplen dos años de aquel accidente en Savar que se llevó por delante la vida de 1127 trabajadores. Las consecuencias son todavía visibles y los problemas siguen en su mayoría sin ser subsanados.

Estos problemas tienen su origen en un sistema de división del trabajo y ahorro de costes por parte de las multinacionales llevado a cabo en una localidad famosa por su exportación textil, donde los empleados cumplen agotadoras jornadas a cambio de uno de los tipos de salario más bajos del mundo y unos derechos laborales prácticamente inexistentes.

Nuestros nuevos tejanos nos han costado 20 euros, porque han sido fabricados probablemente por una chica de entre 18 y 20 años sin ningún tipo de regulación laboral. Los ha cosido en una media de 30 segundos y se ha ido a dormir después de más de 16 horas sin mover la vista de la máquina de coser. Y si ha tenido que ausentarse para ir al servicio, su compañera ha tenido que esforzarse y coser un tejano cada 15 segundos. A final de mes, le han pagado 38 euros.

Y es que esta república popular de Asia ha sido durante mucho tiempo un macro taller donde ignorar la normativa con total impunidad. Campaña Ropa Limpia lleva desde 1989 denunciando las condiciones de producción de la industria textil. Pero por desgracia, las 1027 vidas perdidas en el derrumbe no provocaron el suficiente miedo en las multinacionales para poner fin a esta situación.

La organización norteamericana Insti­tute for Glo­bal Labour and Human Rights afirma que, de las 3.639 personas que trabajaban en las fábricas ubicadas en el edificio, el 80% eran mujeres jóvenes de entre 18 y 20 años. Hacían turnos de hasta 14 horas y descansaban dos días al mes.


Pocos cambios en los derechos laborales desde 2013

A pesar de las reformas laborales implementadas recientemente y de las que algunas organizaciones hacen un balance positivo, existen aún infinidad de trabas para formar agrupaciones de trabajadores o sindicatos. De hecho, todavía son menos del 10% las fábricas de indumentaria de Bangladesh donde existen organizaciones sindicales ya que muchos trabajadores aseguran que los sindicalistas se arriesgan a tener que enfrentarse a amenazas, intimidación, despidos y, a veces, agresiones físicas por parte de jefes de estas fábricas o terceros contratados

Según el informe del observatorio Human Rights Watch ‘“Whoever Raises Their Head, Suffers the Most’: Workers’ Rights in Bangladesh’s Garment Factories”, que ha sido elaborado a partir de entrevistas a trabajadores de 44 fábricas que en su mayoría confeccionan prendas para empresas de venta minorista de América del Norte, Europa y Australia, se ve reflejado que los trabajadores sufren abusos como agresiones físicas, maltrato verbal (a veces de tipo sexual), horas extras obligatorias, negación del pago de licencias por maternidad, y falta de pago de salarios y bonificaciones en tiempo y forma, aunque en menor medida que antes del desastre.


Evasión de responsabilidad corporativa

Pocas semanas después de la catástrofe, varias (aunque no todas) de las multinacionales que tejían allí sus prendas anunciaron un acuerdo preliminar para crear un fondo de indemnización que debería alcanzar los 30 millones de dólares. Pero tampoco todos los que lo suscribieron cumplieron después con su responsabilidad.

El caso más llamativo, por las contradicciones que presenta con su mensaje corporativo, es Benetton, que abonó solo una pequeña parte -1.1 millones según Campaña Ropa Limpia- de la cantidad que le debería corresponder a escasas semanas del cumplimiento del segundo aniversario de la catástrofe y después de ser presionado por la opinión pública.

“La elección de temas sociales, la colaboración con organizaciones solidarias y el apoyo a las causas que de otra forma no hubieran tenido voz en el ámbito internacional han dado a la marca sentido y valor […] Desde la década de los 80, el Grupo Benetton ha ido siempre en la misma dirección, basando su actuación en un gran compromiso social con las minorías…”


Benetton y su mensaje corporativo
Benetton y su mensaje corporativo

Por último, en cuanto temas de seguridad, los sindicatos internacionales y organizaciones no gubernamentales pusieron en marcha en su momento una movilización global para conseguir mejorar la seguridad de los edificios y la prevención de incendios, y así se consiguió el Acuerdo de Bangladesh sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios. Este Acuerdo fue firmado por casi 200 marcas internacionales, unas 1.500 fábricas y 2 millones de trabajadores están cubiertos por su ámbito de aplicación.

Dicho acuerdo está siendo supervisado por varias ONG’s desplazadas a Savar, que están haciendo un trabajo exhaustivo en términos de seguridad laboral. Un trabajo al que todavía le queda mucho para finalizar y que esperamos que siga así para que pronto podamos decir que, por fin, se respetan los derechos de los trabajadores, y en general, los Derechos Humanos.


#RanaPlaza tuits

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS