Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Grupo Emison - Otros hornos y generadores de calor

Emison

Incinerador residuos: con recuperación o no de calor

Foto de Incinerador residuos
Emison tiene su oficina principal y talleres en Catalunya, y aquí fabrican todas las piezas y el 100% de los equipos. Ello permite llevar unos controles máximos de calidad en todos los componentes. Los hornos están fabricados íntegramente en Granollers, Catalunya (España), sin la utilización de partes provenientes de países en expansión, de dudosa calidad. Todos los productos son de tecnología propia, fruto del departamento de I + D, al que dedicamos un 3% del conjunto de la facturación. Ello permite ofrecer los mejores precios al no tener que pagar costosos royalties. Ofrecen 5 años de garantía en todos los hornos de serie.

Fabrican también hornos para incineración de residuos, sean hospitalarios, urbanos, de barcos y plataformas de extracción de petróleo, industriales, etc., con recuperación o no de calor.

Lo primero a definir es la cantidad de residuos a incinerar y su tamaño. Los hornos están calculados en función del tamaño de los restos a incinerar (con las lógicas variaciones debidas a no tratarse de un producto uniforme), y las dimensiones, sobre todo en boca de carga, están calculadas en consecuencia, por lo que si es preciso incinerar restos de gran tamaño debemos preverlo para efectuar las modificaciones necesarias. Estos hornos se han estudiado específicamente para la utilización señalada, sin problemas de olores ni humos, cumpliendo la legislación vigente, y sin necesidad de disponer de personal cualificado dada su extrema sencillez de manejo.

Para mayores cantidades o aplicaciones especiales fabrican hornos a medida. Están a disposición del cliente para facilitar cuanta información complementaria necesite, y si le interesa asesorarle sobre el enfoque del negocio, ya que tienen clientes en diferentes zonas de España, América y Europa dedicados a este menester. La experiencia es un grado, y a base de hacer hornos y hablar con los clientes los equipos evolucionan. Incorporan un cenicero para separar la recogida de cenizas de la cámara de combustión, con lo que, además de disminuir el tiempo de cremación, si interesa pueden sacarse las cenizas sin enfriar el horno. El cliente ahorra tiempo y combustible. La garantía de los mismos de alarga durante 5 años. Otra ventaja adicional de los hornos es la incorporación de la electrónica, con controles mediante microprocesador y regulación de los ventiladores mediante un análisis del humo que sale de la chimenea para adecuar el aire aplicado al necesario para mantener el 6% de oxígeno en los humos de salida que exige la normativa.

No es necesario hacer nada en el horno, ni accionar válvulas o maniobrar en él. Sólo se aprieta un botón, se abre automáticamente la puerta, se introduce la carga y se aprieta el botón para bajarla. El horno se encarga de todo, incluyendo el control automático de las emisiones. El saber hacer se demuestra utilizando los materiales de forma que den su máximo rendimiento, y no son necesarios gruesos de plancha de casi un centímetro u otros ejemplos de no optimización del uso de los materias.