Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Feria Virtual
Medición y control

Hach - Equipos de medición y control diversos

Hach NA5600sc

Analizador en continuo de Sodio: proporciona datos en tiempo real

Foto de Analizador en continuo de Sodio
Los daños causados por la corrosión pueden llegar a ser casi imposibles de controlar, y repararlos es extremadamente caro. Los esfuerzos por tratar de atajar su gran alcance alteran la integridad de sus procesos, crean periodos de inactividad innecesarios y descontrolan el presupuesto.

El sodio es la principal causa de los problemas de corrosión, incluso cuando las mediciones de conductividad no pueden detectarlo. Durante la hidrólisis, hay cantidades ínfimas de carbonato sódico que se convierten en hidróxido sódico que, a su vez, ataca el hierro de la caldera. El hierro que se disuelve da lugar a ferrato sódico, que crea aún más hidróxido sódico, lo que empeora la situación.

La exposición prolongada a este ciclo provoca que las curvaturas y juntas estén bajo una corrosión constante, lo que no hace sino incrementar el riesgo de grietas, fugas en el condensador y la probabilidad de que agentes contaminantes se introduzcan en su ciclo de vapor ultrapuro y causen estragos en los valiosos componentes de su sobrecalentador y su turbina.

Una de las estrategias preventivas contra la corrosión es la monitorización de sodio como un indicador temprano de los cambios en los niveles de cloruro y sulfato.

Hach se complace en anunciar el lanzamiento del analizador de sodio en continuo NA5600sc, capaz de detectar sodio a niveles de ppb. Esta solución proporciona datos en tiempo real con menor necesidad de mantenimiento, menor posibilidad de error, menor gasto y menor tiempo de espera, lo que permite emprender acciones correctivas antes de que las piezas, los procesos o los valores límite legales se vean afectados.

Además, el NA5600sc incluye:

- Reactivación automática de electrodos para mantener un tiempo de respuesta y una exactitud óptimos.

- Adaptación de electrodos autónoma con reactivos no peligrosos para que la posibilidad de derrame no sea una preocupación.

- Reposición de reactivos cada 90 días.

- Un año de duración de los electrodos y del tubo antes de tener que sustituirlos.

- Tamaño reducido del instrumento con un diseño optimizado para permitir una integración fácil en sitios nuevos o existentes.

- Las herramientas de diagnóstico predictivo, entre las que se incluyen la tecnología Prognosys de Hach, los LED de advertencia y las pantallas de notificación de gran visibilidad, evitan tiempos de inactividad no planificados.

Más información